La Mesa de Barrios Populares denunció la falta de políticas en materia de vivienda | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La Mesa de Barrios Populares denunció la falta de políticas en materia de vivienda

La Mesa de Barrios Populares denunció la falta de políticas en materia de vivienda

La Mesa de Barrios Populares se refirió a las ocupaciones de terrenos en la ciudad de Salta. Denunciaron la falta de políticas públicas que generaron una situación crítica en el acceso a la vivienda. Informaron que el relevamiento de barrios populares relevó más de 150 barrios en la provincia en esta situación que albergan a más de 20 mil familias. También recordaron que son casi 70.000 personas las que están inscriptas en el Instituto Provincial de la Vivienda a la espera del derecho de acceso a un techo propio. “La tierra no está siendo bien administrada para la gente que lo necesita”, planteó Guadalupe Flores, miembro de la mesa.

Dina Guaymás y Guadalupe Flores, referentas de la Mesa de Barrios Populares, explicaron que la toma de terrenos en distintos puntos de la ciudad responde al histórico déficit habitacional en el que se encuentra la provincia y denunciaron que hace más de 4 años que no se realizan loteos sociales.

Dina, contó que lleva más de 20 años viviendo en un terreno fiscal y que desde el gobierno aún no regularizaron su situación pese a que le fue asignado en 1998. “Me dieron un papel que decía que la policía no tenía que sacarme, entonces me quedé y cuando fui no tenía agua, luz, ni nada”, contó.

Recordó que cuando iniciaron tuvieron que realizar todas las gestiones para contar con los servicios básicos, lo que les llevó entre tres y cuatro años. “Así conseguimos el agua, el alumbrado público. Lo que pasa es que yo necesito la regularización de mi terreno”, afirmó.

Guadalupe habita un terreno hace 5 años. “Mi realidad es distinta, una situación de violencia de género me llevó a esconderme en estos asentamientos. Esto es algo que nos sucede mucho a las mujeres porque es imposible inscribirnos en el IPV cuando tenés un golpeador que no quiere cederte la tenencia completa”, relató.

En ese sentido, indicó que muchas mujeres toman terrenos para dejar de vivir con sus agresores, pero desde el IPV les piden una cantidad de requisitos que son imposibles de cumplir, como el requisito de tener la tenencia completa de los niños. “O nos matan, o tomamos tierra”, sostuvo y agregó que también hay un gran maltrato por parte de la asistente social del organismo. “Te mandan a averiguar si hay terrenos desocupados. Averiguas y después desaparece, no sabes a quien se lo dieron”, lamentó.

“Se ha criminalizado tanto a los barrios populares que incluso el mismo barrio nos ha dejado fuera de planificaciones urbanas”, dijo Guadalupe y explicó que el barrio Floresta Baja cuenta con algunos sectores con agua y con algunas calles pavimentadas.

Guadalupe, vive en Floresta Norte, un terreno categorizado como no habitable por tener riesgo de desplazamiento. Ella vive con sus dos hijos en “un cerro que va creciendo” y sobre el que no se hicieron obras de contención para resolver la situación de las más de 200 familias que viven ahí.

Denunció que para poder ingresar sufrió terribles situaciones de violencia, no sólo de parte de los vecinos, sino también de quienes eran funcionarios municipales en aquel momento. “Es una realidad bastante dura la que atravesamos por ser de un barrio popular”, afirmó.

Dina Guaymás contó que en enero de este año se reunieron con la intendenta Bettina Romero y presentaron un protocolo de regularización de los 41 barrios populares, de los 46 que hay en la Capital. Según lo previsto en la reunión sólo 5 de los 41 podrían entrar en la regularidad.