La justicia le impidió a Liliana Mazzone ponerle un bozal legal a un periodista | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La justicia le impidió a Liliana Mazzone ponerle un bozal legal a un periodista

La justicia le impidió a Liliana Mazzone ponerle un bozal legal a un periodista

La Sala V de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta desestimó un recurso de apelación presentado por la abogada y diputada Liliana Mazzone que buscaba imponerle un “bozal legal” a Martín Grande, invocando que con sus dichos, éste afectaba su integridad moral.LILI

“Lo que la actora pretende, no encuentra apoyatura legal, ni aún a la luz de los Tratados que invoca”, sostuvieron los jueces de la Cámara y citaron palabras de Joaquín Víctor González respecto de que “la libertad de la prensa es la garantía de todas las demás y es la propia defensa de la persona colectiva del pueblo, y una fuerza real de las minorías, que por medio de ella hacen públicas las injusticias y abusos de poder de las mayorías y refrenan sus tentativas despóticas”.

También citó al ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Fayt respecto de que “la verdadera esencia del derecho de prensa radica, fundamentalmente, en el reconocimiento de que todos los hombres gozan de la facultad de publicar sus ideas por medio de la prensa sin censura previa, esto es sin el previo contralor de la autoridad sobre lo que se va a decir”.

“Desde el caso ‘Campillay’ en adelante la doctrina judicial del Máximo Tribunal es invariable. No existe censura previa, pero sí responsabilidad ulterior”, puntualizaron los jueces de la Cámara y, además, aclararon que esto no implicaba abrir juicio sobre expresiones vertidas o autorización para expresión. “Lo que sí es preciso remarcar es que la prensa es el último, pero último refugio del ciudadano, frente a avances restrictivos, menoscabantes de su libertad, honra y honor. Es la piedra basal sobre la cual se construye un sistema democrático, sobre la cual descansa la República, más allá de posibles abusos que puedan llegar a cometerse –calificación que siempre será subjetiva”.

Y citaron la nota remitida por el Congreso General Constituyente al General Justo José de Urquiza: “Todo ciudadano de una República tiene el derecho de manifestar lo que piensa y de contribuir con el tributo de su pensamiento a la felicidad común. Si las autoridades entre nosotros han restringido este derecho, han hecho mal y han faltado al primer deber de toda autoridad humana, que consiste en conceder al hombre lo que Dios mismo no le niega”.