Un salteño que desde el ring recuperó el rumbo de su vida | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Un salteño que desde el ring recuperó el rumbo de su vida

Un salteño que desde el ring recuperó el rumbo de su vida

 

Descubrió su pasión por el boxeo hace cuatro años, entrenando en la escuela municipal “Carlos Monzón” del penal de villa Las Rosas. A fines de mayo recibió el reconocimiento del Concejo Deliberante por Deportista Destacado. Actualmente trabaja en un programa de la Municipalidad.

La historia de Exequiel Segundo, de 26 años, comenzó a escribirse no hace mucho tiempo. Una parte de la historia de su vida está relacionada con la dura experiencia de purgar una condena en la cárcel. Sin embargo, eso parece oculto ante los logros deportivos y laborales que comenzó a obtener desde hace poco tiempo. Ésos logros también fueron obtenidos por las posibilidades de prácticas deportivas e inserción laboral que ofrece la municipalidad capitalina, a través de sus distintos programas.

Los cambios en la vida de Exequiel comenzaron hace aproximadamente cuatro años atrás cuando “descubrió” la existencia de la escuela de boxeo Carlos Monzón, que funciona en el interior del Servicio Penitenciario de villa Las Rosas.

“Un día pasaba por ahí y vi que estaban haciendo gimnasia”, recuerda ahora. En ésa ocasión conoció a Claudio “El Tula” y a “El Diablo” Ricardo Toconás, quienes al poco tiempo, se convertirían en su entrenador personaL y preparador técnico, respectivamente.

Aunque recordó que le gustó comenzar a boxear, “hubo un tiempo en que me puse mal”. Sin embargo, las películas que abordaban la temática del boxeo, volvieron a encender en él esta pasión. “Entonces vi una película del Mono Gatica. Empecé a ver en televisión a Mohamed Alí, Sugar Ray Leonard, me empezó a gustar el boxeo y a dedicarme más”.

Al cabo de un sostenido tiempo de entrenamiento, el reconocimiento llegaría a fines del mes de mayo de este año, cuando el cuerpo del Concejo Deliberante lo reconoció como Deportista Destacado, reconociendo su trayectoria.

Fue entonces al poco tiempo que fue invitado por funcionarios a integrarse a las diversas actividades laborales disponibles que ofrece el municipio. Desde entonces desempeña actividades de herrería, que incluyen el armado de cestos para residuos.

Sin embargo, la suerte de Exequiel no parece agotarse aún. En los próximos días debe elevar toda su documentación personal como requisito para acceder a trabajar en el área de Acción Social de la Municipalidad.

Prevé que en el término aproximado de dos semanas, obtendrá su libertad condicional. Para entonces tendrá un mes por delante de entrenamiento en vistas a su primer combate profesional boxístico, previsto para inicios del mes de noviembre.

Un ejemplo de constancia personal.