La familia Romero nuevamente sesgada por su relación con el narcotráfico | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

8 Comments

La familia Romero nuevamente sesgada por su relación con el narcotráfico

La familia Romero nuevamente sesgada por su relación con el narcotráfico

La novedad de la última semana se dio a raíz de una noticia publicada por el Diario Español “Hoy”, que relaciona al actual Senador Nacional por Salta, Juan Carlos Romero, con el narcotráfico.

No es la primera vez.  Ya hubo otras publicaciones que marcan a la familia Romero, la cual construyó  un emporio millonario e incalculable desde  nuestra Salta.  Esta noticia toma más relevancia a partir de la carta documento enviada por Romero al medio digital El Intransigente, que sólo se remitió a publicar la nota del diario español.

Foto: Alejandro Ahuerma

Foto: Alejandro Ahuerma

Libros, revistas,  diarios y TV

Estas son algunas de las publicaciones, o las que se conocieron, que vinculan a la familia Romero  con el Narcotráfico. La mayoría directamente relacionada a Roberto Romero:

–          El libro Mama Coca de Anthony Henman

–           El Otro, de Hernán López Echague

–           Días Extraños, de Jorge Winter

–          Don Alfredo, de Miguel Bonasso

–           Cocaína, dólares y política, de Eduardo de Miguel y Gabriel Pasquini

–           Blanca y Radiante, de Eduardo de Miguel y Gabriel Pasquini

–           Argentinos II, de Jorge Lanata

–           La Larga Sombra de Yabrán, de Cristian Eduardo Saenz

–            las Revistas Interview, Cambio 16, Le Monde y TXT la única Argentina

–           Entre los Diarios,  una publicación en Diario La Nación, nota escrita por Rafael Saralegui

–          Varias veces nombrado en programas de TV, por ejemplo  la monja Marta Pelloni le dijo “narco” en el programa de Mirtha Legrand.

Siempre ocultándose en Salta

Juan Carlos Romero, muestra una vez más lo cretino que es, ya que en vez de denunciar a todas estas otras publicaciones, o al mismo Diario Hoy, corta por el hilo más delgado y denuncia a un medio reproductor de una noticia que trata  no sólo el tema del trafico, sino también la corrupción de los gobiernos salteños desde  la dictadura hasta la actualidad.

Hay que saber, que esto no es al azar, ya que Juan Romero, sólo denuncia donde tiene el verdadero poder  y de paso logra que esto no se conozca más allá de la Provincia.

El Senador  ya hizo lo mismo con el curita de La Quiaca Jesús Olmedo, al que denunció  tras un corte de ruta en el que Juan Romero dijo que todos los piqueteros eran delincuentes y el curita, apostado sobre la ruta nacional 34, al escuchar esta aberración de alguien que sólo usaba el poder político para hacer negocios, le replico: “Si los piqueteros son delincuentes Romero es Narco”. Obviamente esto fue a la Justicia salteña y el abogado defensor del padre Olmedo, muy atinadamente, sostuvo en el juzgado que los dichos del párroco habían sido expresados sobre territorio nacional y que esto debía pasar al fuero federal. La justicia le dio el visto bueno y a partir de ahí Juan Romero dejó caer la causa para que no se conozca en toda la Argentina.

Blanqueo de relaciones poderosas

El Gobierno de Juan Manuel Urtubey, para llegar al poder, blanqueó la relación más importante para entender que pasó en Salta desde el 76 hasta la fecha, donde la Provincia fue  gobernada por la dictadura con Roberto Augusto Ulloa, y en democracia por el PJ (manejado por la familia Romero), y el PRS (nacido de la mano del capitán de navío Ulloa), ya que cuando uno  gobernaba, el otro era la oposición.

Así pasaron 32 años hasta que el actual Gobernador blanqueó con una alianza décadas de convivencia: Urtubey en representación del PJ conjuntamente con el  Frente para la Victoria y Zottos por el PRS .

Esto marca aun más los dineros ocultos que hay en Salta, ya que  finca “La Moraleja” opera en nuestra provincia desde tiempos nefastos de la dictadura y fue apoyada por todos los gobiernos de la democracia. En relación con el narcotráfico hay que decir que “La Moraleja” se encuentra en la zona de influencia donde llueve la droga y no menor es  el dato  que en esa finca hay una pista de aterrizaje para aviones.

El otro punto que hoy relaciona al poder político con el narcotráfico, es el del ex diputado Ernesto Aparicio, quien fuera asesor del propio Juan Romero, según sus dichos del ex legislador y que fue procesado por lavado de activos junto al empresario Yudi quien es el cuñado del actual Vicegobernador Andrés Zottos.

“Todo es casualidad”

Salta  es una provincia que tiene  una gran frontera, que es incontrolable y endeble. Este es el primer  punto para que se entienda porque estos acontecimientos no son casuales.

No es casualidad que tantas publicaciones nombren a una familia. No es casualidad que siempre gobernaron los mismos. No es casualidad que tanto el PJ y el PRS  defendieron a capa y espada, luego de la muerte de Liliana Ledesma, al ex Diputado Aparicio. No es casualidad que el Diario El Tribuno de la familia Romero defendiera a los hermanos Castedo tratándolos de pobres productores cuando uno está prófugo de la justicia y el otro detenido en Bolivia por Narcotraficante. No es casualidad que durante el Gobierno de Juan Romero se terminara de vender el Banco Provincia al Grupo Macro que inmediatamente también compró el Banco de Jujuy y el de Misiones sabiendo que en estos tres lugares las fronteras son vulnerables. No es casualidad que el ex presidente del Concejo Deliberante de Joaquín V. Gonzalez, Luis Cifre,  fue detenido con casi 400 kilos de cocaína. No es casualidad que en Salta los radares anden mal. No es casualidad que Romero haya privatizado el juego de azar. No es casualidad que el Gobierno Nacional y Popular de Cristina haya promovido la ley de blanqueo de capitales.

La idea  que Salta es una provincia donde el poder político está vinculado al mundo del narcotráfico no es antojadiza. Hay un largo historial de hechos en los últimos años que dan cuenta de esto.