“Vivimos denunciado a esta casa donde está el aguantadero, desde 2011 y no hacen nada” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“Vivimos denunciado a esta casa donde está el aguantadero, desde 2011 y no hacen nada”

“Vivimos denunciado a esta casa donde  está el aguantadero, desde 2011 y no hacen nada”

Anselma Ríos, una de las madres que lucha contra el paco, explicó la situación de los chicos que sufren de esa adicción y que están internados en las distintas Instituciones del Estado. “Las instituciones no son controladas, no tienen la capacidad  para rehabilitar a los chicos. Están trabajando con chicos que están en recuperación y a ellos los ponen a trabajar de operadores cuando los ven un poco mejor”, acusó.

“En el SEPRI están trabajando así, cuando fui a ver para internar a mi hijo había un chico en tratamiento que estaba a cargo de la puerta de entrada”, aseguró y añadió. “Mi hijo tiene 28 años y no está internado porque es mayor de edad, yo solicité la inhabilitación de personas en 2011,  pero como salió la Ley 26.657,  donde dice que no se puede internar a un chico con problemas de adicción si ellos no tienen la voluntad, no puedo internarlo para que se recupere”.

En ese sentido,  la madre señaló que es duro para ella no poder internar a su hijo porque anhela su recuperación.  “Yo no quiero que mi hijo termine en la calle como un indigente, como madre quiero que se recupere, él está en la casa viviendo con nosotros porque no quiere internarse. Le ofrecimos tratamiento psicológico,  pero él no quiere, lo encerramos para que no salga y cuando se va lo vamos a buscar donde sea, llamamos a la policía para que nos ayude y les señalamos el lugar donde se drogan y venden el paco,  pero la policía actúa como si nada, nos miran como diciendo estos están locos”, relató Ríos.

Asimismo lamentó la falta de acciones concretas para solucionar estas situaciones por parte del Estado y advirtió que algún día va a pasar algo grave. “Ni la policía, ni los vecinos intervienen cuando indicamos que en esa casa venden y consumen paco. A nosotros nos molesta porque está mi hijo afectado, estoy viviendo esa situación,  por eso denunciamos y actuamos en contra de ellos. Durante todos estos años,  como padres lo buscamos y lo sacamos, la última vez mi marido pateó la puerta para sacar a mi hijo de ahí”, expresó.

“Vivimos denunciado a esta casa donde está el aguantadero, desde 2011 y no hacen nada. Antes mi hijo tenía que cruzar la plaza e ir hasta el bajo para comprar,  ahora tiene una boca de expendio a la vuelta de casa. Señalamos las casas, denunciamos y nos exponemos,  pero la desesperación por recuperar a mi hijo es mayor. Nos ven como locas y no hacen nada, yo quiero un futuro mejor porque no estoy sola,  hay nietos atrás mío y no quiero vivir así. Al frente vive un policía de la Brigada, al costado uno que es del Gopar y no hacen nada”, enfatizó Ríos.

La madre  aseguró que seguirá luchando contra la droga. “Tengo 50 años, ya perdí un hijo de 30 años por una enfermedad y no voy a perder otro. No sé hasta cuando viviré,  pero me siento impotente. Amo a mi hijo, no quiero que mis nietos vivan en un barrio que está contaminado con droga, donde al Gobierno no le interesa porque no cuida nuestras fronteras, donde se sigue vendiendo y donde la policía mira de costado”, concluyó.

Fuente: “Todas las Voces Todas” FM Noticias 88.1Mhz