Salud Pública destina fondos a los municipios para descacharrar cuatro veces al año | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Salud Pública destina fondos a los municipios para descacharrar cuatro veces al año

Salud Pública destina fondos a los municipios para descacharrar cuatro veces al año

La coordinadora de Epidemiología de la Provincia, Griselda Rangeón, informó que ya se comenzó a trabajar sobre los planes de contingencia frente al dengue en nivel los hospitales de la provincia. “El plan consiste en prepararnos y en ver qué vamos a hacer en el momento en que los pacientes empiecen a consultar con síndromes febriles”, explicó y detalló que los hospitales deben calcular las horas de atención y preparar al equipo de salud para trabajar en prevención. Además, aseguró que desde Salud Pública está presupuestada una ayuda económica a los municipios para que realicen el descacharrado cuatro veces al año, aunque evitó indicar cuáles son los municipios en falta.

La funcionaria reconoció que el brote del período 2.015-2.016 fue tan importante como el brote que se dio en 2.006 en 15 provincias de la Argentina, incluida Salta, con una cantidad de casos sospechosos que superó los 76 mil casos a nivel nacional, y cifras por encima del 50 por ciento de los casos del año 2.009. Por lo que advirtió: “Nuestra población ya estuvo expuesta a los distintos serotipos, algunas personas enfermaron de un serotipo y ante el ingreso de uno nuevo puede desencadenar una forma de dengue grave”.

En este orden, señaló que esta situación fue la que afectó a la población del departamento Orán con las defunciones que se produjeron. “Fueron 11 a nivel país y 7 fueron aquí, eso quiere decir que tenemos que esperar la forma grave porque tiene que ver con los cuatro serotipos y la exposición al riesgo de nuestra posición”, adelantó.

Asimismo, sostuvo que la provincia cuenta con un Laboratorio de Virología en el Hospital del Milagro, por lo que no es necesario enviar las muestras a Buenos Aires, y aseguró: “Tenemos un método rápido y esta tecnología se ha transferido a los hospitales de Orán, Embarcación y Salvador Mazza. Las áreas operativas del norte tienen capacidad diagnóstica rápida y si es confirmatoria deben enviarlo al Hospital del Milagro o a laboratorios tropicales de Orán”.

Dinero desde Salud para el descacharrado

Rangeón indicó que las tareas, en este sentido, se realizan de manera conjunta con los municipios y la población, y explicó que desde Salud Pública se destina un presupuesto para colaborar en las tareas de descacharrado en los municipios. “El pago, que ya está presupuestado sobre un monto de manzanas declaradas por cada municipio, es de 14 litros de gasoil por manzana, al precio actualizado de gasoil”, precisó y aclaró que se efectiviza en la medida en que se cumplen las tareas.

“Una vez por trimestre el municipio recibe una ayuda para hacer la campaña y que esta actividad se haga en el término más corto, cuatro veces al año. Tiene dos opciones, hace el descacharrado y no presenta documentación o puede que no lo haga, los fondos están y se transfieren contra trabajo certificado por los gerentes de los hospitales”, detalló la funcionaria quien reconoció que los municipios no siempre cumplen con el trabajo pero evitó dar detalles de las localidades.

“No voy a nominalizar a los municipios que están en falta, pero en capital todavía no hemos pagado una campaña de descacharrado, lo que no quita que se pueda haber hecho en forma parcial en los barrios de mayor riesgo”, afirmó y dijo: “Hay municipios que ya han realizado dos campañas, hay algunos que hicieron una y otros que no hicieron ninguna”. Sin embargo, añadió: “Se han hecho actividades de descacharrado, sobre todo en la zona de responsabilidad del Hospital Papa Francisco”.

Tareas de prevención

“El Aedes es un mosquito mudo y pica de día, el zancudo pica de noche, el tema se basa principalmente en la prevención a nivel domiciliario”, destacó Rangeón y resaltó la tarea de los Agentes Socioambientales que dependen de la Municipalidad, quienes han sido capacitados para realizar estas tareas en los domicilios.

Asimismo, explicó que durante el invierno se trabajó aplicando lavandina al 35 por ciento en los recipientes que no se van a descacharrar para destruir los huevos que quedaron adheridos a las paredes de los mismos, en tanto en primavera y verano se trabaja colocando larvicidas y rociando las plantas ornamentales con Spinosad, otro método biológico. “En el último brote no hemos usado insecticida”, afirmó y señaló que cuando se llega al uso del insecticida es porque fracasaron las medidas de prevención anteriores. Además, aclaró que el repelente es entregado por Salud Pública ante el paciente sospechoso para evitar que sea picado por mosquitos y se contagien.

Fuente: “Hora 7 radial” FM Noticias 88.1 Mhz.