Las redes narco, la DEA y la Justicia Federal de Salta | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las redes narco, la DEA y la Justicia Federal de Salta

Las redes narco, la DEA y la Justicia Federal de Salta

El periodista Julián Maradeo habló sobre su publicación en la revista Crisis titulada “La DEA y el enigma de La Morsa”, donde incluye una entrevista exclusiva a Julio César Pose, primer informante de la DEA condenado en la Argentina. Se refirió a los vínculos de estas causas narcos con Salta y analizó el rol de las agencias antinarcóticos en el poder judicial y las fuerzas de seguridad argentinas.

Fueron necesarios más de tres meses de trabajo, contó Julián Maradeo, para que Pose accediera a brindar la entrevista, junto a su abogado y sin fotografías. Justamente, explicó que la imagen que acompaña la publicación en la revista Crisis fue un trabajo de montaje que generó mucha molestia en el entrevistado. En este sentido, el periodista remarcó que “lograr que hable alguien cuya vida ha transitado por el espionaje es bastante complejo”, sumado a que Pose “se acaba de convertir, en octubre del año pasado, en el primer informante reconocido oficialmente como tal por la DEA condenado en la Argentina”. “Eso lo hacía más interesante”, dijo.

Maradeo logró así una extensa entrevista en la que el infiltrado habla sobre su trabajo en la SIDE, en la línea de Sala Patria- opuesta a Stiuso en el organismo en los años ’90-, fue infiltrado en la Triple Frontera y comenzó luego, a mediados de la década del ’90, a trabajar para la DEA, a partir de un vínculo con Jorge Fino Palacios. Precisamente, resaltó que uno de sus últimos trabajos fue llevado a cabo hace unos años dadoque está enfrentado con la actual cúpula de la DEA en Argentina, conducida por Rodolfo Cesario.

En esta línea, aclaró: “Los espías, más en el caso de Pose, que una de sus facetas es ser agente infiltrado, o sea que tiene diferentes caras, se vuelve muy escurridiza y compleja para los que hacemos investigaciones periodísticas y, acto seguido, tenemos que chequear un montón de cosas. Siempre uno queda como objeto de manipulación, el trabajo periodístico, cuando se conversa con un espía porque nunca un espía, o generalmente no, habla en cualquier momento sino que elige el momento, el canal y la forma de enviar mensajes”.

“Por eso, en la introducción no solamente hablo de cómo suele ser la reacción de los espías cuando quedan totalmente alejados de las estructuras que los contuvieron durante tanto tiempo. El ejemplo que cito es cuando Stiuso amenaza al aire, en un canal público, en un programa de los más vistos de la televisión Argentina sobre temas políticos, al ex fiscal de la Haya, Moreno Campos”, continuó el periodista sobre el trabajo realizado, en tanto afirmó que “Pose, es la primera vez que brinda una entrevista, afuera de la SIDE y de la DEA”.

Vínculo con Salta

“Es una causa muy compleja”, destacó Maradeo sobre la investigación que terminó con Pose condenado y que tiene sus raíces en Salta. Se trata de la causa que tuvo origen en el transporte de 50 kilos de cocaína, en un Ford Escort desde Salta hasta Buenos Aires, donde Pose actuaría como comprador. Fueron interceptados el 31 de diciembre de 2003 en Avenida Figueroa Alcorta y Austria y, según cuenta el periodista en la nota, en el expediente llama la atención que “mientras los narcos eran detenidos por Gendarmería, Pose se subía al auto en el que circulaban dos agentes de la DEA: René Tenembaum y Arthur Staples”.

Sobre este hecho, sostuvo: “Él- por Pose- hoy está seguro de que le hicieron una cama, pero arranca con un llamado de un ex juez federal, que después se convirtió en agente inorgánico de la SIDE, y que vivía en Paraná hasta hace poquito. Me refiero a Juan Carlos Legascue, pero ahora está radicado en España. Hay quienes dicen que es producto de la sentencia de esa causa. Legascue lo convoca a Paraná para ofrecerle un trabajo, que fundamentalmente era crear las circunstancias para la compra de la droga en Salta, en Tartagal, por medio de Carlos Cogno. Pero, a su vez, también hay un ex cara pintada, Mendoza, que también está involucrado en la operación y, ambos estaban persiguiendo el premio que da la DEA. Interviene también en Salta, frontera norte, por medio del comandante Gutiérrez”.

“En la causa, el comandante Gutiérrez relata que la DEA había puesto a disposición de frontera norte una caja chica, que no rendía cuentas ante nadie, para los gastos de una fuerza de seguridad federal argentina como es la Gendarmería Nacional”, agregó el periodista.

De este modo, a lo largo de la entrevista, Pose va aportando detalles sobre el trabajo de la DEA en Argentina y “cómo pisa fuerte en Salta”. “Lo que hace Pose es mencionar la reunión que tuvieron agentes de la DEA, Gendarmería y el (ex) juez Federal Abel Cornejo, para dar pie a lo que va a ser el cargamento que viajaba desde Salta hacia Buenos Aires”, operación que terminó en la sentencia de Pose. Queda en evidencia que el ex juez Abel Cornejo, hoy Procurador General de Salta, sabía de este operativo, de esta compra de droga que estaba controlada por la DEA, Gendarmería y un Juez federal, y que, se decía, iba a terminar en el Congreso nacional para desestabilizar al gobierno de Néstor Kirchner.

Maradeo analizó luego, sobre la sentencia a Pose: “Si bien en la ley no existe el infiltrado, lo que existe es el agente encubierto, pero cumple esa función, por la ley argentina el único que puede ser un agente secreto, infiltrarse, es alguien que pertenezca a las fuerzas de seguridad. Pose es un agente inorgánico, trabaja vendiendo información”.

“Su abogado dice ‘Pose hizo un montón de operativos de estas características’, consiguiendo información y vendiéndosela a la DEA, que paga en dólares por esa información, y la DEA elije a qué fuerza de seguridad argentina se la entrega para que inicie todo el procedimiento. En este caso, eso ocurrió de la misma manera, con todas las ilegalidades que hay en el medio, solamente que esta vez, en la justicia, decidieron que quien actuó como informante, en realidad había instigado el delito. Entonces, lo consideraron parte del delito”, se explayó Maradeo.

Frente a este contexto, y aclarando: “Yo no tengo elementos para saber si son ciertas o no”, habló de las especulaciones de Pose: “Por un lado, la justicia en un contexto como el actual, está marcándole la cancha a la DEA. Otra de las especulaciones es que la DEA, a partir del cambio de la cúpula de la estación local le suelta la mano a Pose, que no mantiene una buena relación con Cesario, actual diplomático de la DEA”. Cabe recordar que la causa es de 2003 y la condena fue en 2020. “También hablan de una operación por parte del gobierno y otras especulaciones más”, continuó.

En tanto, sobre la versión respecto a que el ex carapintada fue capturado en Buenos Aires, junto a Cogno, llevando 50 kilos de cocaína que tenían como destino el Congreso, contó: “Es una especulación de la que Pose dice que es mentira. Más allá de eso, dice que llegaron 50 kilos, pero eran 200”.

La DEA en el poder

Maradeo destacó que, a lo largo de la publicación, “va apareciendo el modus operandi de la DEA que, más allá de cómo se lleve con un gobierno (porque los momentos más tensos, diplomáticamente hablando, los vivió con el gobierno de Cristina Kirchner, fundamentalmente con el segundo), mantiene vínculos con las fuerzas de seguridad de manera subterránea, que trasciende los gobiernos”.

Así, afirmó que “habrá momentos en que se llevará mejor con los gobiernos nacionales de turno, o peor, pero la relación que viene desde finales de la década del ’70 hasta el presente, es muy sólida porque la DEA, y esto lo cuenta el integrante de frontera norte en Salta, que era el enlace entre Gendarmería y la DEA”. “La DEA no solamente capacita a las fuerzas de seguridad, sino que también los provee de equipamiento, les da una caja chica que no controla nadie. Por eso me encontré a lo largo de la investigación con varios ex gendarmes que luego de haberse jubilado de Gendarmería, lo que hicieron fue pasar a trabajar como agentes inorgánicos de la DEA”, profundizó.

De nuevo, Salta

También relacionado con Salta, el periodista se refirió a otro caso que viene trabajando junto al juez Octavio Aráoz de Lamadrid. “Ahí hubo un montón de cosas. Aparte de que en el medio de todo el operativo El Tribuno de Salta publicó lo que estaba por ocurrir y, afortunadamente, los narcos no estaban entre sus lectores. Lo cierto es que en ese momento la DEA, sin conocimiento del juez, le pone un GPS al auto que iba a entregar los 188 kilos de cocaína. Al lado de ese auto, que estaba en un estacionamiento subterráneo de la Plaza de Los Congresos en Buenos Aires, había otro en el cual estaban agentes de Gendarmería. Cuando sale el auto de los narcos con el GPS de la DEA, como no habían pagado el estacionamiento no les permitieron salir. El auto se va con los 188 y queda trunco todo el operativo”, indicó Maradeo, y agregó: “Aparte de esta sorpresa, cuando van a buscar la ruta que tenía que tirar el GPS de la DEA no tenía pilas y no arrojaba información”.

Posteriormente, se refirió a un enfrentamiento que se produjo entre la DEA y Gendarmería por este fallido operativo, “que la DEA supervisaba desde Perú, e incluso en el avión de la DEA donde viene el cargamento de drogas, que primero para en Salta y luego va a Buenos Aires, venía una fiscal peruana porque el juez argentino lo había exigido porque no estaba seguro por cómo se estaban manejando Gendarmería y la DEA”.

“Es la primera vez que en Argentina alguien que trabajó para la DEA de manera directa, con alrededor de 300 operativos, hay gente que dice que más, muchos de ellos en el exterior, que ayudó a capacitar a gente de la DEA en Estados Unidos, que la DEA reconoce oficialmente que fue ayudante de ellos, está contando como trabaja esta agencia norteamericana en la Argentina. Por primera vez encontramos que todas las cosas que uno podía tener como hipótesis, por primera vez aparece una voz concreta, identificable, reconocida por la agencia que trabajó con ellos. Relatando, en detalles, algunas de un montón de cosas que hace la DEA en la Argentina y en la región”, enfatizó el periodista.

Sobre el final, remarcó que “las fuerzas de seguridad, en algún punto, son un colador a la hora de manejar con cuidado información tan sensible”, y cerró: “Más allá de eso, lo que queda a la vista de todos es que el Poder Judicial queda muy desmantelado, muy a merced de agencias de estas características. Por otro lado, las fuerzas de seguridad federales argentinas están al alcance de la mano de la DEA para que pueda maniobrar según sus intereses, sin importar la soberanía argentina. Sigue sin haber una comprensión, histórica y problematizada, sobre qué hacen agencias de estas características en el país, totalmente fuera de control”.

Entrevista completa a Julio César Pose, primer informante de la DEA condenado en la Argentina en  https://www.revistacrisis.com.ar/notas/la-dea-y-el-enigma-de-la-morsa 

Fuente: Sapo de otro pozo/ FM Noticias 88.1 MHz.