Mensaje para los Lara Gros: “Con la salud y el dengue no se juega” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Mensaje para los Lara Gros: “Con la salud y el dengue no se juega”

Mensaje para los Lara Gros: “Con la salud y el dengue no se juega”

Lo advirtió Marinaro Rodó al analizar los conflictos creados desde ese municipio el año pasado y éste, con autoridades de salud pública. Cargó culpas sobre una asesora del municipio con ímpetu de protagonismo. Pidió una peinada completa en Capital y profundizar descacharrado en Güemes.

El año pasado Orán fue el municipio que más sufrió el brote del dengue y sus funcionarios desacreditaron e hicieron oídos sordos a las directivas del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, provocando incluso que solicitaran la renuncia del doctor Alberto Gentile, en ese momento a cargo de Epidemiología.

Este año, fue el hijo del intendente, el diputado Baltazar Lara Gros quien en una sesión cargó contra la nueva directora de Epidemiología Griselda Rangeón a quien acusó de no tener coherencia y responsabilidad a la hora de hacer declaraciones.

Consultado, el Secretario de Salud Francisco Marinaro Rodó destacó: “Nadie me lo va a contar a mí, porque cuando fue el brote en abril, yo estaba en Defensa Civil y me mandó el gobernador a ayudar en la zona. Ahora, desde Salud también fuimos a ayudar en el descacharrado masivo. Estamos en una guerra intelectual entre una empleada del municipio de Orán que pretende ponerse al nivel de nuestra Directora Provincial de Epidemiología…pretende”.

“Es una enfermera muy trabajadora se llama Carmen Olivera, es retirada de Salud Pública, pero trabaja en la UNSa y el municipio. En ese sentido, en su ímpetu de protagonismo y la sobreutilización del aire mediático por ahí se produce esto”, agregó.

Y advirtió el funcionario: “Yo voy a pasar a ver al intendente Lara Gros, al diputado Baltazar Lara Gros, al diputado Ruiz al senador González para reforzar y estimular que con esto no se juega, con la salud y el dengue no se juega. O nos ponemos espalda con espalda, porque si no nos lleva puesto esto”.

Reflexionó también: “Si usted tiene un asesor en forma permanente, y allá hay muchos productores y opinadores que se sientan en un café y dicen para qué gastan tanto en camiones para descacharrar métanle el avión y listo. Y está demostrado que la fumigación aérea no solo no tiene impacto, sino que puede hacer daño, cuando se fumiga este barrio migra el mosquito al barrio de al lado. Yo creo que ya todos han tomado conciencia en ese sentido, la doctora Rangeón y el mismo doctor Gentile han podido comunicar al poder político local de cada municipio la situación de la fumigación aérea”.

Respecto al trabajo en otros municipios señaló Marinaro Rodó: “En Capital nos gustaría mucho más intenso, para pegarle una peinada completa en capital y ahí focalizar de acuerdo a los índices de infestación”.

“En Güemes, necesitamos profundizar el descacharrado. Si tenemos un brote en Güemes impacta en Salta y Tucumán. Se suma otra particularidad que se hizo a la vuelta de la terminal un gran centro comercial, tipo feria y es una terminal intermedia entre el sur de Bolivia y los centros comerciales de Argentina, Tucumán, Córdoba, Buenos Aires. Los colectivos se detienen ahí. Los mosquitos tienen un radio de operatividad de 100 A 120 metros por eso una vez que tengamos brote ahí nos va a impactar en la ciudad de Tucumán y Salta. Están trabajando focalizadamente, pero pido que no esperemos que aumenten las curvas febriles para trabajar como corresponde”- finalizó.

Fuente: Interactiva