Policía de Salta: Abuso sexual, narcotráfico, apremios ilegales, violación y robo | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Policía de Salta: Abuso sexual, narcotráfico, apremios ilegales, violación y robo

Policía de Salta: Abuso sexual, narcotráfico, apremios ilegales, violación y robo
  • Silvestre estima que “el 1% de la fuerza está relacionada al delito”
  • Un uniformado y un agente del servicio penitenciario detenidos por violar a una joven
  • La Federal allanó una comisaría y detuvo a un policía por narcotráfico
  • En Orán investigan a patrulleros por abuso sexual, apremios ilegales y robo
  • Siguen los allanamientos por el cabo exonerado y el gendarme acusados de narco

De un tiempo a esta parte casi a diario surge información de hechos delictivos protagonizados por oficiales de la provincia. Sin ir más lejos, se anunció la detención de un exagente y de un gendarme en funciones durante un operativo antinarcóticos; sumado a esto, un policía y un agente penitenciario fueron detenidos hoy por la violación de una mujer.

Ante la recurrencia de los hechos, Ángel Silvestre, jefe de la Policía Provincial, brindó una conferencia de prensa para ofrecer detalles sobre dos nuevas detenciones por narcotráfico.

Según explicó, la banda estaba liderada por una persona que se contactaba con narcos de Bolivia, la droga era acopiada en Aguas Blancas y, desde allí, era trasladada por tierra hasta Salta.

“Creemos que hemos detenido a toda la banda”, dijo el Jefe, al tiempo que confirmó que una de las personas detenidas fue miembro de la fuerza hasta que fue exonerado en 2011 por tráfico de hojas de coca.

En tanto, respecto a los oficiales detenidos por la presunta violación de una mujer, Silvestre solo dijo que están a disposición de la Justicia.

Cabe destacar que, mientras se realizaba la conferencia, algunos periodistas alertaron sobre una nueva detención en Bº Ceferino al allanar el domicilio de un miembro de la fuerza implicado en la venta de drogas. “Solo sé que es un operativo de la Federal”, respondió Silvestre.

“Es preocupante la situación, pero también tengo el alivio de que la gente que se equivocó en su camino está siendo detenida. Le pido a la población de que denuncie cualquier irregularidad”, expresó el funcionario policial y agregó: “Se estima que el 1% de la fuerza está relacionada al delito. Es nuestra intención que todos los casos de corrupción sean descubiertos y los delincuentes sean detenidos”

Curioso es que las implicancias entre policía y delito salgan a la luz con más frecuencia durante el mando de Silvestre, quien fuera colaborador de la anterior jefatura comandada por Marcelo Lami. Consultado sobre este punto Silvestre dijo: “Que se sepa todo esto en mi gestión es importante porque demuestra que no se van a perdonar esas actitudes. Sé que hay mucha gente sana que me está acompañando”

Y añadió: “La gran cantidad de denuncia en la página web demuestra que la población confía en nosotros. Nuestra institución es una de las que mejor desempeño tiene en el país”.

Además explicó que la investigación interna en la fuerza fue una directiva que dieron apenas asumieron en sus funciones los nuevos jefes y que el que hoy se conozcan los casos es producto de estas investigaciones. “En el tiempo que estuve acompañando al jefe Lami no se conocían muchos casos y nosotros nos propusimos limpiar la fuerza”, señaló.

Finalmente, Silvestre aseguró que las rencillas internas dentro del aparato de seguridad no existen.

Dos policías detenidos por violar a una joven

Se trata de un efectivo de la Policía de la provincia y otro del Servicio Penitenciario. La víctima es una mujer de 23 años, quien despertó en un hotel alojamiento con los dos sujetos.

La joven los habría conocido en el after de Aurelio y no recuerda nada, solo que despertó en un hotel alojamiento de Villa Palacios mientras era violada por uno de ellos, paralelamente, el otro muchacho lo alentaba. El jefe de la Policía, Ángel Silvestre, confirmó el hecho.

El domingo, la mujer efectuó la denuncia contra estos hombres de la fuerza, uno de 35 y el otro de 40 años, por lo que fueron detenidos pasado el mediodía y quedaron a disposición de la Fiscalía.

El médico que atendió a la víctima informó que hubo “abuso con penetración” y ahora se espera que la Fiscalía tome una decisión y dé los resultados.

En tanto, los acusados fueron sometidos a la audiencia de imputación ante el fiscal penal, Federico Obeid, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual. Los dos efectivos se negaron a declarar, tras lo cual la Fiscalía solicitó que se mantenga la detención de ambos.

Las actuaciones penales se iniciaron a partir de la denuncia de una joven de 23 años, cuya identidad se mantiene en reserva.

La víctima, según reveló en su denuncia, contó que habría sido adormecida con alguna sustancia somnífera, estado en que los imputados aprovecharon para conducirla hasta el motel alojamiento, donde fue víctima del abuso sexual.

Uno de los atacantes fue detenido por personal del Servicio del 911, el que acudió tras el alerta realizado por personal del Motel y a instancias del pedido de ayuda que realizó la joven. Tras la detención de uno de los acusados, la policía no tardó en detener a su cómplice.

Uno de los efectivos, según lo informado desde la Fiscalía, es un miembro de la Policía de la provincia, en tanto, que el otro es un guardiacárcel del Servicio Penitenciario Provincial. Tras la audiencia de imputación realizada, el fiscal Obeid solicitó al juzgado interviniente la mantención de la detención de ambos imputados.

La Fiscalía imputó a los efectivos el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de partícipe”. Asimismo dispuso una serie de diligencias a fin de establecer otros aspectos relacionados al hecho, como así también ordenó la realización de informes psicológicos, psiquiátricos y ambientales de los dos imputados.

También se dispuso las medidas de protección y contención de la joven, para quien se solicitó la realización de un informe psicológico.

La Federal allanó una Comisaría y detuvo a un policía

El allanamiento se produjo en la Comisaría 9na, mientras que la detención del efectivo se realizó en una vivienda de barrio Ceferino por venta de estupefaciente.

Primero, los federales irrumpieron en el edificio policial ubicado a metros de la Terminal de ómnibus , lugar donde obtuvieron documentación que sería importante para una investigación que llevan adelante.

Seguidamente se trasladaron a una vivienda de calle Juan Carlos Dávalos, en barrio Ceferino, y tras allanar el edificio se procedió a la detención de un efectivo de la Policía de la provincia.

Según se pudo saber, el hombre detenido realizaría trabajos de patrullaje por la zona, y estaría vinculado a la venta de estupefacientes.

Toda la actuación se llevó a cabo por orden de la Fiscalía Penal N°6 tras la denuncia de un vecino.

Orán: abuso sexual, apremios ilegales y robo

La Fiscalía penal de la ciudad de Orán lleva adelante distintas diligencias en torno a una denuncia radicada por una pareja. En vista del tenor de la acusación, se dispuso la intervención de miembros de la Policía Federal y de Gendarmería Nacional a fin de llevar adelante las pesquisas.

Las actuaciones, según informaron desde la Fiscalía, se iniciaron a partir de una denuncia radicada por una pareja, cuyas identidades se mantienen en reserva, en la subcomisaría 9 de Julio de la ciudad de Orán el domingo pasado en horas de la madrugada.

Las víctimas indicaron que alrededor de las 1.30, pocos minutos después de abandonar un local bailable, fueron interceptados por un vehículo del cual descendieron varios hombres, a quienes identificaron como policías de la División de Drogas Peligrosas.

Los supuestos policías los redujeron y lo llevaron hasta un inmueble, en el cual agredieron al hombre, le robaron una importante suma de dinero y abusaron de la mujer, quien posteriormente sufrió convulsiones, lo que obligó a los policías a trasladar a la pareja hasta el hospital.

Al denunciante (Policarpio Flores de 32 años, con un amplio prontuario en el ámbito delictivo), lo habrían golpeado hasta quedar desmayado, mientras que a la mujer la habrían violado entre varios uniformados.

Los denunciantes agregaron que posteriormente fueron asistidos en un centro médico privado de esa ciudad, cuyos médicos certificaron las lesiones productos de los hechos denunciados. Al respecto, fuentes de la Fiscalía informaron que se ordenaron medidas a fin de resguardar la documentación médica extendida.

Asimismo se dio participación a efectivos de la Policía Federal y de Gendarmería Nacional a fin de llevar adelante otras diligencias investigativas, como así también se dio intervención al Cuerpo de Investigaciones Fiscales.

La Fiscalía informó que se recibió ya declaración testimonial de las víctimas y que se llevan adelante otras actuaciones a fin de poder establecer la identidad de los policías que habrían participado de estos delitos.

Un gendarme, un policía exonerado y 60 kilos de cocaína 

Un nuevo caso de miembros de las fuerzas de seguridad vinculados al narcotráfico quedó al descubierto, cuando un gendarme y un policía fueron detenidos junto a otros ocho integrantes de una banda, justo cuando movilizaban 60 kilos de cocaína.

Se trató de un amplio despliegue realizado por la policía de la provincia, bajo las órdenes del juez federal de Orán, Gustavo Montoya. En plena ruta nacional 50, cerca del río Blanco, varias patrullas de Drogas Peligrosas y de la Brigada de Investigaciones de Orán detuvieron a tres vehículos: una camioneta Amarok, un automóvil Astra y una camioneta Ford Ranger.

Con el correr de las horas se supo que los tres vehículos habían salido de una finca que colinda con el río Bermejo, en el límite con Bolivia y por donde habrían ingresado los paquetes de cocaína.

Tras cargar el estupefaciente, los tres vehículos tomaron la RN 50 para dirigirse, en un primer momento, a la ciudad de Orán y luego hacia el sur del país.

No se confirmó cuál era el destino final de los ladrillos, un dato que es parte de la reserva que aún se mantiene alrededor de la investigación judicial.

Estacionados a la orilla de la ruta, varios policías inspeccionaron el interior de los vehículos donde hallaron 60 ladrillos envueltos en cinta de plástico color rojo. Bajo la mirada de testigos se realizó el examen de narcotest y el pesaje: el resultado fue que hallaron 60 kilos de cocaína de máxima pureza.

Diez personas quedaron detenidas, entre ellas un gendarme que cumple tareas en esa jurisdicción norteña y un policía de la provincia. Se supo que el gendarme es Manuel Federico Garnica, oriundo de Villa General Belgrano, provincia de Formosa. El efectivo se desempeña desde enero en el Escuadrón 20 con asiento en Orán.

En tanto, el expolicía que fue destituido en el año 2011 por un caso de contrabando de hojas de coca era cabo y fue identificado como Norberto Osvaldo Inclan.

Además se secuestraron 4 autos, 18 celulares, dinero en efectivo, 5 bultos de hoja de coca, entre otras cosas que hacen a la causa.

Fuentes: FM Noticias 88.1 / DNI