Morales intenta despegarse del escándalo por las licitaciones y denunció a su ministro | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Morales intenta despegarse del escándalo por las licitaciones y denunció a su ministro

Morales intenta despegarse del escándalo por las licitaciones y denunció a su ministro

Tras la revelación de El Destape, el gobernador de Jujuy intentó desligarse de la investigación, pero expuso fuertemente a Federico Posadas, titular de Turismo.

Por Juan Ignacio Amorín

El escándalo por las licitaciones arregladas por parte del ministro de Turismo jujeño crece y El Destape accedió a nuevos documentos que dejan muy mal parado al gobernador tras su escueta explicación.

Luego que el gobernador jujeño Gerardo Morales y su ministro de Turismo, Federico Posadas, salieran a confirmar la cadena de mails que reveló El Destape en la noche del domingo, ambos salieron a justificar el escandaloso armado de licitaciones en favor de RDT Consultores, una empresa muy ligada a Mauricio Macri. Sin embargo, este medio accedió al contrato que desmiente por completo la explicación brindada por los funcionarios para intentar acallar lo que ya es un escándalo nacional.

El pasado 26 de febrero, desde el propio ministerio le enviaron a La Usina Digital a través de RDT Consultores un contrato por la cobertura de redes sociales del mes de marzo, por un monto que ascendió a los $450.000.

La firma, cuyos socios financiaron la campaña de Mauricio Macri con una generosa contribución de $325.000 durante la campaña de 2015, se dio por anoticiada y continuó con el proceso de licitación privada por otros cuatro millones y medio, según se detalla en los correos obtenidos y difundidos por este medio.

Tal es así, que El Destape también demostró que existió un pago disponible: según un correo enviado por el Ministerio a Diego Blanco, director de RDT Consultores, se libró una “autorización” para pagarles con anterioridad a la emisión de la factura, otra clara evidencia que el ministro y el gobernador mintieron en su explicación de hoy.

“Quédense tranquilos que ya se pidió autorización, estando la plata disponible para el pago. No se olviden de enviarme la factura”, le pidió Diego Zurueta, del ministerio, a la gente de la consultora en el mail enviado el pasado 8 de marzo de 2018.

Este lunes por la mañana, el propio Posadas, que se encuentra copiado y forma parte activa en todos los correos (incluyendo su participación entregando en mano los pliegos a la firma “ganadora” de antemano), salió a hablar y en conferencia de prensa sostuvo que no suele “leer los mails” de los que formó parte durante dos meses, y aclaró que “nunca se llegó a realizar el contrato” ninguno de los contratos en cuestión.

Por su parte, desde el entorno de Gerardo Morales anunciaron que denunciarán ante la Oficina Anticorrupción a su propio ministro, con el fin de determinar si “finalmente se firmaron los contratos o no”.

Según explicó Cecilia Salto, Secretaria de Comunicación y Gobierno Abierto el gobierno provincial recién tomó conocimiento de la situación “a través de un programa televisivo, que circula en redes sociales, de una serie de emails que propondrían una contratación irregular para difundir contenidos de la provincia”, y afirmó que, ante ello, “el Gobernador informó sobre el caso al fiscal de Estado para que formule una denuncia penal, a cargo de Aldo Lozano”.

En este sentido, desde la gobernación intentan justificar la escandalosa operatoria asegurando que la contratación nunca se llevó a cabo, aunque los contratos a firmar estaban listos y contó con la participación exclusiva del propio ministro de Turismo, Federico Posadas, quien estuvo copiado en todos los mails, así como tampoco lograron argumentar por qué una empresa elegiría a las firmas que también participarían de la licitación, evidentemente arreglada de ante mano.

Sin embargo, diferentes abogados consultados por El Destape calificaron como “ridícula” e “ilegal” la maniobra de Morales, dado que el Estado provincial no puede resultar denunciante de una operatoria que él mismo gestionó. Es decir, en este caso, la gobernación no puede pedir que se investigue a la propia gobernación.

Posadas se defendió en conferencia de prensa

Luego de que la investigación tomara estado público con una gran repercusión, el titular del ministerio de turismo, Federico Posadas, salió públicamente a defenderse de la acusación.

En primer lugar reconoció la existencia de los mails, con lo cual quedaría comprobado que la maniobra existió. Acto seguido, dijo desconocer su contenido y negó haber formado parte de la “negociación”, pese a que su nombre aparece mencionado. “Cuando recibo un mail en copia no le presto atención, si lo haría, no podría gestionar”, fue su argumento, en diálogo con Radio 2.

Sin embargo, a pesar de negar su participación, Posadas aceptó que la voluntad de armar una licitación irregular puede haber existido, aunque no precisó quienes fueron los artífices. “Es muy posible que haya gente dentro del ministerio obrando de mala fe”, dijo, terminante, el ministro.

Una de las cuentas electrónicas involucradas es oficial y pertenece al ministerio de turismo. En ella, un asesor, de nombre Diego Zurueta, reconocido por el ministro Posadas como coordinador de asuntos jurídicos, aparece como firmante. Zurueta quedó muy mal parado luego de la declaración de Posadas. “Su mail es uno y el institucional es otro. Queremos investigar porque hay mucha información extraña en esos mails”, dijo el funcionario.

Por otro lado, el actual titular de turismo advirtió que la maniobra nunca se concretó en los términos en los que quedó planteado en los mail del conflicto.

“Lo que plantea esta cadena de mails no tiene nada que ver con la publicidad digital”, dijo Posadas.

Luego, pasó a explicar: “la publicidad digital se contrata a través de tarjetas de crédito. Lo que hace el estado es fijar un monto, y contrata las redes a través de una agencia de publicidad. Esta, en contrato con las empresas, Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, pasa el comprobante de pago, y es lo más transparente que hay porque está acreditado cuántas personas lo vieron, en qué ciudad, etc”.

En otras palabras, el mecanismo sería el siguiente: la agencia de publicidad contrata la publicidad en las redes sociales, luego se lo factura al estado y recupera la inversión junto con su correspondiente comisión.

“Está todo muy informado, y a partir de ahí, cuando aparecen esos comprobantes a partir de los informes que elevan las redes sociales, el estado le paga a la agencia de publicidad. Lo que hace la agencia de publicidad es cobrar un monto fijo”, abundó Posadas.

“No corresponde hacer licitación para una pauta digital. La ley de contrataciones pone un límite de 450 mil pesos”, agregó el ministro.

En medio de la polémica, el funcionario, que es blanco de la tercera denuncia penal desde su llegada al ministerio, aseguró que solicitó la intervención de la Oficina Anticorrupción y que el propio gobernador realizó una denuncia penal para dilucidar el hecho que quedó expuesto.

Fuente: El Destape / Jujuy al momento / Radio 2 Jujuy