Las medidas centrales que tomará Mauricio Macri después del 10 de diciembre | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las medidas centrales que tomará Mauricio Macri después del 10 de diciembre

Las medidas centrales que tomará Mauricio Macri después del 10 de diciembre

El presidente electo enviará un ambicioso paquete de leyes al Congreso para avanzar en temas sensibles. El plan general prevé cambios en el Impuesto a las Ganancias, modificaciones en la tarifa de energía, avances en la negociación con los fondos buitre y la búsqueda de dólares frescos para eliminar de forma progresiva las restricciones al dólar, entre otros temas.

Dólar: Eliminación progresiva de restricciones y devaluación

1. La medida más urgente es la eliminación de las restricciones cambiarias y la unificación del tipo de cambio. En parte, esto se debe a la expectativa de su promesa de campaña: “el 11 de diciembre ya no va a haber más cepo cambiario”, aseguró entonces Mauricio Macri. Sin embargo, esta propuesta se cumplirá sólo en parte. Desde Cambiemos ya están analizando la posibilidad de que se eliminen las restricciones a la remisión de utilidades, pero que se mantenga el régimen de compra de dólar ahorro, al menos por un tiempo.
Aunque el dólar ilegal seguirá existiendo, porque no todas las operaciones se van a abastecer en el mercado en blanco, sí habrá un solo tipo de cambio oficial, que se situará entre los $ 14 del dólar bolsa y los $ 15 del paralelo.

Retenciones: Baja de 5 puntos en soja y eliminación del resto

2. El propio ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, se comprometió a “eliminar las retenciones a las economías regionales totalmente, más una compensación por flete, también las correspondientes al trigo y al maíz y una reducción gradual de 5 puntos en la soja”. El futuro Gabinete tiene dos objetivos. Por un lado, aumentar la rentabilidad del sector; por el otro, recuperar los U$S 4500 millones de soja acopiada, según Buryaile, y que que para el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Miguel Etchevehere, rondan los U$S 8000 millones, en total. Esta medida tiene su costado negativo: una quita de retenciones al trigo junto con una devaluación implicaría un incremento de precios de más del 100% en las harinas y aceites, por lo que los rubros alimenticios podrían implicar una suba de precios de hasta un 80% en pocos meses.

Buitres: Acuerdo rápido con Elliott y el juez Griesa

3. Buitres: El litigio con los fondos buitres Elliott Management y Aurelius es una de las principales trabas para obtener financiamiento externo. Más allá de las frases de campaña, en las que prometían “negociar con dureza como (el ministro) Kicillof”, según el diputado de Cambiemos, Federico Pinedo, en el equipo económico son más proclives a la estrategia de “hacer lo que diga el juez Thomas Griesa”, tal como exigió Macri en 2014.

“Entiendo que está listo para arreglarse por ambos lados. Los fondos buitre quieren cobrar y la Argentina tiene mayor predisposición a pagar”, sostuvo el consultor de Econviews Miguel Kiguel, y agregó que “el acuerdo debe ser secuencial, primero con Elliott y después con el resto”.

Financiamiento: Deuda con el Central y blanqueo de capitales

4. La estrategia para conseguir dólares en el corto plazo no puede provenir de mayores exportaciones. Esto es algo más o menos aceptado en Cambiemos. Por ello, requerirán diversos mecanismos para emitir títulos de deuda. Enero ofrece una oportunidad ya que que vencen U$S 10 mil millones de Letras Intransferibles del Tesoro en manos del Banco Central del pago al Fondo Monetario, que podrían ser renovadas en forma de bonos. El BCRA podría ir colocándolos de a poco en el mercado secundario. Otra opción es la emisión de un bono del propio Banco Central o del Nación, el financiamiento a través de un nuevo swap con China u organismos multilaterales de crédito. También se pondrá en marcha un blanqueo de capitales, por el cual ingresarían U$S 10 mil millones, con una quita del 5 por ciento.

Plan Belgrano: Infraestructura económica y social para el Norte

5. El diagnóstico de Prat-Gay y el equipo económico es que en los próximos cuatro años es importante llevar adelante un plan de infraestructura. Ese es el objetivo del plan Belgrano: U$S 16 mil millones de inversión pública y $ 50 mil millones en un fondo de reparación histórica en cuatro años para el norte argentino. El programa incluye la construcción de 150 mil viviendas y 100 mil créditos para la compra de la casa propia y reactivar los ferrocarriles Mitre, Belgrano y Urquiza.

Energía:  Quita de subsidios y aumentos de tarifas

6. Otro objetivo de Prat-Gay es eliminar el déficit fiscal y terminar con la abundancia de pesos en el mercado. El principal vehículo para ello es la quita de subsidios al consumo de electricidad y gas. El futuro ministro de Energía, Juan José Aranguren, opinó que “tenemos que salir de la esquizofrenia que hemos vivido en el sector energético en los últimos 12 años”. El salto en los precios no sólo está relacionado con la quita de subsidios, sino también con la actualización del marco tarifario, que aumentará las ganancias de las empresas de energía. Para llevar la rentabilidad a los niveles de Brasil, habría que subir el precio del gas 3420%, y para que el valor de la electricidad alcance al de Uruguay, deberían subir 350% la boleta de luz para la industria y 643% al consumidor. Por otro lado, Aranguren aseguró que YPF mantendrá su participación estatal, aunque advirtió que “el autoabastecimiento no es importante”.

Empleo: Revisarán contratos de trabajadores estatales

7. El jefe de gabinete, Marcos Peña, informó que se estudiará en detalle la situación de los empleados públicos y se marginará a aquellos que consideren improductivos. En el caso del Senado, la vicepresidenta electa Gabriela Michetti aseguró que “si hay 2000 ñoquis, se van a tener que ir”. Kiguel, en cambio, consideró que es más importante “revisar los sobrecostos de la obra pública. Hay mucho exceso de gasto público”, comentó.

Precios: Continuarán con Precios Cuidados por 6 meses

8. “Los Precios Cuidados no son lo nuestro”, sentenció la gobernadora electa María Eugenia Vidal. No obstante, los funcionarios de Cambiemos tuvieron que rever sus dichos. Esto se debe a que el plan, de devaluación con quita de retenciones y de subsidios, ya está afectando la evolución de los precios por adelantado. La harina se duplicó en 15 días, de $ 110 los 50 kg a $ 230. Esto impactó en los productos de la canasta básica, como el pan, las pastas y la carne, que llevan incrementos de 15% en el mes y aumentarán un 5% más. Por ende, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, anunció que los programas Precios Cuidados y Ahora 12 se extenderán seis meses más.

Salarios: Buscarán una concertación de empresas y gremios

9. Los incrementos en los precios y la caída del ingreso real de los trabajadores podría generar una espiral de reclamos salariales para 2016, y en Cambiemos temen que esto pueda generar nuevas oleadas de inflación y también erosione la mejora de la competitividad de la devaluación. Por eso insinúan con cada vez mayor fuerza la necesidad de llegar a un acuerdo de salarios, complementado con Precios Cuidados. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, convocó a un “inminente acuerdo”, entre empresarios y trabajadores. No obstante, en los gremios existe cierto temor de que esto se convierta en un techo salarial.

Ganancias: El mínimo no imponible subirá 100%

10. Prat-Gay anunció que el alza del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, entre otras medidas, “son leyes que deben ser aprobadas por el Congreso; vamos a presentar un paquete de leyes en la primera semana en que asuma el presidente”. Según versiones dentro de la alianza de gobierno, el mínimo tendrá un incremento cercano al 100% y se encontrará entre los $ 30 mil y $ 40 mil millones. Esta medida podría ser una prenda de negociación del gobierno con los gremios, para evitar aumentos salariales más importantes.

Esta estrategia tiene ciertos riesgos. Por un lado está el costo fiscal, que suma $ 17 mil millones del incremento del mínimo no imponible. Por otro lado, habrá un costo de $ 54 mil millones cuando se eliminen las retenciones. A esto se le suma el desfinanciamiento de los fondos de jubilaciones y pensiones por la sentencia de la Corte Suprema que obliga a devolverle dinero a las provincias. Una caída de los ingresos podría forzar al gobierno a una “cirugía mayor sin anestesia” sobre el gasto público, que siempre ha tenido un impacto negativo en la economía. Otro riesgo es que el modelo dependa excesivamente del endeudamiento externo. Si las exportaciones no aumentan, y la inversión extranjera no fluye en las cuantías esperadas, el incremento de deuda podría ser insostenible. Finalmente, el último problema es el inflacionario, y dependerá de cómo se negocien las paritarias 2016.

Prat-Gay ya negocia un crédito con el BID

El futuro ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, mantuvo durante más de media hora una conversación telefónica con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el objetivo de crear un frente de negociación con el organismo multilateral  y así obtener crédito para financiar obras de infraestructura y abultar las reservas internacionales del Banco Central.

El encuentro fue en términos cordiales y positivos, y Moreno le expresó su “mejor predisposición ante cualquier consulta o requerimiento”, según informaron fuentes cercanas al futuro ministro.
Por otro lado, Prat-Gay designó al último de los secretarios que implementarán la política económica de Cambiemos.

El secretario de Hacienda será Gustavo Marconato, un ex diputado del Frente para la Victoria que presidió la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados cuando el futuro ministro era presidente del Banco Central. Aunque proviene de un partido político distinto, Marconato ha establecido una buena relación con Prat-Gay en todos estos años.

De esta manera se completa el staff del ministerio, junto con Pedro Lacoste en Programación Económica, Marcelo Grissi en Legal y Técnica, y Luis Caputo en Finanzas.