Mientras la provincia mantiene una pelea judicial con Plumada, Addoc empieza a cuidar los archivos | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Mientras la provincia mantiene una pelea judicial con Plumada, Addoc empieza a cuidar los archivos

Mientras la provincia mantiene una pelea judicial  con Plumada, Addoc empieza a cuidar los archivos

En las últimas horas se dio a conocer que, tras varios meses, la provincia contrató a la empresa bonaerense Addoc para la administración, logística y digitalización de los archivos.

Así lo aseguró la directora del Archivo de la Provincia, Elsa Pereyra.

Asimismo, la funcionaria provincial indicó que, el contrato con la empresa Addoc será por 3 años y por un monto de $98 millones. Según afirmó, fue la oferta más económica presentada y la que más beneficios representaba para la provincia, ya que contempla la implementación de un nuevo sistema tecnológico que, finalizado el contrato, quedará en poder del estado salteño.

“La inversión corre exclusivamente por parte de ellos, esto es un avance porque estamos comenzando absolutamente desde cero”, consideró y agregó: “La idea es que la provincia se haga cargo de todo el trabajo en un lapso de tiempo, este contrato va en ese sentido”.

Sin embargo, Pereyra recordó que, la relación con la empresa Plumada, encargada hasta fines del año pasado del cuidado de los documentos más importantes de la provincia, se encuentra judicializada tras un inconveniente iniciado en 2006, cuando solicitó una actualización de tarifas, por lo que pretendía cobrar $10 millones mensuales.

Por otro lado, Pereyra aseguró que Addoc cobrará $2.700.000 pesos mensuales y que, dependiendo el rendimiento, una vez concluido el plazo del contrato (3 años), se analizará si se renueva el mismo o no.

Finalmente, la funcionaria no supo responder si Jorge Brito, propietario del Banco Macro, es también propietario de la empresa Addoc. Curiosamente, la firma se encarga del trabajo de archivo de la mayoría de las empresas propiedad del empresario.

Fuente: FM Capital