“Me dijo que era fácil llevarme a un campito y hacerme desaparecer” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

 “Me dijo que era fácil llevarme a un campito y hacerme desaparecer”

 “Me dijo que era fácil llevarme a un campito y hacerme desaparecer”

“Méndez me dijo que era fácil llevarme a un campito y hacerme desaparecer”, contó la expareja del intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, que está separada de él hace 8 meses, tras la orden de una jueza que determinó el alejamiento del hogar.

El 3 de febrero, la mujer tuvo que viajar a Salta por cuestiones de salud de la hija que tiene en común con el Jefe Comunal, quien viajó con ellas.  Aprovechando su ausencia, la primera esposa de Méndez ingresó a la vivienda con los hijos mayores del intendente, fruto de su primer matrimonio, y usurparon la vivienda.

Se llevaron muebles, dinero y algunas joyas. El sábado, la jueza de Violencia de Género, Menéndez, decidió restituirle la vivienda de inmediato.

Viviana tiene una nena de 3 años y nueve meses, hija del intendente de Salvador Mazza. Dijo que hay una causa por violencia de género en el juzgado de Tartagal  y acotó que se sintió muy desprotegida por el fiscal de Salvador Mazza.

“Rubén Méndez me sometía a muchas cosas de las que no voy a entrar en detalle, pero sabía que si lo denunciaba se me iban a venir muchas cosas, no informé nada al Concejo Deliberante porque en verdad tengo mucho miedo por lo que les puede pasar a mis hijos y a mí”, sostuvo.

“Méndez a mí me amenazó. Me dijo que me iba llevar a un descampado y me iba a haces desaparecer, que termine con esta locura, que entregue la casa, que me vaya de la casa. Tengo miedo que manden a alguien, como dicen es muy fácil boletear a alguien”, agregó Viviana.

La casa por la que pelean las exparejas de Méndez perteneció a un prófugo y a un narcotraficante

En los últimos días trascendió el serio conflicto del intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, a quien sus exparejas denunciaron por violencia de género y hoy se disputan una vivienda. El periodista de Tartagal, Rafael Bruno, explicó que ambas mujeres tienen hijos con Méndez, contó que la primer denuncia se hizo el 15 de mayo de 2.015 por su primer esposa después de una infidelidad e informó: “A la casa por la que se disputan la habría construido Delfín Castedo (hoy prófugo de la justicia)”.

Señaló además que el segundo dueño de la vivienda fue Gustavo Barrios, detenido en noviembre del año pasado en el marco de un operativo por el que se secuestraron 310 kilos de cocaína en Córdoba, y comentó que, según le aseguró el asesor legal del Intendente, Carlos Gómez, actualmente la propiedad está a nombre de Rubén Méndez como un bien ganancial fruto de su primer matrimonio.

Cabe recordar que el propio Méndez contó, semanas atrás, que posee una empresa distribuidora de bebidas, que hoy está a cargo de su hijo, y una empresa de transporte.

Fuente: “Algo personal” FM Noticias 88.1 Mhz.