Urtubey no descarta ser ministro de Scioli | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Urtubey no descarta ser ministro de Scioli

Urtubey no descarta ser ministro de Scioli

El gobernador Juan Manuel Urtubey participó hoy del desayuno de Cadena 3. Evitó decir si será canciller del gobierno de Daniel Scioli en caso de ganar,  pronosticó que las cadenas nacionales no serán como las de ahora,  aseguró que no le hubiese gustado presentarse por tercera vez,  consideró absurdo militarizar fronteras para luchar contra el narcotráfico,  rechazó las consideraciones de Carlotto y fue consultado sobre si es el encargado de decir lo que el Gobernador bonaerense no puede por cuestiones políticas.

A continuación la entrevista textual al mandatario:

Periodista: – Lleva tres períodos consecutivos, 2.007, 2.011, 2.015, ha sido reelecto. Se presenta como una de las caras de la política nueva, nuevas generaciones de políticos que, como es su caso, suelen presentar perfiles menos esclerotizados que la vieja política. Señores feudales, caciques, políticos dueños de territorios de la gente, de la clientela. Sin embargo usted es heredero en esto de una reelección ininterrumpida en tres períodos. Usted fue convencional constituyente cuando Romero, su antecesor, hizo reformar la Constitución a su medida. Usted se está beneficiando con eso, ¿No consideraría que es tiempo de replantear esto en todo el país? Que los gobernadores, por más que sean el mejor del mundo, ¿No deben estar tanto tiempo en el poder?

Urtubey: – Es mucho tiempo, es cierto. Lo primero que no hay que hacer es modificar las normas en beneficio propio. Lo importantes es sostenerse de acuerdo a cómo están planteadas las situaciones.

Yo me he especializado en Derecho Constitucional, de hecho presidí la Comisión de Asuntos Constitucionales en el Congreso durante muchos años, y yo asumí con un desafío en la provincia. Dije: “Probemos cómo es cumplir la Constitución sin cambiarla, sin que cada gobierno que venga trate de cambiar la Constitución”. Porque al final del camino, lo termina haciendo en beneficio propio.

Me preguntás a mí en lo personal “¿Me hubiese gustado asumir el compromiso de encabezar de nuevo la gestión en la provincia por tercera vez?”, y en lo personal te diría que no. Para mí fue una cuestión de responsabilidad política e institucional. A mí me tocó reemplazar  a un sistema de gobierno casi autocrático que había en Salta. Una familia que durante décadas manejó la provincia, y seriamente, si yo no era candidato, si yo no era el Gobernador electo como fui, la provincia tenía el serio peligro de volver para atrás. Y en alguna medida, yo no me puedo dar esa especie de baño, casi de egoísmo en términos personales, de decir: “No, yo voy a construir mi carrera política en otra parte”. Ustedes saben que había distintas versiones sobre posibilidades de competir nacionalmente y demás. Tomé la decisión de quedarme en Salta para evitar que Salta vuelva atrás. Y coincido, es mucho tiempo estar más de 8 años ya.

P: – Con un poco de riesgo ese perfil que estás planteando, porque es un poco el hombre providencial. El que “Si no soy yo vamos todos para atrás”…

U: – Ese es un problema. Lo que pasa es que cuando hay tanta fragilidad en términos institucionales y políticos producto, obviamente de un sistema tan pero tan conservador, autocrático y demás, construir cuesta mucho después de 4 décadas ¿No?

P:- Me gustaría una definición entonces. En principio, conceptualmente, ¿Estarías en contra de estas reelecciones indefinidas?

U:- Sí, en Salta no es indefinida. Es mi último mandato y yo me estoy despidiendo de la provincia.

P:- ¿Pero no es bueno para el sistema entonces? Que la gente esté tanto tiempo en el poder…

U:- Sí, es correcto. De todos modos, yo lo que creo que hay que hacer, y lo he planteado siempre. El poder es una especie de enfermedad incurable, hay que vacunarse antes de enfermarse. Entonces lo primero que hay que hacer es modificar sistemas para no perpetuarte en el poder.

Nosotros cambiamos la ley electoral en la provincia. Establecimos el sistema de boleta única electrónica. Software elaborado aquí, en la provincia de Córdoba, con una empresa de aquí que ha ganado la licitación en la provincia. Eso ha permitido, por ejemplo, que hace dos años en el departamento Capital, el Partido Obrero gane las elecciones en la provincia de Salta.

Hemos establecido una ley de financiamiento público de campaña. En donde “Igual para todos” es el sistema. He eliminado el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, que establecía es intermediación entre la dirigencia política y los más vulnerables, estableciendo lógicas de acción de organizaciones no gubernamentales, de  universidades, de iglesias y demás, que han cubierto esas tareas.

La idea es citarse todos los resortes para cuando y te enfermes de poder no te hagas daño a vos mismo.

P:- ¿Cómo te va con el Intendente de la ciudad de Salta que no es del palo?

U:- Bueno el fue electo ahora, asume el 10 de diciembre, el es actualmente candidato a Vicepresidente de Sergio Massa. Obviamente el pueblo de Salta lo ha elegido a él como Intendente y deberíamos de trabajar juntos en la Provincia de Salta.

P:- La pregunta va con chicana, lo prevengo, porque entre las quejas que recibimos de los salteños es que algunas comunas, algunas intendencias que no coinciden con el gobierno central, en algún caso concreto se llegó a la intervención, y en otros casos, a los que suele ocurrir entre Nación y Provincia, al que no es del palo le cortan los víveres…

U:- Vos sabés que nosotros hemos hecho exactamente al revés. De hecho, te cuento cuando yo fui electo Gobernador de Salta, la provincia tenía 59 municipios, solo en 8 triunfaron los intendentes que me acompañaban, los otros 51 fueron de la otra fuerza política. Luego absolutamente todos me acompañaron y me siguen acompañando. No hay intendentes que no estén acompañando la conducción política, no por otra cosa que no sea que cuando yo llegué al gobierno provincial, la provincia de Salta coparticipaba el 13,5 por ciento d e sus recursos, hoy coparticipa el 24 por ciento  de sus recursos, automáticamente, sin ningún tipo de situaciones diferentes. Eso, en alguna medida, ha generado un fuerte desarrollo territorial, y es por eso que he triunfado de una manera contundente en todos los municipios de la provincia.

Pero en ese marco, quiero aclarar porque ahora, justamente, estamos discutiendo la intervención de un municipio…

P:- De Colonia Santa Rosa, por eso le pregunto…

U: – Claro, que pertenece a la fuerza política mía, pero un Intendente que está enfermo, que perdió las elecciones, que prácticamente ya no está yendo al pueblo. Ya se dio media sanción en Diputados, prácticamente por unanimidad, mañana se sanciona en Senadores. Así que es un mecanismo de emergencia por dos meses, hasta que asuma el nuevo Intendente.

P:- Hay algunos que dicen que Urtubey es la persona que dice lo que Scioli no puede decir, que esta es la voz de lo que Scioli no debe decir por razones políticas…

U:- Yo estoy trabajando incansablemente, y he recorrido gran parte de la Argentina acompañando la candidatura de Daniel Scioli. Daniel Scioli, a mí juicio, es obviamente el candidato peronista que ha nosotros nos garantiza una Argentina en donde el peronismo pueda realmente ser el soporte de gestión.

En realidad, yo soy el encargado de decir lo que yo pienso. Se viene un tiempo nuevo en la Argentina, y entiendo que la conducción de Daniel Scioli, si es que es electo presidente, va a ser una conducción mucho más horizontal, en donde cada una de las expresiones, es claro que en nuestro espacio político competimos distintas expresiones que somos parte de un proyecto común, pero que tenemos miradas diferentes en algunas cosas.

P:- ¿No es un presidente transitorio?

U:- No, no, para nada. Hay un dato de la realidad, ha habido un proceso político que está terminando después de 12 años con, obviamente, un balance que la historia lo va  a hacer, con altísimas cuestiones favorables. También con, no menor, cuestiones que han generado problemas y que hay que resolver en la Argentina. Pero que, en definitiva, es un proceso que termina y empieza uno nuevo.

P:- Estela Carlotto, que representa a un sector muy fuerte, muy próximo a Cristina, ha dicho, si llega: “Va a ser un presidente transitorio, sólo para cumplir el espacio que falta para cumplir el espacio que falta, para que se vuelva a presentar Cristina”, ¿Cuál es tu comentario?

U:- Yo tengo una mirada totalmente diferente a esa, porque eso contraviene la lógica política no sólo de la Argentina, del mundo. O sea, no existe ya en el mundo espacio para que alguien gobierne y otro conduzca. Ya no existe más, este es un dato de la realidad. Y en ese marco, nosotros pensamos que siempre se va para adelante. Lo mejor que puede hacer un gobernante que ha terminado su mandato, es justamente dejar que sea el pueblo el que evalúe. Porque en definitiva, la historia termina evaluando una gestión. Cuando uno lo que hace es sostener vocación de poder permanente, termina complicando las cosas. Veamos como funcionan los países ordenados del mundo, en donde alguien que deja su función de gobierno no vuelve a competir por ella, y pasan a ser casi próceres.

P:- Lo que estás diciendo es que Cristina se tiene que ir a su casa, que es lo que no diría nunca Scioli.

U:- Definitivamente, ella tomó la decisión de no ser candidata.

P:- Dice Scioli: “Continuidad con cambios”, ¿Qué es la continuidad? ¿Qué es el cambio?

U:- Lo primero que tenemos que nosotros entender, a mi juicio, es que no podemos andar inventando a la Argentina cada 4 años. Que ese es el gran problema que tenemos en la Argentina. No le damos continuidad a políticas públicas que son políticas públicas que sirven. ¿Qué es el cambio? Entender el proceso histórico que estamos viviendo y que viene. La Argentina, producto de la región y del mundo, hoy no es la misma que en el año 2.003, ni que en el 2.007, ni que en el 2.011, entonces hoy hay que hacer cosas diferentes de las que se hicieron antes.

Si vos tenías un paciente al que le dolía la cabeza le dabas aspirina, aspirina, aspirina, y al tipo le dejó de doler la cabeza. Pero si le empezó a doler la panza y le seguís dando aspirina, seguramente le vas a perforar una úlcera. Bueno esto es lo que hay que hacer con la Argentina. El paciente, en alguna medida, hoy adolece de cosas diferentes de las que adolecía hace 12 años, entonces hay que hacer cosas distintas.

Por ejemplo, la competitividad de los sectores productivos de la Argentina, hoy está seriamente dañada producto de que el valor extraordinario de los comodities se cayó en el mundo y nosotros tenemos armado un sistema de organización sobre la base de altos niveles de consumo, parado sobre valores extraordinarios de comodities. Eso no existe más, hay que buscar competitividad en otro lado. Entonces hay que ir a mejorar la competitividad de oferta Argentina, para eso hay que invertir en logística, debemos generar un proceso de inversión fuerte. El tema cuál es, para generar un proceso de inversión fuerte hay que hacer algunas cosas, hay que acordar algunas cuestiones que tenemos de diferencias internas y externas de la Argentina.

Vamos a hablar de una cuestión puntual, provincia de Córdoba. Una de las provincias importantes, no sólo en términos de volumen económico sino en términos históricos y estratégico  dela Argentina. No puede tener una relación con el gobierno nacional, parado sobre diferendos judiciales. Hay que sentarse y desde la política acordar los conflictos que tenemos. Conflictos de las cajas, conflictos de situaciones de atrasos en términos de recursos para provincias como la provincia de Córdoba. Como también le pasa a Buenos Aires, Salta y Misiones, que son las cuatro provincias de menos recursos por habitante de la Argentina en términos de coparticipación. Bueno, esas cosas hay que sentarse y discutirlas, y eso creo que es el momento para hacerlo.

P:- ¿Aceptarías la Cancillería si llega a la presidencia Scioli, y dejarías la provincia? ¿O es prioritario el mandato?

U:- Para mí es muy difícil. Tomé la decisión, más del 50 por ciento de los salteños me eligió, realmente es un compromiso enorme que tengo. Sí estoy acompañando a Daniel Scioli y soy parte de un proyecto colectivo. Ahora bien, sinceramente, no estoy hoy en condiciones de decirte eso. Primero, creo que es casi irresponsable, como decimos en el campo, contar los chivos antes de la  parición. Primero hay que ganar las elecciones y después nos sentemos a discutir. Lo que si queda claro, desde mi tarea de Gobernador de la provincia y cómo hoy uno de los vicepresidentes del Partido Justicialista a nivel nacional, voy a trabajar para que el peronismo gane las elecciones y, obviamente, para que Daniel sea el presidente.

P:- El narcotráfico en el país se ha convertido en un problema que nos involucra y nos compromete a todos. Salta es una de las provincias que debe enfrentar el problema, y en esto no es que quiera llevarlo solamente al problema de Salta, peor como gobernador incluso has tomado medidas de microtráfico y demás, aunque depende de políticas nacionales. Todo el mundo sabe que la frontera está perforada, ¿Cuál es tu posición frente a esto? ¿Qué es lo que debe hacer un Estado nacional frente a la realidad por ejemplo de Salta? ¿Y porqué no se ha hecho todavía?

U:- Hemos trabajado fuerte con Daniel Scioli sobre este tema. Hay dos facetas que tiene este problema, el tema de lo que significa la venta para consumo que tenemos en la República Argentina. Que eso se lo que le parte la cabeza a los chicos en los barrios, en los pueblos y demás. Para eso la provincia de Salta generó todo un fuero especial en la justicia provincial, y hemos trabajado. En los últimos dos años venimos teniendo realmente una performance muy pero muy interesante en lo que significa el combate a lo que es la venta de droga minorista que es la que, en definitiva, te termina generando este problema.

Respecto a la cuestión del narcotráfico a nivel  global, es una enfermedad y un problema global que lo tenemos que discutir. Es absurdo el planteo de, por ejemplo, militarizar fronteras. Son todas cuestiones primero fácticamente de difícil cumplimiento. Segundo, esto es un delito trasnacional, se resuelve a nivel trasnacional. Ahora que Bolivia ingresó al Mercosur, nosotros los países del Mercosur, aparte de discutir la cuestión de la competitividad comercial entre algunas actividades de Brasil y de Argentina, nos tenemos que sentar a discutir esas cosas, discutimos Unasur. ¿Cuál es el gran problema de las cuestiones que hoy tenemos?  De lo único que se discute en esos organismos es de cuestiones políticas, yo lo que quiero es que discutamos de cuestiones económicas y sociales, uno de los temas es el narcotráfico.

Para que vos te des una idea, el éxito del Plan Colombia. Cuando bajó el 20 por ciento la superficie bajo cultivo de coca en Colombia, automáticamente creció un 25 por ciento la superficie bajo cultivo de coca en Perú y en Bolivia. Hay una especie de autorregulación del mercado global vinculado  la cocaína. Entonces, en ese marco nos tenemos que sentar a discutir.

Hay dos cosas, uno que es la cuestión del paso de la droga. El paso de la droga hay que discutirlo trasnacionalmente porque pasa, no sólo es un problema nuestro. La otra cuestión, hay que involucrar a las justicias provinciales y a las fuerzas de seguridad provinciales.

P:- Pero ¿Por qué no se ha hecho? ¿Por qué da la sensación de que la Argentina está inerme, desarmada, vulnerable y regalada?

U:- Punto uno, tenemos que asumir responsabilidades los gobiernos provinciales. Nosotros lo hemos hecho, se ha hecho en Buenos Aires. Lo que pasa es que no tienen capacidad operativa para hacerlo, los tenemos que hacer ver. No la tienen los Estados Unidos para controlar que son los que más invierten en seguridad para su país en el planeta tierra, lo vamos a hacer nosotros en la Argentina.

Lo que hay que discutirlo, es en términos de lo que es una realidad global, y este es uno de los déficit que nosotros hemos tenido. Porque no se discute, por ejemplo, aparte de discutir otras cosas en Naciones Unidas, ese tema. Por que no nos sentamos a discutir ese tipo de cosas en la Organización de Estados Americanos, en el Mercosur, en el Unasur. Son las cosas que tenemos que discutir.

P:- La crisis de las economías regionales es todo el país, no es ajena, economías regionales del poroto, de la soja, del trigo, de la cebolla en Salta, y la pobreza. Llevás mucho tiempo al frente del Ejecutivo Provincial, ¿Realmente a retrocedido la pobreza en Salta?

U:- En nuestra provincia sí. Primero, lo he planteado en su momento, discutir sobre estadísticas vinculadas a pobreza es casi una inmoralidad. Lo que uno tiene que ver es la película, las cosas que estamos haciendo, ¿Ayudan a que la gente esté mejor o no? Bueno en ese sentido en la provincia de Salta hemos tenido una evolución enorme.

Hay cuestiones estructurales que hacen a la competitividad de las economías regionales que hoy nos están complicando seriamente. En mi provincia, particularmente, gran parte del sector productivo está fundido. Porque hoy llevar una tonelada de granos desde Salta hasta el puerto de Rosario cuesta más caro que llevarlo de Rosario a Ámsterdam. Segundo, los costos, por ejemplo, en lo que significa agregaduría de valor, dándole valor agregado a la producción en lo que significa no solo energía, sino también transporte y comunicaciones, hoy no te hacen competitivos a los sectores productivos. Hoy tenés prácticamente 40, 45 días de corte de energía en la actividad industrial en la Argentina, eso te lleva a que, por lo menos, perdiste un 15 por ciento de rentabilidad vinculado a los que se sólo energía.

Por eso lo que yo digo es que la competitividad en la Argentina no se resuelve solo con tipo de cambio. La competitividad se resuelve garantizando logística de energía, para que puedas trabajar todos los días del año, se resuelve garantizando políticas de logística de transporte. Para eso se necesita inversión, para eso la Argentina tienen que resolver algunas cuestiones pendientes que tienen a nivel internacional.

P:- Hoy está Tévez en Córdoba, Boca juega esta noche con Defensa y Justicia por la Copa Argentina. Por la misma copa Tévez estuvo en Formosa, y fue en esa ocasión donde dijiste que no te podés enojar con Tévez, que no han logrado erradicar la pobreza de la Argentina. Han pasado 12 años, ¿Por qué deberíamos creerle al peronismo que va a solucionar la pobreza, la inflación, el narcotráfico y todos los problemas que tenemos hasta ahora, que no han solucionado en los últimos 12 años?

U:- La verdad es que el gran problema que tenemos en la Argentina es que matamos al mensajero. Cuando alguien dice lo que no queremos escuchar, nos la agarramos con el mensajero. Y en ese marco, ¿Por qué creo que se puede resolver problemas en la Argentina? Primero, en política, hay te voy a explicar lo que decía el general Perón, los demás son peores. Ese es un dato objetivo de la realidad porque lo han demostrado.

El problema cuál es, yo entiendo que para el tiempo que viene tenemos el candidato que tiene el perfil que lo resuelve. Porque Daniel Scioli es una persona que tiene una mirada moderna respecto de cómo se puede generar desarrollo productivo en la Argentina, y atrás tiene el background de todo el apoyo de una fuerza política que le va a permitir tener la fuerza para hacerlo. Se necesitan dos cosas, decisión política y fuerza de gestión, y creo que Scioli tiene las dos.

P:- O sea se terminó el kirchnerismo y empieza el peronismo…

U:- Es que, en definitiva, eso es natural. Porque el patrón referencial hoy en el gobierno es la presidenta, como corresponde. El patrón referencial de la Argentina dentro de 4 meses va a ser el nuevo presidente, que espero que sea Daniel Scioli.

P:- ¿Tenés conciencia de lo que estás diciendo? ¿Te estás granjeando una cantidad de enemistades?

U:- Pero es que lo que pasa es que eso es la realidad. Volvemos a la historia, después pueden querer matar al mensajero, pero la realidad es así.

P:- Pero a la Cámpora no le va a caer bien lo que estás diciendo…

U:- En definitiva es una cuestión de la naturalidad con la cual se da la vida. Porque el 10 de diciembre, el que va a conducir la Argentina, trabajamos nosotros para que sea Daniel Scioli, será Macri, será Massa, será Stolbizer o quién sea. Con lo cual buscar la conducción en otro lado es de mínimo una torpeza. Entonces, en ese marco, yo creo que se abre un nuevo espacio, con un nuevo alineamiento. En donde hoy, por ejemplo, sectores vinculados al peronismo históricamente, como lo es propiamente esta provincia con sus actuales autoridades, van a encontrar probablemente mucho más puntos de contacto con un nuevo gobierno peronista que con los que había ahora, en donde había una fuerte contradicción, este es un dato de la realidad.

P:- Si ganara Scioli, ¿Seguirá con las cadenas cuando quiera y como quiera? He dicho intencionadamente la pregunta más tonta porque yo la considero que no es tonta, porque ir contra la ley me parece tonto. Entonces, no hay porque soportar la cantidad de cadenas que hace esta señora presidenta. ¿Ustedes van a seguir haciendo lo que realmente ustedes crean creyendo que son los reyes de la Argentina y no que son las personas elegidas para dirigir a todos los argentinos?

U:- Yo tengo una mirada diferente respecto de cómo es la lógica de comunicación. En mi provincia, a pesar de tener el marco normativo adecuado para hacerlo, no he generado medio estatales, me he resistido a la tentación porque, en definitiva, vuelve al principio. Creo que uno se debe desojar de atributos de poder antes de tenerlo para evitar después el mal uso de los mismos. Y en ese marco, me paree que yo en lo personal iría hacia mecanismos de comunicación bastante más modernos. Poder llegar ala gente de otra manera mucho mejor.

Fuente: Cadena 3