¿Se viene el boletazo? : Los empresarios buscan mayor rentabilidad y amenazan con el funcionamiento del servicio | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿Se viene el boletazo? : Los empresarios buscan mayor rentabilidad y amenazan con el funcionamiento del servicio

¿Se viene el boletazo? : Los empresarios buscan mayor rentabilidad y amenazan con el funcionamiento del servicio

Directivos de las empresas de colectivos en Salta firmaron una solicitada a fin de pedir públicamente una audiencia con el jefe de Gabinete de la provincia, Carlos Parodi, para rechazar los aumentos mínimos ofrecidos que no alcanzan para afrontar los costos.

El vocero y abogado, Hipólito Yrigoyen, remarcó que el riesgo de perder un normal funcionamiento del servicio no es una amenaza, sino una situación inevitable en caso de no mejorar los ingresos para el mantenimiento del sistema, al que consideró modelo en el país.

Desde Saeta se manifestaron, a través de Yrigoyen, a favor de las políticas sociales que incluyen el boleto gratuito para estudiantes y jubilados, como así también aclararon que no es un pedido de aumento de boleto de pasajeros, sino un mayor destino de fondos presupuestarios a las empresas.

De todos modos advirtieron que “por las gratuidades, la recaudación no permite que el sistema se autofinancie”.

Según estudios de costos, en Salta se pagan boletos muy por debajo de lo que debieran y además se otorgan aumentos inferiores al proceso inflacionario.

Este año ofrecieron un 5 %, luego un 15% escalonado y finalmente, la última oferta fue de 20% escalonado hasta enero 2018, pero las empresas dijeron “no”.

“Si hoy tendríamos que seguir el último estudio de costo, el boleto debería ser de $19”, señaló Hipólito Yrigoyen, abogado y vocero del empresariado

“Es necesario abrir los libros contables y ponerlos bajo control público”

“Esta situación pone negro sobre blanco en cuanto a la conformación de SAETA. Todo el mundo dice que se trata de una empresa estatal pero, como tal, no presta servicio en ninguno de sus corredores porque están todos concesionados. Es muy importante que la gente lo entienda porque es al empresariado a quien se le garantiza la ganancia por km recorrido y son ellos los que reciben subsidios de más de 700 millones de pesos anuales, es decir, en ellos no tienen impacto los beneficios sociales como el pase libre o el boleto a jubilados porque el gobierno se los reconoce mediante estos subsidios”, explicó al respecto Julio Quintana, diputado provincial del PO.

Asimismo, el legislador obrero sostuvo que, ante la falta de respuesta a los reiterados pedidos de informe respecto a los números de SAETA, hoy se desconoce el nivel de beneficio que tienen las empresas. “Nadie sabe. Ahora nos enteramos que no se cumplen sus expectativas, bueno, queremos que abran sus libros contables para conocer cuáles son los beneficios que tuvieron los últimos 13 años y, en función de eso, saber si tienen la espalda para garantizar cubrir el servicio aunque hoy vayan a pérdida, pero la pérdida se tiene que considerar en conjunto del negocio, no solo sobre el momento”, puntualizó.

Advirtió, además, que el estado provincial paga parte del salario de los choferes, paga el gasoil utilizado en las unidades, compra las unidades, entre otros ítems subsidiados. “Para clarificar el tema es necesario abrir los libros contables y ponerlos bajo control público”, reiteró Quintana y añadió: “Yo estoy seguro de que no pierden nada y que tienen ganancias extraordinarias, ahora, lo que es cierto es que puede que tengan ganancias menos extraordinarias que en periodos anteriores, pero el negocio sigue siendo fenomenal y ese es el punto”.

Según el legislador, la solicitada se da en el contexto de un retiro de subsidios por parte del gobierno nacional. “El gobierno provincial, como los empresarios, consideran que ese retiro de subsidios debe ser cubierto por un aumento en el precio del boleto y – por lo que da entender el escrito – por la quita de beneficios como el pase libre o el pase para jubilados”, aseguró.

En tanto, Quintana advirtió que “hay que poner en discusión el conjunto del funcionamiento del sistema de transporte porque si ellos tienen ganancias – con el nivel de subsidios que tienen -, habría que considerar si el servicio no se presta por administración”. “Esta solicitada se trata de una amenaza. El transporte es un servicio esencial para la población y, abriendo los libros, podría saberse si los empresarios fueron parte de un desfalco al Estado en nombre de que los beneficios que cobraron en el último periodo no se derivaban estrictamente del servicio que prestaban”, precisó.