Purgando pecados: Pernod Ricard intentaría “limpiar” su imagen con refacciones en la Catedral de Cafayate | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Purgando pecados: Pernod Ricard intentaría “limpiar” su imagen con refacciones en la Catedral de Cafayate

Purgando pecados: Pernod Ricard intentaría “limpiar” su imagen con refacciones en la Catedral de Cafayate

Luego de 20 años de usurpación de tierras públicas y múltiples maniobras poco claras para apropiarse de 32 hectáreas municipales y de un camino provincial, los usurpadores lanzarían una serie de acciones para congraciarse con la población “lavando” culpas.

Por estos días se instaló el rumor que la empresa vitivinícola Pernod Ricard financiaría la refacción de la catedral de Cafayate, en un intento por mejorar su imagen ante la comunidad a la que usurpa y explota ilegalmente tierras municipales.

La ocupación ilegal de tierras por parte de Pernod Ricard ha provocado múltiples, enormes y millonario daños causado a todo Cafayate. Primero, porque privó a la comunidad por más de 20 años de utilizar su patrimonio en beneficio de los habitantes con una usurpación escandalosa y mal habida.

Segundo, porque sumió a los cafayateños en una situación de tensión y conflicto con maniobras oscuras que van desde el avieso intento de anexar las 32 hectáreas a su propiedad sin consentimiento de la Municipalidad, hasta la adulteración de Cédulas Parcelarias, ocultamiento de embargos en tierras que pretendía entregar al municipio, pasando por escandalosas y vergonzosas tasaciones para desvalorizar las tierras que usurpa y revalorizar las que pretendía entregar en canje. Todo esto con serias sospechas de complicidad por parte de las actuales autoridades municipales.

Ahora, y tras otras maniobras con un convenio plagado de falsedades y planos poco claros de tierras con las que pretende canjear las 32 hectáreas de los cafayateños, las informaciones dan cuenta de que intentaría “limpiar” su pésima imagen ante la población, financiando con 1.200.000 pesos la refacción de la Catedral de Cafayate.

Es oportuno recordar que en plena tensión por el conflicto generado por Pernod Ricard, a raíz de la usurpación de más de 20 años, el Obispo de la Prelatura de Cafayate, Monseñor Demetrio Jiménez, en conjunto con vecinos movilizados por la recuperación de las 32 hectáreas para el pueblo, ofrecieron como una opción para destrabar el conflicto la convocatoria a una mesa de dialogo abierta en la que participaran la totalidad de funcionarios en actividad (senador, diputado, intendente, concejales); la empresa usurpadora; los vecinos movilizados y los otros interesados en ofrecer tierras en canje por las 32 hectáreas apropiadas ilegalmente por Pernod Ricard, todos bajo la moderación de la autoridad eclesiástica.

Ello finalmente fue rechazado por la usurpación, por el Intendente de Cafayate y los concejales almedistas, negándose rotundamente a que participen los otros oferentes y los vecinos autoconvocados en defensa de las tierras.

Ante la consulta a diferentes bodegueros y productores vitivinícolas de Cafayate respecto de lo que puede estimarse como deuda de la empresa con la localidad por la privación ilegal del patrimonio durante más de 20 años y la explotación espuria de las tierras, las cifras fueron disímiles, pero se calcula que los usurpadores adeudan al municipio unos 20 millones de pesos solo de la explotación ilegal de las tierras (producción de uvas y elaboración de vinos),

La cifra salta a más del doble si se estima lo que debería pagarle a los cafayateños por más de 20 años de arriendo de las 32 hectáreas, concluyendo que Pernod Ricard les debe una cifra que ronda los 50 millones de pesos.

Esto muestra que el 1.200.000 de pesos de “aporte” con el que la usurpación intenta limpiar su imagen, en realidad es solo una mísera “devolución” de lo que viene usufructuando ilegalmente en perjuicio de muchísimas generaciones de cafayateños.

Como dato complementario y llamativo de este intento de “purgar pecados” por parte de los usurpadores, las fuentes consultadas afirman que también en esto, por aquello de que “todo tiene que ver con todo”, las relaciones “amigables” de Almeda con Pernod Ricard aparecerían en esta obra de refacción de la Catedral, ya que la misma quedaría a cargo de la cada vez más polémica Cooperativa 23 de Mayo, cuya cara visible es Adrián Torres, beneficiario de las adjudicaciones directas de prácticamente toda la obra pública municipal.

Fuente: Radio Cafayate