Las limitaciones para el uso de Boleto Gratuito para estudiantes y la suba del boleto común | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las limitaciones para el uso de Boleto Gratuito para estudiantes y la suba del boleto común

Las limitaciones para el uso de Boleto Gratuito para estudiantes y la suba del boleto común

La normativa establece  que el beneficio se otorga por el plazo que dura la carrera, de acuerdo al correspondiente plan de estudio, más un año de gracia, requisito que es independiente del referido a la aprobación de las dos materias anuales.

La reglamentación, que  tiene como finalidad garantizar el uso razonable y adecuado de las gratuidades, contempla las siguientes restricciones:

Estudiantes de formación profesional-educación no formal y estudiantes universitarios con modalidad no presencial: 2 pases por día.

Estudiantes de los niveles inicial, primario, secundario, terciario y universitario: 80 pases mensuales.

Asimismo, en relación a las gratuidades otorgadas a los estudiantes de nivel terciario y universitario se exigirá el cumplimiento de los siguientes requisitos académicos:

A)- No contar ya con titulo terciario o universitario.

B)- Contar con dos materias aprobadas por año, considerando para acceder al beneficio el año anterior a la solicitud del mismo.

C)- En cuanto a los alumnos ingresantes, quienes no cuenten con materias aprobadas, la gratuidad será otorgada con la preinscripción, pero con vigencia al 31 de julio de cada año, momento a partir del cual se deberá ratificar la inscripción.

Finalmente, la resolución establece que en caso de suscitarse controversias entre la empresa y los usuarios, con motivo de la aplicación de la norma, la misma será resuelta por la Autoridad Metropolitana de Transporte.

En cuanto al boleto común hay que decir que de  $ 3,25 quieren llevarlo a $3,50 en horario valle y desdoblando el precio en horarios pico a un costo de $ 3,75

A un año de la suba del boleto común

Luego de un año y un mes de que se anunciara por medio del Decreto 2574/14 la implementación del boleto estudiantil gratuito, y a solo meses de un incremento en el boleto común del 30 por ciento (que paso de 2,50 pesos a 3,25 pesos en febrero de este año), la empresa SAETA vuelve a atentar contra el bolsillo de los trabajadores.

La medida anunciada, que consiste en aumentar el precio del boleto común a 3,50 pesos y 3,75 pesos en horarios pico, además de restringir el pase libre a 80 boletos por mes para cada estudiante (a razón de 4 boletos diarios para 5 días a la semana), comenzó a inquietar a los usuarios que, entre otras cosas, padecen un servicio lleno de falencias.

Las opiniones

“Me parece que no deberían aumentar tanto porque para los que viajan cuatro veces al día es un presupuesto”, manifestó preocupada una usuaria, mientras otra persona opinó: “Me parece que todo aumenta y afecta la economía de la casa porque todo sube,  pero los sueldos son siempre los mismos”.

En tanto que algunos usuarios expresaron su conformidad respecto a las restricciones al boleto estudiantil considerando que en algunos casos se “abusa” del beneficio.

“Yo voy a una técnica y tengo que viajar hasta 6 veces al día”, sostuvo un estudiante, y otra de las usuarias comentó: “Es mejor que nos cobren a los jubilados aunque sea un peso y no suban el boleto, ya abusan a veces, y sino que presten un buen servicio por lo menos”.

“Es una vergüenza”, añadió otro, aunque consideró que “están trabajando bien”, pero pidió que se cumplan los horarios de las frecuencias. “Gasto en dos bondis por día para ir a laburar y es un presupuesto, tendrían que buscar alguna manera de que sea económico para todos”, manifestó otro trabajador.

Diputados de la Comisión de Transporte evitaron sentar su posición

Durante la mañana de hoy, diputados de la Comisión de Transporte fueron consultados respecto a su posición en cuanto a la suba del boleto de transporte público de pasajeros a 3,50 pesos y 3,75 pesos en horarios pico. Sin embargo, por una razón u otra omitieron sentar su posición.

El diputado por Santa Victoria, Rubén Acosta, respondió la llamada telefónica, pero ante la sorpresa que le causó la consulta se excusó asegurando que se encontraba viajando y la comunicación “se cortó”. Curiosamente la recepción no registraba interferencias.

Por su parte, los diputados Marisa Villanueva (Los Andes) y Mario Sarapura (La Poma) no respondieron las llamadas, mientras que Alfredo Sanguino (La Candelaria) simplemente cortó la comunicación.

En tanto Héctor D’Auria, diputado por Metán, afirmó: “Hoy como están las cosas uno nunca está a favor de un aumento”, y sostuvo que debe decidirse en la comisión. Aunque negó tener mayor conocimiento del tema y evitó sentar su posición al respecto.

Fuente: FM Noticias 88.1 Mhz