La Ministra admitió que la reforma del Código Procesal Penal no surgió de un diálogo con instituciones del área | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La Ministra admitió que la reforma del Código Procesal Penal no surgió de un diálogo con instituciones del área

La Ministra admitió que la reforma del Código Procesal Penal no surgió de un diálogo con instituciones del área

Fuente cruce entre la ministra Diez y el abogado García Castiella por la Reforma del Código Procesal Penal

La funcionaria reconoció que el proyecto no surgió de un diálogo con instituciones involucradas. El abogado afirmó quemaria ines diez poner como mascaron de proa el menudeo de drogas es esconder la realidad: la concentración de poder en los fiscales.

La ministra de Justicia de la Provincia, María Inés Diez, admitió que la reciente reforma del Código Procesal Penal no surgió de un diálogo con instituciones entendidas en la materia, sino que fue un proyecto enviado por el Ejecutivo a las Cámaras Legislativas.

El abogado penalista Pedro García Castiella advirtió,  por su parte, que no es el problema mayor el tema de la requisa policial sino que el punto central es un cercenamiento y retroceso que viene por otro lado y que nace en la falta de diálogo y consulta a instituciones como el Colegio de Abogados, o la defensa pública que tampoco fue consultada.

“La Reforma busca agilizar las causas penales y evitar que las causas prescriban”, sostuvo la ministra de Justicia para justificar las modificaciones introducidas al Código donde las modificaciones sustanciales se centran en el poder otorgado a los fiscales, desplazando a los jueces de garantías y a la potestad que tendrá para actuar la policía en la vía pública.

A lo que García Castiella respondió: “Con el código anterior a esta reforma, la policía ya tenía las facultades suficientes para intervenir y actuar en la forma que considera necesaria ante la presunción de la comisión de un delito. La policía no está capacitada en la provincia y la realidad habla por sí sola. Podrán haber casos habilitando este tipo de procedimientos en otras legislaciones, hasta el mismo Código nacional la puede llegar a permitir en algunos casos, pero como esta policía hoy es un desafío bastante peligroso y la víctima es la sociedad porque todos podemos ser víctimas de situaciones peligrosas como estas”.

Sin poder dar explicaciones sobre un punto clave como la eliminación de la declaratoria del imputado ante un juez de garantías, conquista lograda en el Código modificado el año pasado y que la normativa tuvo tan sólo tres meses de vigencia, la ministra María Inés Diez dijo que “no cree que las modificaciones destrocen” el trabajo efectuado por la mesa conformada oportunamente para la redacción del Código.

Por su parte el abogado afirmó que poner como mascarón de proa el tema del menudeo narcotráfico, es esconder la realidad de esta última reforma y que es la fuerte concentración de potestad en fiscales y el desplazamiento de facultades de Jueces de Garantías que la debieran tener. Y esencialmente un sacrificio de derechos y un retroceso importante en el respeto por las garantías constitucionales.

Añadió que hay un tema importante que no pasa por la requisa en esta reforma y es que se ha sustituido al Juez de Garantías por el fiscal en la determinación de la flagrancia. Se quitó la potestad al Juez de Garantías y ahora el fiscal es el que unilateralmente define la flagrancia, porque los Jueces de Garantías habían venido comenzado a desconfiar de la sinceridad de la versión policial.

Fuente: Somos Salta