“Quédese con Paputsakis, con Demitrópulos, y con toda la runfla de huele culos que tiene” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“Quédese con Paputsakis, con Demitrópulos, y con toda la runfla de huele culos que tiene”

“Quédese con Paputsakis, con Demitrópulos, y con toda la runfla de huele culos que tiene”

Ente llantos, el ex concejal Guillermo Capellán despachó una furiosa editorial contra su ¿ex? amigo Gustavo Sáenz, intendente de Salta.

“Señor intendente Gustavo Sáenz, a quien – contra viento y marea – defendí en la época de campaña. Quiero contarle públicamente mi decepción, tuve que soportar el manoseo de los griegos, de Nicolás Demitrópulos, de Sócrates Paputsakis y usted ahí, como Salomón o como Pilatos”, inició.

Según el Capellán, él “se jugó la vida y le dio los votos” para ganarle Guillermo Durand Cornejo en las elecciones internas pasadas.

Además se reconoció “profundamente intelectual y muy inteligente” como para “pertenecer al circo” que – según sus palabras – rodea al Intendente. “Yo no, yo soy el Guille, que recoge donaciones por toda la ciudad para llevarle a los pobres en su nombre, para defender su figura, para enaltecerlo, para ponerlo más arriba. Ese es el Guille, señor Intendente, no el Paputsakis, ni tampoco el Demitrópulos,  que tienen de empleados a abogados que cobran la deuda fiscal que me la cobraron a mí, yo la pagué y se quedaron con $1000 de honorarios incompatibles con la función pública”, señaló.

Mas adelante, el exconcejal le anunció a Sáenz que había perdido a su más grande amigo. “El amigo que tiene su radio a su disposición”, enfatizó y cuestionó la distribución de la publicidad oficial municipal: “¿Por qué a los De Vita les paga $360.000 por mes por esos medios pedorros que tienen?” Capellán aclaró que no quiere dinero, pero reclamó un trato más justo con los medios en Salta que “se juegan” por el Intendente.

Finalmente, el comunicador dijo estar decepcionado porque pone todo su dinero “para ayudar a los pobres” en nombre de Sáenz, mientras el Jefe Comunal “enriquece a aquellos que tal vez ni siquiera se lo merecen”. “Yo no quiero un peso y siempre se lo dije”, reiteró.

“Por favor Intendente, entienda que a partir de este día el Guille no está con usted. Quédese con Paputsakis, con Demitrópulos, y con toda la runfla de huele culos que tiene, porque yo jamás lo voy a hacer y jamás me voy a ensuciar con un solo centavo del pueblo de Salta. Perdón, Gustavo Sáenz, por haberme equivocado”, concluyó.

Fuente: La Radio del Guille