Narcotráfico: Cornejo reconoció conocer al martillero Torino, pero negó tener una amistad con él | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Narcotráfico: Cornejo reconoció conocer al martillero Torino, pero negó tener una amistad con él

Narcotráfico: Cornejo reconoció conocer al martillero Torino, pero negó tener una amistad con él

El flamante ministro de seguridad y justicia de la provincia Abel Cornejo negó ser amigo del martillero Eduardo Torino, aunque reconoció que lo conocía. Torino está siendo enjuiciado por lavado de activos junto a los hermanos Delfín y Raúl Castedo, y los comerciantes Yudi, por lavado de activos y en una escucha entre el comisario González y Torino, este chapea con el entonces Juez de Corte.

“Decile a Cazón que no se haga el pelotudo porque yo le voy a meter una demanda acá no… él lo está apañando… así decile mirá Torino es muy amigo de Cornejo y de los amigos de la Corte y no te va a favorecer en nada tu situación… si vos lo dormís al expediente, si lo desalojas esta semana él va a pechar para que vos sigas y listo”. Se lo escucha decir al hoy acusado Eduardo Torino al comisario González. Y es que Torino quería desalojar a un señor de las tierras de El Aybal y no lo lograba.

La transcripción de esta escucha es parte de la causa que comenzó el pasado miércoles 3 de noviembre, contra Delfín y Raúl Castedo, Melba del Carmen Araujo, los comerciantes Alberto, Luis y Mario Alberto Yudi y al martillero público Eduardo Torino. Todos acusados de conformar una asociación ilícita y realizar maniobras de lavado de activos de origen delictivo.

La escucha telefónica tiene fecha del 5 de julio de 2016. El 10 de junio de 2016, días previos a esta conversación, Abel Cornejo había solicitado un jury contra el juez Fernando Astigueta y el fiscal Jorge Cazón por mal desempeño, retardo de justicia e incumplimiento de sus deberes en el marco de la causa Juana, la niña wichi que sufrió múltiples abusos sexuales.

Así las cosas, FM Noticias dialogó con el entonces juez de corte y hoy Ministro Abel Cornejo quien manifestó: “Me causó una profunda indignación y una gran tristeza en simultáneo”. “Yo no tengo amigos narcotraficantes”, agregó.

“En 2016, yo era juez de la Corte y la información tal como se la da es que dicen que van a hablar con el Procurador, y yo no era Procurador General de la Provincia en 2016, era juez de la Corte. Que tendrá que ver la justicia provincial con ese tema, no sé”, indicó el ministro. Sin embargo, en la conversación entre Torino y González no se utiliza la palabra “procurador”: figura textualmente el nombre de Cornejo.

El ministro aseguró no ser amigo de Torino, pero reconoció conocerlo: “Es martillero. En Salta nos conocemos todos, de ahí a ser amigos es otra cosa”. En ese sentido, recordó que durante el juicio a Raúl Reynoso un abogado indicó ser íntimo amigo suyo, por lo que debió enviar una nota aclaratoria al juzgado, algo que consideró “absolutamente necesario”. “Yo no salgo a aclarar, porque cuando uno sale a aclarar algo que no ha hecho me parece que oscurece en vez de aclarar. Si ustedes me preguntan, yo contestó en el acto como son las cosas”, dijo.

“Reitero que no era procurador en 2016, y los amigos de la corte, que no se quienes serán porque no los menciona. Yo obviamente tengo amigos de la corte, pero esto es una chicana mafiosa que se utiliza comúnmente en este tipo de juicios para tratar de tirar todo el mantel. Entonces, ensuciar a la gente que investigó. Esto está en los expedientes. Fui el primer juez federal que dictó la captura internacional de los hermanos Castedo”, remarcó.

Cornejo informó que recibió amenazas en 2016 por el jury a Cazón. Además del jury solicitado por el actual ministro, que no fue admitido, el juez Eduardo Sylvester solicitó un segundo jury que se encuentra en trámite.

“Yo recibí un mensaje muy claro diciendo que yo me abstenga a las consecuencias por lo que iba a pasar. A su vez, recibí amenazas también, recibimos amenazas en común en realidad, durante la destitución de la ex defensora Rosa Díaz, que tienen varios amigos en común con Cazón. Nos amenazaron hace muchos años en el caso Liliana Ledesma, y ahora respecto de ese jury de enjuiciamiento que terminó en la destitución de Rosa Díaz”, dijo.

El ex juez de corte hizo hincapié también en que la causa por el crimen de la productora rural Liliana Ledesma (asesinada en septiembre de 2006) se encuentra en la justicia provincial, lo que fue “una contienda de competencias que tuve como juez federal”, y remarcó que el juicio fue suspendido cinco veces.

“¿Qué hace esa causa en la justicia provincial? Solo Dios sabe. Así como tampoco nunca se investigó, a pesar de que yo pedí al Consejo de la Magistratura que también tiene que ver con el mismo tema, porque con el supuesto suicidio del ex juez Solá Torino queda más de una hora tirado muerto en su domicilio y tiene que ir una fiscal provincial, que fue Salinas Odorisio, ante el abandono del cuerpo de Solá Torino. Cosas muy extrañas todas estas que suceden. Yo tengo la conciencia absolutamente tranquila”, indicó.

En el marco de la causa de Liliana Ledesma, Cornejo sostuvo que hay otro elemento disparador más reciente: los allanamientos en la Municipalidad de Salvador Mazza. “Saltaron dos causas federales en trámite, en el juzgado de federal en Tartagal y la causa provincial donde hubo también una serie de remezones a consecuencia de esos allanamientos. Son varios los temas a tratar ahí”, dijo.

Cornejo sumó que la causa Ledesma “sacudió″ y fue vista con inquietud por otros países, al igual que la acusación de Ernesto José Aparicio donde, aseguró, también fue amenazado.

“Los distintos temas que se fueron suscitando en torno a la captura internacional de los Castedo tiene que ver con otros procedimientos, incluso con la destitución de un juez federal, que quien primero lo denunció fui yo. Fue el famoso caso de los 113 kilos que no tenían dueño, pasaron por múltiples jurisdicciones que nos terminó en una disputa entre el juez federal de Salta, el de Jujuy y el de Orán y finalmente insólitamente se decidió que esa causa siga tramitando en Orán, donde había hasta policías federales involucrados destinados en Salta. Iban a una fiesta patronal y salieron a buscar esa carga que venía en una combi secuestrada y también volcó. ¿Que nos está demostrando todo esto? Que aquellos que metimos un poco más la nariz de donde correspondía sufrimos consecuencias. Yo no tengo alma de víctima en lo más mínimo, lo que yo vengo diciendo desde hace mucho tiempo es que el tema narcotráfico en Salta hace rato que atravesó todos los niveles, incluyendo determinados sectores de poder, porque ya ve cómo se va manipulando la justicia federal. Si alguien va en un juicio, porque eso está perfectamente premeditado, a decir que uno de los jueces que más investigó, y no lo digo yo lo dicen las causas en materia de narcotraficante, es amigo de fulanito de tal, eso es lo que se trata de confundir, de igualar para abajo, y de alguna manera buscar la impunidad en este tipo de crímenes que nos tienen que preocupar realmente”, sostuvo.

Cornejo admitió que hubo causas que se cayeron, y “alguna vez nos tendremos que sentar a discutir ese tiempo”.

El Ministro de Seguridad y Justicia también aclaró que cuando dejó de ser juez federal, apareció una denuncia anónima acusándolo de apropiarse de 90 mil dólares de una causa de narcotráfico. La denuncia fue desestimada e incluso la entonces la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, dispuso dos sumarios administrativos a los fiscales intervinientes. “Es mucho más grave, y por eso a mí me molesta que se dé una sola versión, que están todos los comprobantes de remisión de esos dólares a la secretaría de programación y lucha contra el narcotráfico como dice la ley. Quiero hacer la aclaración de que ese secuestro había sido anterior a que yo sea juez federal. Esa causa llegó a juicio oral, después seguí muchos más años de juez y nunca se dijo nada sobre el tema. Entonces, es lo mismo. Son estas cosas que van pasando, el problema es que si no se aclara que es lo que paso después, porque dicen bueno, macanudo, Cornejo se apropiaba de plata de causas de narcotráfico dicho de forma género. No decimos despuésse desestimó esa causa porque estaba comprobada la regularidad del trámite”, indicó.

Finalmente, Cornejo sostuvo que “siempre pone la cara” y que comete errores todos los días, pero no tiene por práctica cometer delitos ni tiene prácticas encubridoras.

Fuente: Moisés divide las aguas – FM Noticias 88.1 MHz