Nos están metiendo la mano al bolsillo | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Nos están metiendo la mano al bolsillo

Nos están metiendo la mano al bolsillo

Por Daniel Tort

En los tiempos que corren en la Argentina,  y merced a una campaña mediática furiosa, cerrada, confabulada para abrir procesos judiciales en serie a los exfuncionarios del gobierno anterior – del oficialismo que estuvo gobernando Argentina hasta diciembre del 2015 – y que, ciertamente, dejaron mucho que desear por los altísimos niveles de corrupción, por el manejo espurio de la obra pública, por el doble discurso , y por una serie casi infinita de críticas que se pueden hacer a un modelo que responde a un sistema liberal capitalista, como tantas veces lo hicimos.

A no dudarlo, que la caja de la política, la corrupción enquistada estructuralmente en el Estado en todos los niveles para el manejo de sobreprecios, licitaciones acomodadas, adjudicaciones a los amigos y nombramiento de parientes, forma – casi le diría – una regla insalvable en todo sistema en el cual los fondos del Tesoro son manejados a través de empresa privadas por licitaciones, concesiones, adjudicaciones, etc.

Diríamos – sin margen de error – que la corrupción es esencial al sistema capitalista, cualquiera lo puede ver. Pero, en tiempos como los que corren ahora, en este año 2016, el asalto a la fe pública, el robo desembozado y objetivo que las nuevas autoridades de gobierno nos están haciendo a todos los argentinos, solamente aquellos que no quieran verlo podrán decir que no existe,  porque es absolutamente objetivo , y vamos a dar algunos ejemplos.

No debe haber habido una negociación más espuria, más a espaldas de la voluntad popular y más sospechosa que el reconocimiento de pago de los miles de millones de dólares a los fondos buitres. Eso se presenta como un acierto, y tenemos que tolerar la indigerible escena de ver a Alfonso Prat Gay abrazándose con sus secuaces cuando se logra el acuerdo.

En todo este acuerdo, por supuesto que interviene la connivencia del gobierno anterior que cedió la jurisdicción para el acuerdo de la deuda externa a los tribunales de New York, y así nos fue. Y así no está yendo.

Y el común de la gente se ve burlada en su buena fe, porque no todos tenemos la posibilidad del conocimiento de los efectos o de las medidas macro económicas. Salen el Presidente de la Nación y el Ministro de Economía a mentirnos abiertamente – después de este robo escandaloso – a decir que, con éxito, han colocado 16.500 millones de dólares en letras y bonos del tesoro en inversores extranjeros y, entonces, usted escucha que hay inversores extranjeros interesados en poner 16.500 millones de dólares y piensa que esa suma va a venir en empresas, comercios o nuevos emprendimientos y es exactamente al revés. Precisamente, los que compraron títulos de la deuda a tasas de interés escandalosas, en dólares y anuales cercanas al 8%, ahora no van a invertir porque han comprado títulos, es decir, han puesto su dinero en la especulación financiera de las letras del tesoro. Haber colocado esos 16.500 millones de dólares es precisamente lo contrario a traer inversiones, porque los inversores desde el extranjero compraron títulos con sus agentes de bolsa y no van a traer un solo peso.

Digo que nos roban desembozadamente y esto cuándo lo vamos a juzgar.  Porque será tarde que lo hagamos después que este gobierno de maleantes se vaya. No nos interesa si hoy roba uno y ayer robaba otro porque, en definitiva, para el ciudadano contribuyente, para el jubilado que no cobra, o para el nuevo desempleado, es lo mismo. Nos da igual que robe Lázaro Báez o que robe Caputo, para decirlo claramente.

Otro de los ejemplos clarísimos de cómo nos están metiendo la mano en el bolsillo, es que en el 225 de Park Avenue – en Nueva York – funciona la costosísima sucursal del Banco de la Nación Argentina. Como lo acaba de escuchar, nuestro banco – el que está de paro y no le paga a los jubilados –  tiene allí un ejército de empleados acomodados y asesores. La pregunta que uno se hace es por qué el pago a los holdouts no se hace a través de esta sucursal para no pagar comisiones. ¿Se da cuenta cómo nos están choreando? Ya no sé qué término usar para que quede claro. Si el Banco Nación tiene una sucursal en Nueva York, por qué los depósitos a los fondos buitres se hacen a través de otros bancos, entre ellos, la JP Morgan, de la que – no casualmente – Prat Gay fuera su gerente regional para América Latina. Están coimeando. Están utilizando bancos privados para pagar más de 300 millones de dólares en comisiones que podrían no pagarse si se usara la sucursal del Banco de la Nación Argentina.

Hay escenas de la corrupción mucho más pequeñas,   pero que muestran cómo los nuevos gobernantes – con total descaro – toman revancha de no haber estado ellos – los conservadores – en el poder.  El Presidente ha nombrado con rango de Secretaria de Estado una coaching personal para que su esposa Juliana Awada mejore su imagen. 90.000 pesos por mes cobra esta persona por asesorar – supuestamente – al Presidente y su esposa sobre cómo manejarse en el mundo de la política.

Y hay un síntoma clarísimo de cómo los que están gobernando hoy, gobiernan desde su papel triste de miserables cipayos para el extranjero. Ayer, jueves 21 de abril, se conoció en el mundo una declaración rimbombante a la que todavía casi nadie le tomó el peso. El capo máximo de los usureros del mundo, el dueño de uno de los fondos buitres más apretadores de la Argentina, que financió la campaña del Frente Cambiemos y que hoy cobra la friolera de 16.500 millones de dólares en títulos, el señor Paul Singer, dijo – sin que se le mueva un músculo y sin que el aludido se ruborizara- que Mauricio Macri era el campeón de la reforma económica en América Latina. Dime quien te elogia y te diré para quien trabajas. No hay ejemplo más claro de entrega de la soberanía y del patrimonio nacional que un usurero internacional como Paul Singer me diga que mi Presidente es el campeón de la reforma económica, y uno se pregunta: ¿campeón de la reforma a favor de quién?

En esta semana, si hablamos de robo, podemos ver las quejas de los empresarios por el aumento en las tarifas eléctricas.  ¿Por qué? Porque son compromisos preelectorales que se devuelven a quienes no invirtieron en la estructura energética de la Argentina y que ahora la juntan con pala con el ajuste de tarifas. Y nos quieren hacer creer a los que vivimos en el interior que nosotros estamos contentos porque ahora los porteños pagan tarifas más altas. No es el porteño el enemigo de la Nación, el enemigo es el cipayo que a los grupos privatizadores de la gestión anterior, de la década infame de los años 90 que se quedaron con la estructura energética del país, hoy tienen facturaciones dos, tres y cuatro veces mas altas de las que tenían hace 6 meses y en pleno proceso inflacionario.

Se disputa esta semana la posibilidad de reinstalación de lo que fue la ley de emergencia económica para el empleo, la ley número 25561,  que se sancionó en sesiones extraordinarias del Congreso Nacional a la salida de la convertibilidad, allá por el año 2002. Esta ley es la que está pidiendo la Central Sindical que se duplique el costo de los despidos, que se prohíban ,en definitiva,  las salidas de los trabajadores sin motivo o por causas económicas, como manera de frenar la ola de despidos masivos que se están produciendo tanto a nivel público como privado. Y salió a robarnos en la fe pública el Presidente diciendo que ese sistema había fracasado y los sistemas que fracasan no hay que volverlos a imponer. Y le está mintiendo el presidente Macri, porque esa ley fue todo un acierto en el proceso inflacionario y tumultuoso en los primeros meses del 2002. Se estableció esta ley para evitar la ola de despidos y fue un mecanismo legal muy exitoso para que las tasas de desempleo no se dispararan exponencialmente. Pero claro, la hipótesis de regeneración del mercado interno y de la expansión del consumo – que ya se avizoraba en los primeros tiempos del 2002 y 2003 – necesitaba de esta ley para que hubiera más gente empleada y más gente ocupada que consumiera y empezara la expansión del mercado interno.

Pero lo que los cipayos traidores a la Patria están poniendo en marcha hoy es un proceso contrario, de enfriamiento de la economía le llaman ellos; es un plan de recesión con el que anuncian que en el segundo semestre de este año va a bajar la tasa de inflación. Chocolate por la noticia, cómo no van a bajar los precios si no hay nadie que compre. Es decir, no es que van a bajar la inflación, sino que van a instalar la recesión.

Están trabajando para la acumulación y la transferencia al capital de la fuerza de trabajo que no va a percibir haberes y la diferencia se la van a quedar los pulpos empresarios, que hoy están más dedicados a la especulación financiera, a las empresas offshore, a la compra de bonos y dólares futuros y otras yerbitas más de las que participan todos ellos, los del gobierno anterior y los del actual. Y si no fijesé en  www.eldestape.com  la lista de los que apostaron al dólar futuro y va a encontrar apellidos muy conocidos.

Y cuál es la conclusión de todo esto: que hoy, uno se reúne con amigos o conocidos y donde puede intercambiar opiniones con personas que hasta hace tres o cuatro meses atrás, cuando algunos de nosotros reivindicábamos no la corrupción del gobierno anterior, sino la dirección de la política macroeconómica, la política de inclusión y de expansión del mercado interno, y nos decían que ‘la teníamos adentro’ porque no nos bancábamos haber perdido el ballotage. Ahora, usted se reúne y le puedo asegurar que son muchísimos los arrepentidos que guardan silencio.

Los más ingenuos, como algunos periodistas de esta ciudad, hablan del efecto panqueque y se refieren no solo al presidente Macri, sino a nuestro gobernador Urtubey, hoy de luna de miel cholula con su novia en EEUU bajo la excusa de que fue a buscar inversiones…y dicen que estas personas están traicionando la fe pública. ¿Sabe qué? desengáñese, esta gente no traicionó a nadie, siempre trabajaron para los mismos clientes ¿O usted no se acuerda que Urtubey recibía como un personaje ilustre al asesino serial, saboteador, colocador de bombas y gerenciador de contras para masacrar poblaciones civiles en Nicaragua, como el hijo de puta de John Negroponte? ¿Usted cree que los buenos lazos de Urtubey con la Embajada Norteamericana son porque es de un gobierno popular o se conduele de la gente pobre? ¿Por qué puede ser que tantas veces estos falsos profetas y gurúes de la fe y de los sueños de los argentinos nos vendan el mismo verso? ¿Por qué se habla de que esta gente traiciona cuando esta gente siempre fue oligarca gorila que trabajaba para el mismo patrón? Hoy tienen menos compromisos para tener que ocultarlo. ¿O usted se creyó que la concurrencia de Macri a la Villa 31, asesorado por Durand Barba, para demostrar cómo le dolían a él los pobres era cierto?  ¿O usted cree que el Ministerio de Primera Infancia en Salta que puso Urtubey porque le duelen los niños desnutridos es cierto? Son personas que viven en proyectos personales, viajan en aviones privados, participan de fastuoso programas televisivos cholulos en los que pagan millones de pesos para proyectar sus esquemas personales, ¿usted cree que esta gente puede trabajar para nosotros? No, son traidores, son los que siempre fingieron trabajar para nosotros y nunca lo hicieron.

Tenemos que seguir el ejemplo de otras latitudes, tenemos que aprender a movilizarnos. Y creo que ante este robo y ante esta traición cipaya desembozada que están haciendo con la Argentina, quitándole las retenciones a las empresas mineras que la vienen juntando en pala ya desde el gobierno anterior y que ahora se van a enriquecer con 3000 millones de pesos por un solo decreto que le quita las retenciones. O los bancos que juntaron 4500 millones de pesos de un día para el otro, atesorando dólares físicos en el último semestre del 2015 esperando la devaluación. O los mismos funcionarios y los que la van de moralistas con la bragueta abierta, como el grupo Clarín y el señor Magnetto, que también está en la lista de los que compraron dólar futuro. Se escandalizan de la corrupción del gobierno anterior y ellos fueron los clientes de los negocios corruptos.

Ha llegado la hora de que nos empecemos a avivar. Creería – como nos gustaba decir en los 70 – que ha llegado la hora en que de nuevo, los que tenemos buena leche y los que pensamos en la Patria y en la Nación, en la gente que menos tiene, en soluciones para todos y no para pocos,  vamos a tener que volver a organizarnos.