Trabajadores de los Centro de Inclusión Transitoria denuncian precarización | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Trabajadores de los Centro de Inclusión Transitoria denuncian precarización

Trabajadores de los Centro de Inclusión Transitoria denuncian precarización

Gabriela Ochoa es trabajadora en un Centro de Inclusión Transitoria (CIT) y contó la problemática que están viviendo debió al trabajo precarizado.

Ochoa explicó que los CIT, que depende la secretaría de Niñez y Familia que a su vez depende del Ministerio de Primera Infancia, son lugares donde se aloja transitoriamente a niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales. En Salta hay 6 dispositivos armados de acuerdo a cada edad.

Indició que se llaman transitorios debido a la ley 26.061 que manifiesta que el Estado debe crear dispositivos de contención, hasta que se solucione la problemática y los niños puedan volver con sus familias.

En cuanto a los trabajadores, indicó que hay CIT que tienen 16 empleados de planta permanente y otros que tienen 4 con el resto precarizado. En dispositivos que son para ocho niños, hay una sobrepoblación con 12 a 16 niños.

La situación de los trabajos viene desde hace 4 años, según indicó Ochoa. Debido al número de niños, han pedido constantemente la inclusión de nuevos empleados para un cuidado más eficiente. “Hace 4 o 5 años venimos notando con mis compañeros de trabajo que tenemos mucho ingreso de chicos con problemáticas psiquiátricas, por lo que dos personas dentro de una casa cuidando a 12 o 16 chicos, medio que la matemática no te da cuando el niño necesita cuidados especiales”, manifestó.

Explicó que hay tres tipos de empleados: miembros del equipo técnico, psicólogos y asistente social; jefes de dispositivos y operadores o cuidadores, que es el persona que está todos los días con los chicos. Muchos cuidadores y miembros del equipo técnico, están precarizados.

En ese sentido, informó que hay dos figuras de precarización: la de voluntario“ y la de acompañante terapéutico. El reclamo actual es que una trabajadora que lleva 4 años bajo la figura de voluntaria, fue despedida. “Esto tiene que ver con el achicamiento del estado. Además había un compromiso previo de dar una designación a los compañeros para ser más estables”, expresó Ochoa.

Remarcó que los trabajadores ponen el cuerpo a las situaciones que no son sencillas, porque hay que trabajar con niños, con la historia familiar que llevan y “abrir sus corazones”, para que el pase por el CIT sea lo menos traumático posible.

En ese sentido, la trabajadora manifestó: “Te involucras mucho en el servicio que das y de la noche a la mañana te dicen que no servís, cuando esperaste cuatro año para que te reconozcan el trabajo que hiciste.

Por el tipo de trabajo que realizan, no pueden realizar medidas de fuerza. “Hay que estar con los chicos. Somos una especie de madre, padre, amigo, tío”, dijo Ochoa, pero aseguró que la gente debe “conocer” lo que pasa ahí adentro y no solo a madres que denuncia a los trabajadores.

Criticó la falta de políticas reales de la niñez para sostener a los niños en sus familias, e informó que la mayor cantidad de chicos ingresan a los CIT por cuestiones de pobreza y no por problemáticas graves como la violencia o el abuso.

Fuente: Todas las voces todas – Fm Noticias 88.1 MHz