Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

En 9 Provincias, entre ellas Salta, la economía popular registra más trabajadores que el sector privado

En 9 Provincias, entre ellas Salta, la economía popular registra más trabajadores que el sector privado

En 9 provincias del país (Catamarca, Chaco, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán) los inscriptos superan a los trabajadores asalariados del sector privado registrados.

¿Qué es la economía popular? No hay una única definición para el término “economía popular”, pero se suele referir con ese concepto a aquellos trabajos que se realizan en un marco de mayor vulnerabilidad que el empleo “tradicional”, en relación de dependencia, con derechos laborales, con un eje empleador-empleado y por fuera de relaciones asalariadas formales. En algunas ocasiones, la economía popular es referida por las organizaciones sociales como la “economía de los excluidos”.

Por lo general, la economía popular suele girar en torno a cooperativas, empresas recuperadas, emprendimientos y talleres familiares, o agricultura familiar.

Según explicó Rafael Rofman, director del Programa de Protección Social del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), el término “economía social y popular” es utilizado para referirse “a la organización de grupos de trabajadores de actividades de muy baja productividad, muy vinculada a la idea de las transferencias de ingresos o recursos por parte del Estado”.

Cuántas personas integran la economía popular

Dado que las definiciones de “economía popular” pueden variar, no existe una única cifra, aunque sí existen datos del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Renatep) que pueden dar una idea de las personas que conforman este grupo.

El Renatep es un registro creado en 2020 por el Estado nacional, con el objetivo de formalizar la economía popular y que sirve para “acceder a programas de trabajo, seguridad social y capacitación; participar de redes de comercialización y tener acceso a herramientas crediticias y de inclusión financiera”, según se explica oficialmente. El objetivo del Gobierno, se señala, es “sacar la economía popular de la informalidad”.

Según los datos recopilados entre julio de 2020 y febrero de 2022 son 3.225.268 trabajadores los que están inscriptos en este registro. Pero de acuerdo con estimaciones del director Nacional de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, Pablo Chena, el número podría ser incluso mayor, cerca de 8 millones de personas, en función de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

De los datos recopilados, surge que el 57,8% de los inscriptos son mujeres y que el 64,3% tiene entre 18 y 35 años.

Respecto a la educación, el 61,1% de los trabajadores no completaron los estudios obligatorios (inicial, primario y secundario). Y, de los que sí lo hicieron, el 28,7% finalizó el nivel secundario y sólo el 10,2% declaró estudios superiores.

La mayor cantidad de inscriptos está en la Provincia de Buenos Aires (35,9%); siguen Tucumán (6,2%), Salta (5,9%), Chaco (5,8%) y Santiago del Estero (5,7%). El 40,5% restante están dispersos a lo largo del país y ninguna provincia alcanza el 5%.

En 9 provincias del país (Catamarca, Chaco, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán) las inscripciones al Renatep superan a los trabajadores asalariados del sector privado registrados en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

La prevalencia de mayores inscriptos al Renatep sobre la cantidad de asalariados privados también se ve si se observa por grupos etarios: ocurre en el escalafón de 18 a 24 años (27,1% de inscripciones al Renatep versus 6,7% asalariados privados) y en el de 25 a 35 años (37,3% versus 32,1%).

En qué actividades trabajan

Respecto a la rama de actividad de los inscriptos en el registro, el 33,6% entra en la categoría de “Servicios personales y otros oficios” (como servicios de limpieza o peluquería) y el 28,8% a servicios sociocomunitarios (como trabajadores de merenderos y comedores), mientras que el resto de las categorías se distribuye entre comercio popular y trabajos en espacios públicos (11,8%); construcción e infraestructura social y mejoramiento ambiental (8,6%); agricultura familiar y campesina (8,3%); y recuperación, reciclado y servicios ambientales (4%).

Por otro lado, el 59,6% se organiza de forma individual, el 22,9% en organización comunitaria o social, el 7,8% en cooperativas, y el restante se distribuye en pequeños emprendimientos familiares y no familiares (6,8%), proyectos productivos o de servicios inscriptos en el Ministerio de Desarrollo Social (1,7%) y núcleos de agricultura familiar (1,2%).

Además, el 28,4% trabaja en el propio hogar y el 28,1% lo hace en uno ajeno.

Respecto a la situación fiscal, sólo el 7,2% de los trabajadores del Renatep se encuentra inscripto de manera individual en alguna categoría tributaria: el 6,6% está adherido al monotributo social y el resto se distribuye entre las categorías A y D del monotributo. Para revertir estos bajos porcentajes, el Gobierno nacional presentó en diciembre último un proyecto ante la Cámara de Diputados de la Nación para crear un monotributo productivo, con el cual buscará eximir o disminuir la carga tributaria de los trabajadores durante un determinado período, de acuerdo a la categoría en la que estén inscriptos.

Cómo se financia

El 22,3% de los inscriptos en el Renatep percibe la Asignación Universal por Hijo (AUH) y el 22,5% el Programa Potenciar Trabajo. “El Potenciar Trabajo abarca a una porción menor de la economía popular. El resto tiene otros trabajos en la economía popular, un comerciante o un plomero que trabaja en la informalidad. Esa gente que no recibe el Potenciar Trabajo puede recibir otras transferencias, como la AUH o la Tarjeta Alimentar”, señaló a Chequeado Andrés Schipani, director de investigación del Instituto Universitario Centro de Investigación y Acción Social (CIAS) y doctor en Ciencia Política por la Universidad de California.

Además, el Estado también transfiere a las cooperativas para que compren maquinaria, capital de trabajo. Esas cooperativas pueden tener gente que tenga el Potencial Trabajo o no.

Fuente: Chequeado


Fatal error: Uncaught Exception: 190: Error validating application. Application has been deleted. (190) thrown in D:\InetPub\vhosts\fackass-1718.package\saltaentrelineas.com\wwwroot\wp-content\plugins\seo-facebook-comments\facebook\base_facebook.php on line 1273