Otro juez se excusó: ¿Hay miedo de juzgar a los hermanos Castedo? | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Otro juez se excusó: ¿Hay miedo de juzgar a los hermanos Castedo?

Otro juez se excusó: ¿Hay miedo de juzgar a los hermanos Castedo?

Mario Juárez Almaraz, quien había sido designado por la Cámara Federal de Casación Penal, se excusó de la causa ayer. “La Cámara va tener que sortear algún juez hasta que alguno agarre”, dijo el fiscal Amad.

El miércoles 22 de septiembre debería haber comenzado la megacausa contra Delfín Castedo, su hermano Raúl y otras personas vinculadas con la presunta organización narcocriminal liderada por los hermanos Castedo. Sin embargo, la causa no avanza por que aún no se definió la conformación total del cuerpo de magistrados que presidirá las audiencias

Carlos Amad, fiscal federal, dijo: “Lo que pasa es que no es que se trabó. Se elevó la causa a juicio, se ofrecieron pruebas y hubo un juez que se inhibió. Yo recusé a otro, y después ayer me notificaron que se excusó el doctor Mario Juárez Almaraz, que es de Jujuy”.

El primer juez designado, Abel Fleming Figueroa, se inhibió en la causa por tener un vínculo de amistad desde su juventud con el imputado Eduardo Torino, sindicado como presunto testaferro del principal imputado. Además de ello, intervino en otra causa de Castedo, en la que también estaba involucrado el ex juez federal Raúl Reynoso. Llamativamente, cuando Amad fue consultado por el vínculo de Fleming con Torino, lo negó.

Una situación similar ocurrió con el juez Domingo José Batule, que había sido designado por Casación, pero Amad lo recusó por haber prejuzgado en el juicio contra el exjuez Raúl Reynoso, Delfín Castedo, Luciano Ciscato y Miguel Ángel Saavedra por los delitos de cohecho, concusión, falsedad ideológica y material de documento público. Tanto Batule como Fleming absolvieron, en esa causa, a los acusados.

Tras estas situaciones, la Cámara Federal de Casación Penal sortea un juez, y quedó Almaraz, quién posteriormente se inhibió. “La Cámara va tener que sortear algún juez hasta que alguno agarre”, expresó.

Consultado sobre si hay temor en juiciar a los hermanos Castedo, Amad respondió: “No puedo contestar eso inteligentemente porque no estoy en los zapatos de los jueces. Yo no tengo problema en juzgar a Castedo, ni a nadie. He tenido intervención en causas así como estas”.

Sobre la droga que continúa siendo incautada y se la vinculada a Castedo, a pesar de estar en prisión, dijo: “Yo calculo que esas cosas sirven para alimentar el mito. Hasta ahora, nosotros nunca pudimos determinar fehacientemente que los ladrillos sean de Castedo. Uno puede suponer. Lo mismo que antes venían unos ladrillos de cocaína con una BMW, que decía que era de Wilson Maldonado Balderrama, que está con pedido de captura internacional y la extradición concedida”.

Amad informó que Casación generalmente tarde dos o tres días en designar un nuevo juez para la causa.

Sobre los tiempos en los que una persona puede estar detenida sin ser juzgado, explicó: “En teoría, hay un término. Son dos años y medio de prisión preventivo, que puede ser prorrogado cada seis meses con las condiciones que verifiquen el estado de peligrosidad procesal o la fuga”.

En cuanto a la posibilidad de jueces ad hoc, aseguró que sí es probable.

“No creo que se necesitan más jueces, creo que se necesitan más fiscales. Nosotros estamos con el código nuevo, y somos los que tenemos adelante las investigaciones. Solamente el juez interviene para control de detención y los juicios”, consideró.

Fuente: Algo Personal – FM Noticias 88.1 MHz