Mala praxis: Lo operaron por apendicitis y quedó con muerte cerebral hace 10 meses | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Mala praxis: Lo operaron por apendicitis y quedó con muerte cerebral hace 10 meses

Mala praxis: Lo operaron por apendicitis y quedó con muerte cerebral hace 10 meses

Matías Aguilar es un joven de 18 años, que egresó como abanderado de la escuela secundaria, el 4 de enero ingresó al Sanatorio Güemes de la ciudad de Orán con un cuadro de apendicitis, donde fue operado el 14 de enero y quedó en estado vegetativo. Otro caso igual es el de Luis Cuello, un playero de 28 años que fue operado por apendicitis en la misma clínica, una semana después de la operación de Aguilar, y murió 30 días más tarde.

José Aguilar, hermano de Matías, habló desde Orán y recordó que el joven cumple ya 10 meses internado en la ciudad de Salta, luego de dos meses en el Hospital San Vicente de Paúl de Orán, a donde había sido derivado.

“Entró por una simple cirugía de apéndice, hubo mala praxis y lo dejaron con muerte cerebral”, lamentó José y contó: “Él está mal, todos los días es lo mismo, no tiene ninguna mejora. Los médicos nos dijeron que el cerebro no está mandando actividad, que se pasaron con la anestesia y no tiene ninguna mejoría, dicen que solo un milagro lo va a salvar. Mi mamá (Nilda Segundo) se fue con él y no vino más, está pendiente mañana y tarde. Los médicos le permiten estar ahí porque mi hermano está en una situación muy grave en terapia intensiva”.

Matías llegó al Sanatorio Parque y desde allí fue derivado al hospital privado de Tres Cerritos.

El Sanatorio Güemes de Orán es propiedad del senador Pablo González y el caso fue denunciado aunque, según señaló el joven, aun no tienen novedades desde la justicia. “Ya son 10 meses y espero que la comunidad no se olvide de mi hermano, queremos justicia y que la comunidad nos acompañe”, expresó.

Se trata de una familia humilde por lo que luego de lo ocurrido, José debió dejar de estudiar y comenzó a trabajar para hacerse cargo de sus hermanos. “Nos descompaginó la vida. Somos los únicos que estamos con todo esto, el gremio donde trabaja mi papá por ahí consigue algo de plata y le manda. Desde la clínica Güemes ninguno se acercó a preguntar o fueron a ver a mi hermano, los gastos corren todo por nuestra cuenta”, señaló. Ante la grave situación se solicita la colaboración de toda la comunidad.

Fuente: El Grito- Radio Cadena NOA