Volvieron a manifestarse contra el cierre inminente de Agricultura Familiar y piden a la Provincia que interceda ante Nación | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Volvieron a manifestarse contra el cierre inminente de Agricultura Familiar y piden a la Provincia que interceda ante Nación

Volvieron a manifestarse contra el cierre inminente de Agricultura Familiar y piden a la Provincia que interceda ante Nación

Representantes de organizaciones de la agricultura familiar, organismos públicos, gremios, agrupaciones y organizaciones sociales reclaman al gobierno la defensa de las fuentes laborales y políticas públicas para la agricultura familiar. Ramiro Ragno, uno de los referentes de los trabajadores de la Subsecretaría de Agricultura Familiar, explicó en qué consiste su trabajo y destacó la necesidad de defender las instituciones públicas. “El cierre de la Subsecretaría de Agricultura Familiar por decisión de las mismas autoridades nacionales es casi inminente”, alertó y dijo: “La Provincia sabe de nuestro trabajo y apelamos a que Urtubey y todos los ministros puedan sentarse a defender la institución”.

“Adherimos a la lucha docente, a la defensa de las instituciones públicas. Estamos formados no para cortar calles, manifestarnos ni complicar el tránsito a nadie, pero tenemos que salir a defender una institución que tantos años nos ha costado constituir como es la Subsecretaría de Agricultura Familiar”, subrayó el referente y agregó:

“Nuestro trabajo es estar con los campesinos indígenas, con los más vulnerables, que hoy están muy lejos de la ciudad. Se les está coartando el derecho a tener apoyo técnico permanente, semana a semana”.

En este sentido, explicó que su trabajo consiste en “apoyar los procesos productivos, la cuestión organizativa, formación de cooperativas, actualización o normativas de las personerías jurídicas indígenas, acompañamiento con proyectos o búsqueda de financiamiento para los proyectos y colaborar en el buen vivir de la gente, la formación en derechos, el acceso a la tierra, al agua, el mejoramiento de cuestiones productivas, equipamiento, comercialización”. “Nuestro trabajo es invisible, no llega mucho a la ciudad. Por ahí la gente cree que la verdura y la comida que llega a la ciudad sale o nace de una góndola, y no es así. Casi el 80% viene de los pequeños productores y para que estos pequeños productores produzcan hay toda una estructura estatal que viene acompañando. La gente con la que trabajamos tiene nombre y apellido, los conocemos desde hace años, y es una ausencia que se va a hacer notar y que a nosotros nos da muchísima vergüenza”, señaló.

“Hoy agrónomos, veterinarios, profesionales en recursos naturales, antropólogos, lamentablemente hemos tenido que, sin bandera partidista, salir a manifestarnos y a defender nuestra institución, que es el derecho de la gente básicamente- insistió Ragno-. No estamos defendiendo solamente nuestro trabajo, estamos defendiendo una institución que viene trabajando codo a codo hace más de 20 años. El cierre de la Subsecretaría de Agricultura Familiar por decisión de las mismas autoridades nacionales es casi inminente. Hay compañeros que están muy formados para laburar y si hay que crucificarse simbólicamente o avanzar con otras acciones más críticas lo haremos”.

Siguiendo la misma línea, remarcó que con el cierre del organismo “pierde la sociedad invisible de la historia y de la realidad argentina, que son los pequeños productores campesinos y comunidades indígenas, la gente que está en tierra adentro cuyo estado presente se reduce a un agente sanitario y a los maestros rurales, y por ahí algunos compañeros del INTA”.

“Cierra el acompañamiento del Estado en territorios donde no hay este tipo de apoyo, y este es un sector que necesita facturar a la escuela o al hospital local para poder generar ingresos. Mucha gente opina en contra de planes sociales pero hay que vivir en territorios rurales aislados para saber que la generación de empleo en esa zona es absolutamente difícil y complicada, y es una obligación de Estado generar arraigo. Que sepan que si el Estado no apoya ese sistema de vida ancestral, tradicional en zonas rurales, viene a alimentar a la periferia urbana pobre de las ciudades. Creo que nadie consciente, con identidad nacional y amor a la tierra y al otro, podría seguir apoyando ese desarraigo en zonas rurales. Eso es lo que se pierde”, alertó el trabajador.

Por último, reiteró: “No es una manifestación partidista, es una defensa a una institución que tiene presencia del Estado en territorio”, y puntualizó: “Tenemos el deseo de que el gobierno provincial nos acompañe en la gestión nacional para que se pueda frenar este proceso de cierre. Somos parte de una devaluación de distintas instituciones por la asistencia técnica. La Provincia sabe de nuestro trabajo y apelamos a que Urtubey y todos los ministros puedan sentarse a defender la institución”.

Fuente: Todas las voces todas/FM Noticias 88.1 Mhz.