Urtubey Gobernador: “Convocatoria popular y el ocaso de la izquierda posibilista” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Urtubey Gobernador: “Convocatoria popular y el ocaso de la izquierda posibilista”

Urtubey Gobernador: “Convocatoria popular y el ocaso de la izquierda posibilista”

leonardo juarez 1

 

Por Leonardo Juárez Profesor de historia. Miembro del Comité Central del Partido Comunista de la Argentina

 

El lanzamiento de convocatoria popular en Salta ha sido la oportunidad propicia para la presentación de la candidatura a la gobernación de la provincia de su actual titular  Juan Urtubey.

En realidad este hecho habla más de los integrantes de este flamante espacio político, que dé el primer mandatario provincial; si consideramos que el mismo (C.P.) propicia en los papeles un programa de medidas que rompan con la matriz neoliberal en economía, la construcción de la patria grande y el antiimperialismo (entre otros puntos) y por otra parte se alía con un gobernador que es parte de una burguesía diminuta, inútil, atrasada y despiadada, con aceitadas relaciones con la embajada yankee (recordemos el lanzamiento de su candidatura presidencial desde Nueva York) y articulaciones políticas y económicas con el Oriente golpista boliviano, con el Chile de Piñera  y defensor  de la Alianza del Pacifico.

En el plano local está al frente de una provincia que representa el 1.45 del PBI  de la Argentina , su atraso hace que la disputa fundamental esté dada por los recursos que manda la Nación , es decir la rapiña, no por lo que produce.

La  economía  de Salta representa el 0,3 % de la manufactura nacional y lo que fundamentalmente se produce es de origen primario, de baja calidad técnica y de escaso valor agregado, ej: caña de azúcar que se hace desde hace 230 años, o tabaco desde hace más de un siglo; es decir que no inventaron nada y tienen bien  ganado el título de inútiles.

Y por supuesto para no ser menos, Urtubey copiándole el programa energético a Romero, se ha encargado de entregar  todos los recursos petroleros y gasíferos hasta el año 2023 a multinacionales de origen fundamentalmente norteamericanos,  sin ningún tipo de control del estado provincial en boca de pozo, por lo que se asume como cierto las declaraciones juradas que brindan dichas empresas.

Y si miramos el sector privado, ¿Qué industria están planificadas? Ninguna, porque si no pone el estado no hacen nada, claramente son estos sectores los más beneficiados por los subsidios nacionales. Entonces ¿por qué deberíamos seguir manteniéndolos, cual es la razón por la que tendríamos que sostener las ganancias de esta lumpen burguesía parasitaria que representa Urtubey?

Esta aparente contradicción  es explicable por variadas razones , pero entre estas quiero resaltar dos : en primer lugar , el oportunismo político, porque la única bandera que defienden estos personajes es la de la calavera y el par de tibias, piratas de siete mares, han navegado todas las aguas del peronismo: menemismo, duhaldismo, kirchnerismo, romerismo, etc; pero también como dijo D’Elía, en segundo lugar  porque Urtubey es un soldado del modelo, y entonces uno tiene que preguntarse por el modelo; y ante este interrogante hay que decir que efectivamente en lo central están de acuerdo y es, en que  el manejo de los  recursos claves de la economía (alimentarios, energético y financieros) estén hegemonizados por capitales norteamericanos.

No hay que ser muy perspicaz políticamente  para concluir, que si empiezan impulsando la candidatura de Urtubey, culminaran alzando en nombre de alguna “razón de estado”, o sin ella, la candidatura presidencial de Scioli.

Ahora si en  el universo Kirchnerista liderado por Cristina, la doctrina oficial de dicho espacio pasa por la afirmación del capitalismo productivo como componente  decisivo del modelo (por otra parte el keynesianismo manco que aplicaron durante diez años no le redundo en esa idea),cabe preguntarse ¿cuál es  el rol de la izquierda  que tributa en ese espacio llámense comunistas , o socialistas, o como se llamen?, ¿porqué no cambiar de nombre incluso?, pues claramente si acompañan este supuesto se ha producido en las mismas un cambio radical en su ideología.( tesis 2 sobre Feuerbach: el problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico).

De todas formas para cualquier fuerza que se precie  de izquierda la candidatura de Scioli terminara con la misma; no quizás con su nombre y sus símbolos, pero si decididamente con su razón de ser histórica.

Las clases trabajadoras no han logrado aún constituirse en el sujeto que lleve a cabo el relevo histórico, que desplace a esta burguesía del poder definitivamente; en esta tensión trágica nos encontramos, pero va quedando  cada vez más en evidencia, (por si hiciera falta) que  un programa de revolución requiere de una fuerza de programa que trascienda los partidos ordenadoras del sistema (PJ-UCR); porqué definitivamente la lumpen burguesía es parte del problema, no de la solución.