#Narcopoder: Pablo Outes aparece en un expediente de Gendarmería Nacional reunido con Delfín Castedo   | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

#Narcopoder: Pablo Outes aparece en un expediente de Gendarmería Nacional reunido con Delfín Castedo  

#Narcopoder: Pablo Outes aparece en un expediente de Gendarmería Nacional reunido con Delfín Castedo  

Por Agustín Poma

El actual Presidente de la Cooperadora Asistencial de la Municipalidad de Salta, Pablo Outes, aparece en el año 2006, en el expediente judicial Nº 563/03, caratulado S/Averiguación S/Infracción a la Ley 23.737 (de tráfico de Estupefacientes), en donde ya se investigaba desde Gendarmería Nacional al Diputado Ernesto José Aparicio y a los Hermanos Delfín Castedo y Raúl “Ula” Castedo.

La denuncia

Todo comenzó en marzo del 2006, cuando el periodista Sergio Poma, denunció públicamente al ex diputado y asesor del entonces Gobernador de Salta Juan Carlos Romero, Ernesto José Aparicio de narco.

En aquel año la información causó un revuelo generalizado dentro de la Cámara de Diputados de Salta; a tal punto que, en vez de pedir lisa y llanamente que se investigue, el diputado Pablo Kosiner, presidente del Bloque del PJ, salió a defender a Aparicio aduciendo que se podía investigar y que no era necesario quitarle los fueros.  Esto fue avalado por el PJ y la primera oposición: el Partido Renovador de Salta; quienes se negaron al pedido formal de la bancada del Partido Obrero de abrir una comisión de investigación por la denuncia contra el Diputado Aparicio.

Para sorpresa de algunos extraviados, apreció una mujer de Salvador Mazza, Liliana Ledesma, quien comenzó denunciando al Diputado y a unos tal Castedo, porque le cerraban los caminos vecinales.

Aparicio y los hermanos Castedo, habían puesto un portón con candado y de esa manera los productores de la zona se veían obligados a entrar a sus tierras por Bolivia.  El fin de obligarlos a vender sus tierras fronterizas, para así ellos poder traficar tranquilos.

Liliana cansada de ver como los diputados del Pj y PRS funcionaban corporativamente, decidió arriesgarse todo: Denunció por FM Noticias al Diputado y los Castedo de narcotraficantes, y detalló que ella sabía esto ya que su difunto marido también fue narco y se enteró cuando al Gili Villa Gómez lo acribillaron de 16 balazos (según dijo en la oportunidad lo había matado Aparicio).

Paralelamente Gendarmería investigaba a los tres sujetos por la causa Carbón Blanco y en ese contexto intervenían llamadas y hacían seguimientos.  Es así que fotografían a Pablo Outes en una reunión con los hermanos Raúl y Delfín Castedo y Ernesto Aparicio en la Shell de la terminal por un lapso de 2hs. aproximadamente, según consta en expediente 563/03.

Luego de esa reunión en la confitería, pero en distintos vehículos y por distintos caminos, los hermanos Castedo  y “El Gordo” Aparicio con Outes se dirigieron a un domicilio en barrio Lamadrid.

Está claro que Pablo Outes, actual presidente de la cooperadora asistencial no podía desconocer con quienes estaba y menos hoy puede decir que fue una reunión aislada ya que después se dirigió a un domicilio con estos delincuentes.

La muerte como mensaje de silencio

Ya con todas las cartas echadas y con el poder político de la más alta esfera de la Provincia de Salta protegiéndolos, estos mafiosos decidieron enviar el mensajes a todos los que venían denunciando la narcopolitica salteña: MATARON a Liliana Ledesma, 7 apuñaladas, una le cortaba los labios de arriba hacia abajo, invocando el signo del silencio.

La tristeza, el dolor, la desazón fueron y siguen siendo muy dolorosas, pero la voces se alzaron aún más contra estos delincuentes que tuvieron que negociar penas leves como las impuestas por el exjuez Raúl Reynoso a Aparicio y la posibilidad de fuga como le concedieron a los hermanos Castedo.

La estructura Narcopolítica del 2006 nunca se rompió, solo se ocultó  

Muchos pensaron que con “Ula” Castedo preso en Bolivia por narcotráfico, Aparicio libre pero sin influencias, Romero de Senador Nacional y Delfín Castedo prófugo, la estructura nacopolítica del 2006 había terminado.

Tuvieron que pasar casi 10 años para que veamos como aquella denuncia de Sergio Poma y después de Liliana Ledesma vuelvan a aflorar y todo porque una corporación de Diputados y Jueces (Reynoso y Aramayo) decidió no seguir investigando en su momento, provocando hasta la muerte de Liliana.

Con Reynoso afuera de toda investigación, volvió a aparecer la estructura narcopolítica del 2006.  Gendarmería detuvo un cargamento de 267 kg de cocaína el 13 de febrero de 2016, la investigación determinaba que el Concejal de Salvador Mazza Mauricio Gerónimo (prófugo) se encargó de coordinar la logística del cargamento que tenía como destino la ciudad de Rosario de Santa Fe. Y días más tarde, por la misma investigación, Gendarmería detuvo a Alejandro Maurín (presidente del Concejo Deliberante de Salvador Mazza) sospechado de aportar los transportes para mover la droga junto a uno de sus hermanos.  El camión en el que cargaban la droga estaba a nombre del ex Diputado ya fallecido Ernesto José Aparicio.

Así como el camión de Aparicio estuvo circulando con su dueño fallecido, este expediente en el que aparece Pablo Outes, solo fue un ocultamiento de un engranaje que sigue funcionando y que la Justicia Federal deberá seguir investigando.

Outes hoy se encuentra a la cabeza de una de las áreas más sensibles y vulnerables de nuestra sociedad, en la que el hambre y el paco hacen estragos y él, en vez de preocuparse por eso, prefirió poner el dinero destinado para esa gente en un plazo fijo priorizando el negocio de la plata por sobre las personas.

Todo esto seguramente será tenido en cuenta por el Intendente Gustavo Sáenz dentro del marco político correspondiente, pero sin olvidar que en su campaña a vicepresidente (con Sergio Massa) pregonó una lucha inclaudicable contra el narcotráfico y más aun sabiendo que Outes es uno de los principales funcionarios de su gestión.

outes castedo