Para Oscar Delgado, hay en marcha “un proceso de africanización de la Argentina” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Para Oscar Delgado, hay en marcha “un proceso de africanización de la Argentina”

Para Oscar Delgado, hay en marcha “un proceso de africanización de la Argentina”

Oscar Delgado, periodista e integrante de la organización de derechos humanos CAPOMA- Centro de Acción Popular Olga Marques de Aredes- analizó la situación de los ingenios azucareros en Salta y Jujuy y aseguró que el gobierno planea llevar adelante 2un proceso de africanización” del país.

“Estábamos cubriendo los reclamos populares. El 20 de diciembre, después de todo un año de los trabajadores del ingenio La Esperanza de tratar de pedirles explicación al gobierno, diálogo, de distintas marchas que se hicieron, nunca hubo la respuesta que esperaban y la gente tuvo que salir, primero con dos o tres días de corte de ruta y ese día, desesperados al ver seguían sin respuestas, intentaron llegar hasta el puente Río Grande pero ya estaba todo el dispositivo policial y se armó la represión donde nos metieron a 25 presos”, relató el periodista respecto a los hechos ocurridos el día de la represión.

“Caí por estar cubriendo a través de la RNMA, la Red Nacional de Medios Alternativos, la voz de los que no tienen voz”, sostuvo Delgado quien también cuestionó que a los trabajadores que reclamaban “los acusaron de delincuentes, de robo de maquinarias, cuando son ellos los que las reparan e incluso desarman maquinarias viejas porque el gobierno no les envía repuestos, y vuelven a hacer funcionar los camiones”.

En la misma línea remarcó: “Los 25 que estuvimos detenidos quedamos procesados, acusados de una serie de cosas como atentado y resistencia contra la autoridad, daño agravado, daño grave, daño leve y toda una serie de cosas para criminalizar un reclamo legítimo”.

“El 1 de febrero se reunieron los sindicatos de los 4 ingenios de norte en Ledesma, y a partir de ahí se fue armando esto porque están todos cerrados los caminos del diálogo”, dijo consultado sobre la movilización anunciada por la Federación Azucarera Regional- FAR- para el 19 de febrero, unificando los reclamos de trabajadores azucareros de Salta y Jujuy.

“El diálogo que hay con el gobierno y las empresas es imponer las condiciones desde la cúpula empresaria, y desde las autoridades a nivel provincial avaladas por el gobierno nacional”, denunció.

Asimismo, recordó que “en el ingenio Ledesma, en diciembre, despidieron a 30 personas, la mayoría de ellos gente que estuvo en el paro de 24 días que también culminó en un intento de represión el 28 de septiembre y fue repelido por una pueblada”. “Lo mismo pasa con el ingenio La Esperanza, la situación en El Tabacal y, por supuesto, San Isidro, que es muy grave. El más antiguo de la Argentina, que sobrevivió más de 200 años, ahora al borde del cierre, es grave y triste esta situación”, manifestó.

Un proceso de africanización

Según analizó el periodista, el cierre del ingenio “es una movida del neoliberalismo y el capitalismo mundial, que en los distintos países donde ya está más avanzada y vinieron aplicando estas mismas estrategias, es terrible al situación social”. “Tienen una economía en bruto, que manejan cantidades siderales de millones de dólares como ser México, que es la segunda economía de América Latina después de Brasil, que Macri vive hablando del modelo exitoso y el crecimiento económico de México. Pero ahí ya metieron la reforma laboral desde fines de los ’80. En México, el 50% de la gente vive en situación de pobreza, está destruido el mercado interno, los pequeños y medianos productores, una clase media bastante ínfima y un proceso de precarización laboral instalada, que viene de esa reforma laboral que es la misma que quieren instalar en nuestro país”, aseveró.

Y continuó: “Esos son los criterios que quiere instalar este gobierno neoliberal para que todo sea favorable a los grupos concentrados de capital empresario, ligados también a todos estos grupos políticos provinciales”. “Es una cosa de locos que está atentando contra la capacidad de generación de fuentes de trabajo de un mercado interno, que es el que necesitamos que se fortalezca. Acá se lo está atacando, parece que es una estrategia de dejar un país en rodillas, que la mayoría de la gente se acostumbre a vivir de las migajas o un trabajo donde le bajen el sueldo. Termina siendo un ejército industrial de reserva, total si uno protesta lo pueden echar y tienen una fila de 300 mil personas para agarrar ese pequeño trabajo”, añadió Delgado.

Y concluyó al sostener: “Es un proceso de africanización de la Argentina, es ponernos de rodillas e imponer las condiciones para que estos grupos empresarios puedan saquear a gusto y disgusto y llevarse toda la plata afuera”.

Fuente: Todas las voces todas/ FM Noticias 88.1 Mhz. Foto: Cosecha Roja