“No hay posibilidad material de que se hayan ahorcado ellas dos solas” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“No hay posibilidad material de que se hayan ahorcado ellas dos solas”

“No hay posibilidad material de que se hayan ahorcado ellas dos solas”

Lo afirmó Pedro García Castiella, abogado de la familia Peñalva, tras la reconstrucción de la muerte de Luján Peñalva y Yanina Nuesch que se realizó el día jueves 20 de septiembre, por orden de la jueza Mónica Mukdsy. Definió como positivas las conclusiones a las que se llegaron. “Son positivas en el sentido en que consolidan, aún más, que estamos en lo cierto cuando hablamos que lo del pacto suicida no es cierto, que fue un error, un desacierto en su momento haber cerrado la causa como suicidio”.

En cuanto a las tareas realizadas por el CIF dijo: “Los informes van a venir por separado y seguramente el CIF va a seguir, más que el CIF yo hablaría de quién lo ha hecho, licenciada Barboza, va a seguir insistiendo en su teoría y la comisaria Jimena Núñez también.”, además agregó: “Nosotros decíamos que los peritos tenían que ser personas distintas a las que hayan trabajado antes y pasó lo que suponíamos que iba a pasar, en vez de que esto sea una medida de peritos que van a buscar la verdad, esta gente fue a defender sus errores a la reconstrucción.”

“Cuando se quiso hacer la práctica con dos señoritas de la policía que reemplazaban a las chicas tuvieron severas dificultades en los movimientos que tenían que hacer, hasta no poder lograr alcanzar el segundo lazo. Cosas muy claras y categóricas para nosotros”, explicó Castiella.

Sobre la teoría presentada por el Cuerpo de Investigaciones Fiscales expuso: “El CIF para poder demostrar lo que siempre había sostenido requirió adicionarle a la soga original secuestrada un largo de 35 centímetros, que en realidad son 70 porque era doble la soga. Adicionarle 70 centímetros a la soga original es mucho y es una distorsión sobre el elemento de prueba”. Sobre la fundamentación que esgrimieron para esta medida dijo: “Nos quieren hacer creer, según la justificación que dieron ahí, que por el crecimiento del árbol en estos 6 años un muñón había ascendido 2 centímetros del suelo y el otro 35 centímetros, pero es imposible porque la rama siempre fue horizontal, ahora y hace 6 años”

En relación a los trabajos periciales del CIF y la policía de la provincia desde el inicio de la causa dijo: “Tenemos severas sospechas sobre las perimetrías que se hizo, los dibujos que se han hecho y las medidas que se tomaron. También en cuanto al recorrido del lugar y a la recolección de elementos indiciarios. Una autopsia que no fue del todo precisa, hay muchas cuestiones que se obviaron en su momento. Fue una cadena de circunstancias y situaciones que no se concentran para nada en una sola cuestión”.

“Se confirmó, con las tareas realizadas el jueves, varios aspectos que nosotros queríamos demostrar ante las partes, varios puntos incontrastables que no tienen posibilidad de refutación posible. El más importante para nosotros es la imposibilidad de que la cuerda, una vez dispuesta en las ramas como estaba, así perfectamente anclada en dos muñones, tenga posibilidad de deslizamiento. Con menos peso, con el peso de una de las chicas es imposible el izamiento de una hacia la otra. Esto quiere decir que no hay posibilidad material de que se hayan ahorcado ellas dos solas”

Asimismo expuso que pudieron incorporar como prueba las huellas de un vehículo que se aproxima y se aleja del lugar del hecho, que no fue constatado en su momento por quienes realizaron el rastreo, sino que surge de una imagen satelital realizada por un medio gráfico local.

Sobre el pedido de ampliación en cuanto al espacio del estudio explicó que en criminalística se discriminan el microespacio, es decir aquél en el que se desarrolló el hecho, y el macroespacio en dónde se amplía el perímetro para analizar cómo habrían llegado al lugar, si había huellas o no, los rastros de vegetación, entre otras. “Nosotros nos concentramos en lo más importante que es la imposibilidad mecánica que quedó comprobado el jueves”

En relación a la posición expresada por la jueza Mukdsy de que no hay certeza sobre ninguna de las hipótesis planteadas dijo: “Decir que no está acreditada ninguna de las dos hipótesis es decir que el CIF tampoco pudo acreditar la suya”

En tanto al peritaje realizado por especialistas norteamericanas dijo:“Ellos siempre habían trabajado sobre la documentación, sobre las copias del expediente, pero ver, conocer la rama, hacer los movimientos, a ellos les sirvió mucho para enriquecer y profundizar los estudios que van a seguir trabajando en el caso”.

Si bien hay un sospechoso en la causa aclaró que sería un error descartar otras otras hipótesis, ya que se trata de un error en criminalística negar otras vías de investigación. “Para nosotros es un sospechoso en el marco de las teorías que se ventilan en la causa, pero hay tantas cosas que no se investigaron y que no se hicieron que no se descarta que pudiera haber otro tipo de líneas investigativas”, afirmó el letrado. “En su momento hubieron llamadas al sistema de emergencia 9-1-1, en ese rango de días en el que las nenas estuvieron desaparecidas, que ni siquiera fueron investigados”, agregó. Asimismo comentó que por el momento no se considera que el sospechoso esté vinculado a espacios de poder, “yo creo que los tropezones de esta causa tienen más que ver con el apresuramiento de las autoridades gubernamentales en su momento por haber querido cerrar rápido esta situación debido a la época en la que ocurrió, por la imágen de la provincia de Salta en cuanto a los femicidios y personas desaparecidas. Esto ocurrió exactamente al año del caso de las turistas francesas y exactamente al año de la desaparición de María Cash”.

Castiella explicó que la causa va a continuar con los elementos probatorios que están en producción, además de los testimoniales ofrecidos y que aún resta que se expidan los peritos.

Fuente: Pacífico