Zona Roja: Mary Robles y Victoria Liendro no nos representan porque no viven de la calle | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Zona Roja: Mary Robles y Victoria Liendro no nos representan porque no viven de la calle

Zona Roja: Mary Robles y Victoria Liendro no nos representan porque no viven de la calle

Concejales se reunieron ayer con representantes de la entidad Mujeres Trans Autoconvocadas (MTA), donde se abordó el pedido de instauración de una zona de convivencia destinada al trabajo sexual, teniendo en cuenta que el nuevo Código Contravencional establece la jurisdicción de los municipios para su conformación.

El concejal Mario Moreno indicó que la solución sería reglamentar la prostitución y asignarles un lugar seguro donde no sean hostigadas por la policía.

“Nos plantearon la necesidad de tener un lugar seguro, porque la policía las trata como delincuentes, es decir que quieren una zona de convivencia que les garantice seguridad”, apuntó Moreno y agregó: “Nos plantearon que la policía solo las persigue a ellas y no a los dealers o delincuentes”.

“La semana que viene tendremos una reunión con gente de la provincia y con gente del ejecutivo municipal, porque los concejales solo podemos escucharlas, hacer las gestiones y transmitirle al ejecutivo lo que venimos haciendo”, anticipó el edil.

”Nos dijeron que ni Mary Robles, ni Victoria Liendro las representan porque no viven de la calle y se olvidaron de ellas una vez que llegaron a cargos en el gobierno”, comentó Moreno.

“El 95% quiere seguir viviendo de la prostitución, es un tema complejo; me dijeron que no pueden vivir con un sueldo de 4 mil pesos, ya que ganan eso en una noche de trabajo”, manifestó el concejal.

Por último, Moreno señaló: “Habría que buscar un lugar, llámalo bar, cabaret, o lo que sea, y que estén todas ahí y que la gente vaya y consuma sus servicios, porque la prostitución existirá siempre. Pero que esté reglamentado y sea seguro, porque lo clandestino tampoco sirve”.

Fuente: Capital