Oficialismo aprobó reformar Consejo de la Magistratura. Fue con 38 votos a favor y 30 en contra | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Oficialismo aprobó reformar Consejo de la Magistratura. Fue con 38 votos a favor y 30 en contra

Oficialismo aprobó reformar Consejo de la Magistratura. Fue con 38 votos a favor y 30 en contra

Tras poco más de seis horas de debate, se avaló la ampliación de 13 a 19 los miembros del organismo y los somete al senado argentinovoto popular.

El oficialismo convirtió hoy en ley le reforma del Consejo de la Magistratura con 38 votos a favor y 30 rechazos, en el marco de una sesión poco conflictiva, pero que encolumnó a toda la oposición contra el proyecto.

Posteriormente, se aprobó la ley sobre acceso público a las declaraciones juradas de los funcionarios, con 43 votos a favor y 22 en contra, y la de publicación de los fallos judiciales, con 44 votos positivos y 21 negativos.

El Senado también aprobó el proyecto de ingreso por concurso al Poder Judicial de la Nación con 42 votos a favor y 23 en contra, pero esta iniciativa volvió a la Cámara de Diputados debido a las modificaciones que se le hicieron.

Durante el debate, el oficialismo insistió en que la intención del paquete de proyectos de reforma judicial es “democratizar” a ese poder que, según el senador oficialista Marcelo Fuentes, “ha sido funcional a cuanta dictadura o corporación se lo ha pedido”.

De todos modos, organizaciones de abogados y jueces y los partidos políticos de la oposición se preparan para presentar a partir de este jueves diversas impugnaciones para frenar los cambios, que recaerían tanto en el fuero Contencioso Administrativo como en la Justicia Electoral.

Los senadores de la oposición machacaron la idea de un “avance sobre la Justicia” y criticaron el artículo de la reforma del Consejo que establece que el partido o frente electoral que quiera presentar candidatos a consejeros deberá tener representación con la misma denominación en 18 de los 24 distritos del país.

El Frente para la Victoria superó apenas por un voto la mayoría requerida para aprobar la reforma del Consejo de la Magistratura debido a que faltó el neuquino Horacio Lores, mientras que en el arco opositor se ausentó María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica.

El radical Ernesto Sanz sostuvo que “el sistema judicial es un sistema temeroso y conservador, pero si ahora en esa condición, va a haber un Gobierno que con una mayoría simple lo va a tener todos los días a tiro de acusación, este es el problema”.

De esa manera cuestionó el artículo de la ley que establece que con una mayoría simple (esto es la mitad más uno de los miembros del organismo) alcanzará para acusar a un juez por mal desempeño en sus funciones.

Sin embargo, el presidente del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, le salió al cruce al afirmar que “a tiro de acusación que no es destitución, porque se necesitan dos tercios para eso”.

Mientras el Senado debatía los proyectos de reforma judicial, frente al Congreso, se desarrolló una nueva protesta en contra de los proyectos del Ejecutivo pero, a diferencia de la que tuvo lugar durante la votación en Diputados, la convocatoria y la duración fue menor.

La ley de reforma amplía de 13 a 19 los miembros del Consejo de la Magistratura, que deberán ser elegidos a través del voto popular en cada elección presidencial, aunque señala que la primera elección de consejeros será en las elecciones legislativas de octubre.

En tanto, la norma de acceso público a las declaraciones juradas dispone que cualquier ciudadano, a través de internet, pueda tomar conocimiento de las declaraciones patrimoniales de los funcionarios de los tres poderes del Estado.

Una publicación similar se debe dar para los fallos de la Corte Suprema de Justicia y de todos los juzgados nacionales de instancias inferiores, según otra de las leyes sancionadas por el Senado.

El proyecto sobre ingreso por concursos al Poder Judicial establece que quienes quieran acceder a un empleo en ese estamento deberán pasar por un examen y someterse a un sorteo.

Los cambios que el Senado le introdujo a este proyecto permitirán que la Corte Suprema de Justicia sea la autoridad de aplicación de esta norma, atribución que la iniciativa original aprobada por Diputados le daba al Consejo de la Magistratura.