Se apuntala Romero como candidato a gobernador y Sáenz podría ser el vice de Macri | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Se apuntala Romero como candidato a gobernador y Sáenz podría ser el vice de Macri

Se apuntala Romero como candidato a gobernador y Sáenz podría ser el vice de Macri

Comienza a deshojarse la margarita, a medida que se aproximan los tiempos electorales van corriéndose algunos velos y con ello aparecen los actores principales con aspiraciones provinciales en el espacio de cambiemos.

Mete la pata al barro Romero y ya camina por el interior de la provincia para tejer su proyecto político con miras en el 2019, Rosario de Lerma, Rosario de la Frontera, Orán son algunos de los lugares donde pisa y se muestra, aunque afirma que será candidato a senador nuevamente, varios lo ven como la persona que disputará la gobernación.

Esboza una sonrisa el hábil político Juan Carlos Romero y hace silencio cuando se le platea una candidatura de corte ejecutiva, mientras les dice en voz baja a los cercanos, “eso depende de ustedes”.

Eso, justamente, eso, es lo que hace que corra el rumor en los corrillos políticos de que ya está en carrera y provoca algunos cosquilleos en los seguidores de cambiemos que tienen sus expectativas puestas en otros hombres como Martín Grande y Gustavo Sáenz.

Pero, los que están junto al “hijo del tigre” deslizan que se están haciendo las diligencias para que Sáenz sean el candidato a Vicepresidente de Mauricio Macri, un lugar protagónico para el actual intendente capitalino, quién ya mantuvo reuniones con Rogelio Frigerio y que le ofrendará la Agencia Nacional de Intendentes de Cambiemos al presidente para que le asegure los votos necesarios para la reelección.

El más incómodo en este escenario es Martín Grande que se recuesta en los brazos de Marco Peña para impulsar sus aspiraciones, pero no puede desconocer que una jugada de esta envergadura está aún por encima del niño chillón de la primera jefatura.

El silencio de Gustavo Sáenz que ha mermado su ínfula desde que Romero salió al ruedo, corresponde a una acción de mesura, o bien, de expectativa con los ánimos de ver cómo queda parado para decidir si juega la vicepresidencia, la gobernación o la renovación en la intendencia.

Muchos de los que lo apoyan quieren que se presente como candidato a gobernador, que dé el salto, pero, otro tanto, quieren que continúe siendo el intendente capitalino, claro que son pocos los que conocen de la posibilidad de la vicepresidencia del cantor salteño.

Sin embargo, y ante tanto ruido, el intendente capitalino puso a trabajar las máquinas y los obreros, abriendo con ello los cerrojos de su cartera y dejando salir los billetes para que algunas obras se hagan, calmando con ello el ansia de algunos dirigentes barriales que clamaban por una mejora.

Pero sabe el intendente salteño que la situación del 2019 no será la misma que la del 2015, que ya no podrá desafiar a los molinos de vientos, que ahora lo tienen agarrado, que ya no podrá jugar al llanero solitario.

La margarita que se va deshojando los aproxima a Macri – Sáenz para el 2019, de la misma forma que lo hizo en el 2015 con Sergio Massa, la política tiene eso de ser el mundo de lo posible, y hoy por hoy Sáenz le representa a Macri mucho más que Michetti.

Romero, Sáenz, Grande y Olmedo enfrentan el tramo final para las definiciones, uno de ellos solapado, la sorpresa de lo que se decida no está lejos de conocerse.

Fuente: Ramón Francisco Antesana Diario El Informante