Vacunaciones VIP: Las explicaciones de Amat | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Vacunaciones VIP: Las explicaciones de Amat

Vacunaciones VIP: Las explicaciones de Amat

El Presidente de la Cámara de Diputados admitió haber recibido la dosis, haciendo fila en el Hospital Del Milagro, junto a enfermeros y antes de que se vacunaran Alberto y Cristina.

En medio del escándalo por las vacunaciones VIP, los periodistas Agustín Poma y Alexis Miranda entrevistaron al presidente de la Cámara de Diputados, Esteban Amat, quien reconoció que recibió la dosis en el hospital Del Milagro después de que, desde el propio Ministerio de Salud, se comunicaran con el Coordinador de la Cámara.

Alexis Miranda: – Diputado, usted ¿se vacunó?

Esteban Amat: – Sí, señor.

AM: – ¿Cuándo? Si nos puede contar un poquito…

EA: – Les comento porque la verdad que es algo que está sonando, y cuando uno escucha no tengo nada que esconder. Yo estaba los primeros días de enero, no me acuerdo más o menos la fecha exacta, pero los primeros días de enero en Guachipas. Me habla el Coordinador de la Cámara de Diputados diciendo que había recibido un mensaje, que pase por el hospital Del Milagro a las cinco de la tarde, que tenía que pasar a vacunarme por ahí.

AM: – ¿Quién le dijo? Perdón, Diputado…

EA: – El Coordinador de la Cámara de Diputados.

AM: – Y, ¿quién es el Coordinador? ¿Romeo Medina?

EA: – No, no. Marcelo Villagrán, que lo nombré yo cuando asumí.

Agustín Poma: – A él ¿quién le avisa que había vacunas para usted, presidente?

EA: – Del Ministerio de Salud. Dice ‘Me han hablado del Ministerio de Salud, que pases a las cinco de la tarde, que hay muchas vacunas que están… que no se están poniendo, hay médicos que no se están poniendo, y que como personal estratégico sería conveniente que te vacunes porque estás en contacto con las sesiones permanentes, con riesgo. Tengo un padre de 90 años, que prefería que se la ponga él, me dijeron que…

AM: – Que eran virtuales (las sesiones) en ese momento, en enero…

EA: – Eran virtuales, pero nosotros estamos con los secretarios legislativos, Margarita Vega, Raúl Romeo, Mellán, los taquígrafos, los de seguridad en la puerta. Para que funcione virtual se necesitan 30 personas permanentemente.

AP: – Diputado…

EA: – Pero no estoy queriéndome justificar.

AP: – No, no, no. Por eso me sorprende esto que estaba por decir, que tiene que ver con que tiene su padre de 90 años que no se la puso todavía.

EA: – Yo prefería que se la pongan a mi padre, de 90 años, pero me dijeron ‘Ya van a ver’.Cuando me fui a poner, porque estaba el nombre mío en el hospital Del Milagro, me puse con el documento a las cinco de la tarde. Había enfermeros vacunándose. Y, en todo el trayecto de Guachipas a la ciudad, iba pensando si me la ponía, si no me la ponía, porque era un momento en que la vacuna era veneno.

Me la puse antes de Alberto Fernández y antes de Cristina, que Kicillof no, porque fue en diciembre. Pero, la verdad que era… yo tengo 53 años, no le tengo miedo, estuve todo el año tranquilamente. No le tengo miedo, sí tengo miedo de contagiar a los demás. Mi mujer no se puso vacuna, mis hijos no se pusieron vacuna, mis secretarios no se pusieron vacuna, ni Raúl Romeo ni Mellado, ni nadie de la Cámara, sino la gente mayor.

A lo que yo voy es que se me murió una tía hace poquito, hermana de mi madre, con covid, y el marido, se murieron los dos y uno se pone a pensar y decís ‘Esa vacuna los podría haber salvado’, y uno se siente mal por eso. Pero en el momento que me vine pensando si me la ponía o no me la ponía, me fijé antes si correspondía legalmente ponérmela. Había una resolución de diciembre, que autorizaban a ponérsela y prefería por responsabilidad social, con la cantidad de gente con la que estoy, ponérmela.

AP: – La pregunta es ¿por qué no lo dieron a conocer en ese mismo momento?

EA: – Eso no. Yo soy presidente de la Cámara de Diputados desde donde presenté nota pidiendo por la vacunación de los presidentes de las comisiones, pedí por la vacuna para Godoy, para Silvia Varg, para todos los mayores. Vengo peleándola por los diputados para que se puedan hacer las sesiones presenciales. Se necesitarían 50, 60 vacunas.

Es un momento donde todo el mundo, sobre todo salud, seguridad, educación, necesitan las vacunas. Entonces, nosotros podemos seguir presencialmente con unas cuantas vacunas, no por mí porque no le tengo miedo al virus, sino por la gente mayor que está tratando de que funcione el tema virtual para que pueda seguir funcionando virtual hasta que el día de mañana lleguen vacunas y se pueda hacer de forma presencial y estemos todos.

Hoy hay varios diputados que están vacunados por la edad, que a lo mejor van a poder participar si reformamos el reglamento y la hacemos mixta. Pero jamás escondí, ante mis pares y ante nadie, la vacunación.

AM: – O sea que los 60 diputados sabían que usted se vacunó…

EA: – No sé, con los que estuve saben. Hoy (por ayer) Zapata me preguntó…

AM: – ¿Quién? Por ejemplo…

EA: – Por ejemplo, Javier Diez sabe que me vacuné, le conté a Socorro Villamayor, le conté a Gonzalo Caro, les conté a todos. Tené en cuenta que estamos en el verano y están todos de vacaciones, yo no me fui a ningún lado. Con Segura, te estoy nombrando los diputados con los que me crucé y que saben. Por supuesto que somos 60 y en el verano cada uno está en su departamento. A lo mejor no saben varios.

AM: – Diputado, el Ministerio de Salud es demasiado grande, ¿quién se comunicó con su Coordinador legislativo? ¿Quién del Ministerio?

EA: – Te vuelvo a repetir, le dijeron a mi secretario, a Marcelo Villagrán, lo llamaron por teléfono, le dijeron ‘Dígale a Esteban Amat, que pase por el hospital Del Milagro, que está anotado, hasta las cinco de la tarde puede pasar. Yo llegué cinco y diez, cinco y cuarto al hospital Del Milagro. Me bajé, no me escondí absolutamente de nadie, entré al hospital Del Milagro, hice la cola, estaba anotado yo para vacunarme, me pusieron la vacuna.

AM: – Usted sabe, Diputado, que ahí usted mencionó que estaba en Guachipas. Un senador ¿también se vacunó?

EA: – No, yo estaba en Guachipas, en lo de Néstor Parra, estaba con Federico Parra, estaba haciendo una visita en Guachipas y de Guachipas me volví a eso de las tres, cuatro de la tarde, cinco de la tarde, fui al hospital para corroborar si era así y, por responsabilidad, ante… Porqueuno está entre la espada y la pared. Si no me vacuno soy irresponsable porque ando por todos lados y he tenido la posibilidad de vacunarme, si no me vacuno, las dosis… no sé si estaría abierto un frasco, o si le estaría sobrando, te miento porque esa es cuestión de salud, esa es cuestión del Ministro, es cuestión de cómo lo han organizado ellos.

Después sale el Partido Obrero diciendo que yo no quiero pedir los informes de quiénes se han vacunado y quiénes no se han vacunado, que es totalmente falso.

Se llamó a asamblea para la reforma, una extraordinaria que se llamó para tal fin, para tratar la reforma constitucional. Ahora, no se podía tratar ese pedido, porque si se trata ese pedido se cae el tratamiento de la reforma, porque cuando uno llama a un tratamiento, a una extraordinaria, es para tratar el punto específico por el que se trató. Si no, no hay ningún problema. El primero de abril, el pedido del Partido Obrero, y no solo del Partido Obrero sino de montones de diputados que quieren saber cómo se distribuyó, a quiénes le pusieron, quiénes son, a los mayores de 70, no le quepa la menor duda de que se va a aprobar y se va a mandar el pedido de informe.

AM: – ¿Usted sabe qué otro político se vacunó, Diputado? Aparte de usted.

EA: – Fui solo…

AP: – Y, ¿no había nadie en la fila?

EA: – Había enfermeros…

AP: – No vio a ningún otro estratégico, digamos…

EA: – No había, estratégicos no había ninguno. Es más, yo pregunté en ese momento, me preocupaba mi papá, tiene 90 años, y no podía cambiarle la vacuna mía por la de mi papá. Si no, no le quepa la menor duda de que lo hubiese hecho.

AM: – Lo estamos charlando, Diputado, en el marco de que hay más de 1141 fallecidos, el respeto es también a esa gente que ya perdió a su familia. Y lo más insólito es que el Ministerio de Salud se apoya en dos resoluciones. Una, primero, que no les cabe a ustedes porque es del 26 de febrero usted se vacunó el 14 de enero y después el 8. Es más, en una figura como personal de salud usted, no sé si sabía ese dato.

EA: – No sé cómo figuraré, lo que yo les aseguro es que yo no estoy en cómo se hizo el tema, a quién se vacuna. No estoy en el Ministerio, no soy parte del Ministerio de Salud y de la organización de la vacunación.

AP: – O sea que la responsabilidad es del Ministerio por no haber informado como correspondía…

EA: – Lo que yo no voy a hacer jamás es mentir, y dar la cara siempre y en todo lugar, como lo he hecho toda mi vida.

AM: – Lo que sí está claro es que nadie dio la cara hasta que sacamos la lista, Diputado…

EA: – Jamás me acusaron a mí ni me preguntaron a mí, algún medio si me vacuné o no me vacuné.

AM: – No, no. Esto se hizo público por el trabajo periodístico, no porque vino un ministro, que lo debería haber hecho, y decir ‘tenemos cierta cantidad de vacunados, la hacemos pública en este momento porque entendemos que la vacuna está demonizada, la vamos a promocionar de paso’. Nada de eso pasó.

EA: – Yo creo que el Ministerio de Salud no solo tiene que proteger a los mayores y a los de salud, a los de seguridad, a los de educación, sino también tiene que proteger a todos los que vacunó, como dicen, estratégicamente, y dar los nombres porque no hay qué esconder.

AM: – Usted, ¿está de acuerdo con que den los nombres?

EA: – Totalmente, si Alberto Fernández, Kicillof, cuando se vacunó Kicillof, fue inclusive con foto y todo.

AM: – Y, cuando salieron los amigos del Ministro, perdimos a Ginés García, perdimos a un ministro importante por no sincerar estos datos que acá en Salta parece que nadie cuestiona lo ético. Reitero, si el periodismo no iba atrás de esa lista acá no pasó nada, iba a ser secreto de Estado que Amat y compañía se vacunaron.

EA: – No, yo creo que las listas son públicas y tarde o temprano… En el momento en el que yo me vacuné en enero, me vacuné sabiendo que en algún momento iba a saliry tomando la responsabilidad de vacunarme y de ser responsable ante todo el movimiento que estamos haciendo en la Cámara de Diputados.

AP: – Está perfecto. Si usted me dice, de entrada, ‘Vamos a vacunar a personal estratégico porque tiene que ver con la función de un gobierno, de una Cámara de Diputados, de una Cámara de Senadores, con la justicia’, nadie hubiese estado en contra. Es más, en el momento cuando ustedes se vacunan, seguía demonizada la vacuna y era importante verlos vacunándose para que el resto de la gente también tome confianza. Entonces, por eso digo, si esto no salta de la semana pasada a esta, por un trabajo periodístico, nadie dice nada y acá ‘si pasa, pasa’, cuando lo deberían haber dado a conocer rápidamente. Esa es la impresión que tengo, ya desde la opinión política.

EA: – Comparto que, por ahí, la forma de haber comunicado, será por la pandemia, será por el tiempo, no lo han hecho en tiempo y forma. Lo que yo te digo es que en el momento en que a cada uno lo han ido vacunando, creo que tendrían que haber ido mostrando. No hay por qué estar escondiendo a quiénes han vacunado.

Ahora, si uno vacuna salteando la fila, y no vacunás primero a los de salud, no vacunás educación, no vacunás seguridad, y vas y empezás a vacunar a los chicos de 30 años…

AM: – A Suazo, por ejemplo, 38 años…

EA: – … a los amigos, o a los que hacen política, a los militantes, yo creo que no pasa por ahí, pasa por el orden, con una estrategia de salud. Yo creo que el ministro Esteban es un excelente ministro, ha hecho las cosas, ha tomado en los peores momentos la situación epidemiológica de Salta. Sí ha sido criticado por el tema del nombramiento de la hija, dio sus explicaciones, y yo creo que por ahí ha faltado comunicación. Pero el tema de salud ha mejorado muchísimo. Desde el Ministerio de Salud, a lo mejor, a su segundo o a su tercero le faltó informar, diagramar y comunicar.

AM: – No hay nadie más estratégico que el Gobernador de la Provincia, ¿no? Y, hasta acá, no dijo nada el Gobernador…

EA: – El Gobernador tiene un problema, desde que asumió no deja de gestionar y de realizar trabajos.

AP: – Por eso, más estratégico que el Gobernador no hay. ¿Está vacunado o no el Gobernador, Amat? ¿O no sabe?

EA: – Yo le pongo la mano en el corazón y le aseguro que tiene que estar vacunado, pero por lo que yo pienso, no por lo que yo sé. Si han dicho que hay 10 vacunados estratégicos, 12 vacunados estratégicos, 15, tiene que ser el Gobernador, el presidente de la Cámara del Senado, el presidente de la Cámara de Diputados. Estamos con Marocco yendo a todas partes con el tema del Parlanoa…

AP: – Además, Marocco tiene más de 70…

EA: – Y tiene 74 años, entonces el tema es la transparencia y la comunicación, por ahí pasa todo.

AM: – Exactamente, pasa todo por ahí y porque esto deja abierto a suspicacias. Yo, con la información que hoy tengo, puedo decir vacunamos a Antonio Hucena, un dirigente del interior que es muy clave para el armado del Justicialismo, vacunaron al presidente de la Comisión de Acción Política, clave para el armado de estrategias y se está reuniendo con mucha gente. Y, de yapa, vacuna a la subsecretaria de 38 años.

AP: – De Fortalecimiento, que me parece que no era estratégico…

EA: – Yo no entré en ningún lado para ver quién se vacunó y quién no se vacunó. Y la verdad si te digo quién se vacunó o no, te miento. Ahora, lo que te digo es quePablo Outes es una persona que está caminando la Provincia y anda absolutamente por todos lados así que, si lo han vacunado, yo creo que es de responsabilidad haberlo vacunado para que no contagie por todos lados. Sino propagás el virus por todos lados. Te estoy hablando de personas puntuales, podés hablar de 20 personas puntuales en la provincia porque también tiene que funcionar la provincia.

El presidente del Foro de Intendentes, que yo creo que no lo han vacunado, que también se junta con todos los intendentes.

Está tan mal vista la política que, que se vacunen políticos a la gente le da una indignación total.

AM: – La indignación es cuando mienten. Reitero, es estratégico que el gobernador se vacune, que hagan campañas de vacunación, pero es pésimo esconderlo enero, febrero y enterarnos a mitad de marzo. Usted tiene su posición, nosotros tenemos la nuestra. La gente necesita un compromiso de la política, en este caso de usted, para llamar a una extraordinaria para aclarar de una vez por todo terminar con esta novela de los vacunados.

EA: – Estamos a 16. El primero de abril entran todos los pedidos de informes. Para la extraordinaria hay que juntar los 40 y pico de diputados, dos tercios, y que estén todos presentes. En este momento yo puedo empezarlos a convocar, hay que ver si tengo respuestas de todos.

AM: – La va a tener, porque es un tema que indignó hasta a la gente de su propio espacio.

EA: – En el Senado también están presentados los pedidos, y los pedidos los vamos a realizar. Más importante que presentar los pedidos es que el Ministerio informe. Los pedidos de informe van a estar a disposición a partir del primero de abril.

Fuente: Sapo de otro pozo/ FM Noticias 88.1 MHz.