“Pedir el desafuero sería ya ordenar una medida privativa de la libertad” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“Pedir el desafuero sería ya ordenar una medida privativa de la libertad”

“Pedir el desafuero sería ya ordenar una medida privativa de la libertad”

El abogado Pedro García Castiella se refirió al pedido de  desafuero cuando existen causas judiciales en contra de algún funcionario público, por ejemplo,  un senador o un diputado nacional, como es el caso de Juan Carlos Romero. Además especificó cómo se debe realizar el trámite y de qué se trata, aunque admitió que no está empapado en el tema.

En primer lugar,  el letrado explicó que el desafuero se pide ante la Cámara respectiva a la que pertenece el legislador que está siendo sometido a un proceso judicial, sin descartar los detalles técnicos del pedido. Una vez presentado el mismo en la Cámara correspondiente, esta decide aprobar o rechazar el pedido de desafuero, que implica quitarle los fueros parlamentarios al legislador y permitir que se lo someta a declaración indagatoria, agregó.

“En principio,  el llamado a declaración indagatoria,  que en este caso se llama declaración a citación de audiencia imputativa,  no es considerado una medida restrictiva de libertad, por la cual no resulta necesario el pedido de desafuero para llevar a declarar a una persona que sea legislador. Además tiene la posibilidad de declarar por escrito y toda serie de circunstancias que no tornan necesaria la solicitud de desafuero”,  señaló.

Asimismo afirmó que el Fiscal no tiene ningún inconveniente en avanzar con la investigación, porque  conforme al nuevo código puede avanzar tranquilamente sin pedir un desafuero. “Pedir el desafuero sería ya ordenar una medida privativa de la libertad para detener una persona”, dijo  el letrado.

En lo personal consideró que no hay que solicitar el pedido de desafuero en la causa de Juan Carlos Romero, porque se puede avanzar tranquilamente,  e insistió en que se torna necesario solamente cuando haya que dictar una medida de privación de la libertad,  y como el Código contempla el principio del proceso sin preso, y como es en la generalidad de un caso, el proceso podría avanzar hasta sentencia , y así debería ser, sin privación de la libertad,  por la vigencia del estado de inocencia.

“Privar de la libertad a una persona sin sentencia es como anticipar una pena que no existe”, sostuvo. “Para privarlo de la libertad (a Juan Carlos Romero),  que creo que esa es la intención que se tiene,  porque está claro,  y creo que es lo que se quiere, si lo que se quiere es detenerlo la condición necesaria previa es el pedido de desafuero,  no me cabe ninguna duda”, aseveró.

“Con la salvedad del caso considero que, en lo particular, esta causa se mueve al compás de intereses políticos. No digo que es una causa que no haya que llevarla adelante e investigarla hasta las últimas consecuencias, pero creo que hay mucho de pirotecnia a la vuelta y que explota cuando se acercan tiempos políticos  y hay necesidades políticas,  porque después duermen. Porque de haber intereses genuinos de avanzar,  esto tendría que estar concluido hace muchísimo tiempo”, arremetió el letrado.

Y finalizó: “Solamente los delitos que tienen contemplados penas graves que no se tornen excarcelables y aun así tiene que haber un riesgo procesal por pedido de fuga,  pero, en principio,  la mayoría de los delitos gozan de esta condición de excarcelidad, o sea que el imputado goza de libertad hasta tanto recaiga una sentencia firme”.

Fuente: “Salta entre Líneas” FM Noticias 88.1 Mhz