La lectura futbolera de Urtubey: equipo que pierde se toca | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La lectura futbolera de Urtubey: equipo que pierde se toca

La lectura futbolera de Urtubey: equipo que pierde se toca

Juan Manuel Urtubey presentó ayer en términos de un partido de fútbol los cambios en su gabinete para afrontar “los últimos 20 minutos del encuentro”.

Luego de los resultados de las elecciones legislativas de octubre, el gobernador se vió en la obligación de repensar la estrategia de juego y a meter mano en su equipo para torcer un partido que parecía lo tenía ganado.

“La figura más clara es la de un equipo de fútbol que en un segundo tiempo tiene cambios disponibles y los usa a todos para que en los últimos 20 minutos de juego los jugadores tengan aire para poder correr como si recién entraran”, así definió Urtubey los cambios de nombres en los ministerios.

Al parecer, los dos años de gestión que le restan al urtubeicismo tiene que ajustarse a la idea de un partido perfecto. El pueblo le dio la espalda en octubre y por ahora parece no alcanzar con el cambio de fichas en su esquema. La “falta de aire” en los funcionarios salientes obedecen a la falta de respuestas genuinas a los problemas de los salteños que vieron una vez más en la palabra “cambio” una opción para salir de una situación al menos incomoda en lo económico y social por la cual atraviesa el país.

El revés electoral dejó en la mente del conductor claros gestos de preocupación y asistió a un banco de suplentes que tiene entre sus opciones a jugadores que ya conocen la forma de juego en el ejecutivo cómo Edith Cruz, Marcelo López Arias y Fernando Yarade; y a tres funcionarios que no tienen en sus espaldas roce político: Paula Bibini, Juan Manuel Lavallen y Emiliano Estrada.

Urtubey ya comenzó a jugar los últimos 20 minutos del partido más importante de su carrera política y tiene por delante el desafío de dar vuelta un resultado que por el momento lo dejaría afuera de su sueño presidenciable. Restará que su estrategia y la interpretación de sus jugadores traduzcan lo pedido en las urnas: que las políticas públicas beneficien y transformen realmente el día a día de los salteños y administrar un Estado que pasa por un momento crítico en sus cuentas financieras.