La UIF investiga a Alfredo Olmedo por lavar dinero del narcotráfico | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La UIF investiga a Alfredo Olmedo por lavar dinero del narcotráfico

La UIF investiga a Alfredo Olmedo por lavar dinero del narcotráfico

Hoy, medios periodísticos locales se hacen eco de lo publicado en la página oficial de la Unidad de Información Financiera en relación al pedido de investigación sobre el candidato a diputado nacional, Alfredo Olmedo.

Una organización delictiva, grandes sumas de dinero y 2693 kilos de marihuana decomisada después – cargamentos que iban en camiones de Formosa a Mendoza y Chile – entra en escena el señor de la soja. Y es que  la Dirección Nacional de Migraciones, durante la investigación,  detectó multiplicidad de cruces transfronterizos realizados por los integrantes de la organización, puntualmente, en septiembre de 2011, Carlos Miguel Fernández – pareja de quien sería la dueña de uno de los camiones con droga – cruzó a Chile en un vehículo BMW registrado a nombre de Alfredo Horacio Olmedo.

La Investigación

A continuación lo publicado en la página oficial de la UIF:

La Unidad de Información Financiera (UIF) se presentó ante el Juzgado Federal Nº 1 de Mendoza – a cargo del juez Walter Bento – solicitando ser tenida como parte querellante en la causa Nº 58.665-B “Fiscal s/Av. Inf. Art. 303 C.P.” que investiga el delito de lavado de activos provenientes del narcotráfico.

La causa se inició a partir de una serie de denuncias anónimas en las que se acusaba a Severiano Antonio Vara Moyano de dedicarse al tráfico de estupefacientes, en vinculación con “Araya” y “Pocholo” Giraldes, Omar “Oso” Argumedo, Guillermo “Guachin”, “Los Riverito” de Maipú, Beto Alonso y Ramón Vara, algunos de los cuales ya se encontraban detenidos por ese delito.

En abril de 2013 se procedió a un allanamiento en la casa de Vara Moyano donde si bien no se encontraron sustancias estupefacientes, sí se hallaron grandes montos de dinero. Además se identificó una camioneta a nombre del principal acusado y otros dos vehículos, uno a nombre de Anabela Yesica Vara -hija de éste- y el otro a nombre de Marcela Alejandra Moyano, de quien aún no se pudo definir el parentesco. Se estima que los bienes fueron adquiridos con dinero proveniente del tráfico de estupefacientes que desarrollaría Vara Moyano.

A raíz de otras denuncias también se pudo detectar un cargamento de 693 kg. de marihuana que partía desde Mendoza hacia Chile y otro cargamento de 2000 kg. proveniente de Formosa con destino a la provincia de Mendoza y a Chile.

Los informes aportados a la causa por la Unidad de Información Financiera, en función del pedido de colaboración solicitado por el Ministerio Público Fiscal, permitieron revelar una notoria inconsistencia entre el perfil patrimonial y la actividad formal registrada por los imputados, así como los diferentes roles que ocupan las mismas personas en calidad de miembros, socios y accionistas de diversas sociedades vinculadas a éstos.

Por otra parte, la Dirección Nacional de Migraciones detectó multiplicidad de cruces transfronterizos realizados por los integrantes de la organización desde Mendoza hacia Chile. En septiembre de 2011, Carlos Miguel Fernández – pareja de quien sería la dueña del camión que trasportaba los 693 kg de marihuana – cruzó a Chile en un vehículo BMW registrado a nombre de Alfredo Horacio Olmedo, en ese momento Diputado Nacional por la provincia de Salta. Según surge de los análisis de los registros, ese vehículo ya había realizado numerosos cruces transfronterizos.

A partir de esto, la fiscal interviniente, María Alejandra Obregón, amplió el requerimiento de instrucción solicitando se investigue a Omar Argumedo, al diputado Alfredo Olmedo, a Carolina Verini -pareja de Vara Moyano y titular de uno de los vehículos utilizados por la banda- y Julio Abdala -financista de Vara Moyano- por lavado de activos.

La posibilidad de ser querellante en la causa implica para la UIF una mayor participación en la investigación, permitiéndole sugerir medidas y seguir el caso hasta el eventual dictado de condenas. Entre las medidas ahora requeridas al juez Bento, se encuentra el congelamiento de cuentas, el embargo preventivo de bienes y su posterior decomiso, a fin de evitar se continúe con la comisión del delito de lavado de activos.

De verificarse la responsabilidad de los imputados sobre los hechos, los integrantes de la organización podrían ser multados de dos a diez veces por el monto de la operación y penados con tres a diez años de prisión -artículo 303 del Código Penal-.

El descargo

En Fm La Cigarra Olmedo hizo su descargo: “Me enteré de esto el 6 de agosto, fui y busqué cuando había vendido ese auto y fue en el año 2006. No tengo nada que ver. Yo no conozco el paso a Chile”, indicó Olmedo al ser consultado sobre el tema y agregó: “A mi nunca me llegó una notificación del Juzgado Federal N° 1 de Mendoza pero si me llaman, yo voy”.

Solo un ejercicio de memoria

En mayo del 2011 fueron detenidos en un operativo en Güemes, Gabriel Gimenez y Carlos Gallardo, con 52 kg de cocaína. El caso fue conocido como el de los “narcopolicias” ya que ambos pertenecían a la fuerza.

Ya en el 2013, durante el juicio, se conocieron detalles que apuntaban a una interna policial. Los acusados aducían que toda la causa había sido armada por Aldo Rogelio Saravia – secretario de seguridad de la provincia en el 2011 – con la intención que ambos policías no revelaran las actividades de espionaje político que realizaban bajo las órdenes del Gobierno Provincial.

En sucesivas declaraciones, Gallardo describió que se espiaba a periodistas y a funcionarios de prensa del Gobierno, como así también a dirigentes políticos y – en especial – a Alfredo Olmedo, quien por ese entonces – 2011 – disputaba la gobernación de la provincia. La intención era encontrar algo que pudiese dañar la imagen del sojero.

Como era de esperarse, Olmedo tomó las declaraciones de Gallardo – realizadas en el juicio, año  2013 – como un caballito de batalla para denunciar mediáticamente un operativo en su contra. Y aquí surge el dato, según los narco policías, lo que buscaban para “ensuciar” al sojero era su vinculación con el lavado de activos provenientes del narcotráfico.

A partir de que revelaron sobre que se lo investigaba, Olmedo nunca mas hablo del operativo mediático, ni hablo sobre el tema denunciado por los narco-policías.

Fuente: Redacción DDN.