Reynoso y colaboradores volvieron a la escena de los hechos en Orán | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Reynoso y colaboradores volvieron a la escena de los hechos en Orán

Reynoso y colaboradores volvieron a la escena de los hechos en Orán

La inspección ocular para constatar las entradas y salidas del despacho del ex juez Federal Raúl Reynoso, duró tres horas, bajo estrictas medidas de seguridad. Para ello se trasladaron todas las partes al edificio del juzgado de Orán, que presidía el hoy imputado por asociación ilícita, prevaricato y concusión.

El ex juez Raúl Reynoso volvió a su despacho del Juzgado en Orán, solo ésta vez “del otro lado del mostrador”, como acusado.

El quinto día del juicio en contra del ex juez fue llevado adelante por el Tribunal Oral Federal presidido por el juez Federico Diez, con la integración de los vocales Carlos Jiménez Montilla y Gabriel Casa.

Todos se trasladaron al Juzgado Federal con sede en Orán, en medios de estrictas medidas de seguridad correspondientes a la metodología que se lleva adelante en el programa de protección de testigos y que recomienda la custodia del Tribunal, del Juzgado y la del imputado propiamente dicho.

Este hizo que desde las 11 de la mañana de ayer la ciudad de Orán viera alterado su movimiento habitual de los lunes. Las calles en los alrededores del Juzgado Federal tenían el tránsito suspendido y no se permitía que la prensa se acerque al lugar, mucho menos ingrese al edificio.

Así transcurrió el día en el que Raúl Reynoso ingresó de nuevo al Juzgado, pero ésta vez “del otro lado del mostrador”, como se dice comunmente.

Testigos protegidos

Los empleados, muchos de ellos son testigos protegidos, ocuparon sus sillas habituales por aquellos años, mientras Reynoso era magistrado. Alguno de ellos fueron trasladados a otras dependencias y otros ocupan otras funciones.

Se filmó desde todos los ángulos para verificar y considerar la visión que los empleados mantenían desde sus puestos de trabajo, ya que esto servirá al momento que cada uno de ellos deba testificar en su momento frente al TOF en la Sala I en Salta Capital. Estuvieron presentes todas las partes durante la jornada que finalizó alrededor de las 19,45 horas.

Reynoso estuvo acompañado por su codefensor Federico Magno; y los abogados también imputados por sus codefensores; una excepción fue el caso de René Gómez, que nombró a su representante en la audiencia anterior, título que recayó sobre Miguel Ángel Fernández, quien además defiende a Ramón Valor.

Junto a Valor, son juzgados René Gómez, María Elena Esper y Eladio Gaona, los empleados del Juzgado Federal de Orán Miguel Saavedra, César Aparicio y su hermana Rosalía, todos por ser supuestos integrantes de la asociación ilícita que “cobraba por beneficios” a detenidos por narcotráfico.

Menos Rosalía Aparicio, quien enfrenta una causa por ser supuesta presta nombre, en virtud que una finca que habría pertenecido al ex juez por un supuesto pago de beneficios, figuraba a su nombre.

Máxima seguridad

La jornada comenzó puntual y finalizó en el mismo marco de seguridad en que se había iniciado. Se dijo que hubo en la mañana una supuesta amenaza de bomba, pero esto no fue confirmado, solo uno de los abogados dijo no haberse enterado de nada.

El fiscal Carlos Amad se mostró conforme con los datos obtenidos tras la inspección ocular, señalando a Nuevo Diario que “este trámite judicial servirá para poder interpretar los dichos que cada uno de los empleados vertirá en su momento frente al Tribunal cuando sea el tiempo de responder preguntas”, dijo.

Aclaró que los empleados que estuvieron presentes fueron solo los que trabajaron por aquellos años, y en las funciones que ocupaban, teniendo en cuenta que hay algunos de ellos que ya no están en los mismos cargos.

“Peritos de Gendarmería filmaron, desde distintos ángulos y cada uno de los sectores, mostrando que veía cada uno de ellos, lo que se podrá conocer cuando estén en calidad de testigos brindando sus testimonios”, sostuvo Amad. Finalmente dijo que “fue una medida judicial muy bien cumplimentada”.

La defensa que coejerce Federico Magno habría insistido en varias oportunidades con datos, que buscaban resaltar que el ex juez no podía estar a solas con nadie, ni hacer ingresar a gente sin que fuera vista por todos. Esto en la medida que se usara la entrada principal, ya que existe una puerta, al costado cerca del despacho del juez, que tiene salida hacia la playa de estacionamiento del Juzgado, que es por donde además ingresan los detenidos.

La escena laboral

Por parte de la querella que representa Carlos Garmendía, dijo a Nuevo Diario “se hizo un largo recorrido por el interior del Juzgado por todo el edificio, se hicieron sentar a los empleados en los lugares que ocupaban y que visión se tenía desde afuera”, dijo.

Aclaró que no se tomó testimonial, pero si estuvieron los empleados que luego deberán declarar. Para mí fue ilustrativo y para quienes no conocen el edificio también. Estas inspecciones son muy útiles en el trámite porque aclaran dudas que pueden surgir a la hora de preguntar”, sostuvo.

La próxima audiencia será el día lunes 23, en la Sala I de la ciudad de Salta, atento que el próximo 16 se recuerda el Día de la Diversidad Cultural y es feriado nacional.

Trascendió que son 19 los testigos que están dentro del programa de testigos protegidos en la causa del ex juez Reynoso y el resto de los imputados, en la mayoría serían empleados del Juzgado Federal de Orán, o personas de cercanía con Reynoso. Como se sabe, en el extenso juicio son 170 los convocados y recién fueron escuchados siete de ellos.

Fuente: Nuevo Diario