La Danza del Humo | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La Danza del Humo

La Danza del Humo

 

Por Ramiro Jiménez

 

Las reformas en las peatonales Florida y Alberdi, son casi ya una realidad. Que gustan, que no gustan, que se deberían parar las obras, volver a las farolas coloniales, a los bancos de madera con respaldo, que nunca deberían de haber sacado los canteros, las palmeras en crecimiento (que fueron mutiladas, dentro de la mismísima “revolución verde” que impulsa la muni), que el piso es “horrible”, que los “sarcófagos” (bancos nuevos) en verano son imposibles de utilizar, y así mucho más. Las calificaciones por parte de los vecinos de Salta son muchísimas en este contexto para hacer saber su disconformidad al respecto, y claro, si se gastaron para esta obra nada más y nada menos que la módica suma de $21.000.000 (veintiún millones de pesos).

De este modo, muchos pre- candidatos a quedarse con el sillón municipal, empezaron a relamerse las manos para aprovechar el momento y llevar agua a su molino buscando uno que otro votito, o más bien, para ser parte del humo que por estas horas se ve en el cielo salteño y de esa manera ser cómplices (conscientes o no) de lo que realmente pasa por la capital salteña.

No sólo los que buscan algún votito entraron en este juego, sino también, medios de comunicación que poseen gran influencia sobre los cristianos de a pie, con notas y más notas entre sus páginas al tan mentado tema de las peatonales. Ni hablar de las radios, con horas al aire tratando de descifrar que ocurrirá finalmente. Humo.

Ante tanto humo, y con mucha tos producto del mismo, es que muchos nos preguntamos si no hubiese sido más productivo invertir esa módica suma de $21.000.000, en las cloacas para los vecinos de Ceferino, un barrio que se encuentra en las márgenes del río Arenales y que siempre para épocas estivales sufre inundaciones. Después de la gran inundación de enero de 2011, desde el gobierno municipal, les dijeron que “hagan un esfuerzo” y empiecen a realizar obras en sus baños, porque en un plazo corto les iban a colocar las redes cloacales. Hoy, noviembre de 2014, “todo sigue igual” como dice una canción del Pitty Álvarez.

Por otra parte, los vecinos de barrio Solidaridad por ejemplo, calculo, no se hubieran enojado si decidían invertir esos pesitos de las peatonales en sus calles. Pero claro, Soli, no posee valor agregado para los que poseen locales en las peatonales y sus adyacencias. De igual modo, las “obras” para los salteños se ven más en el centro que en la periferia. Más humo.

Finalmente, para que esto (no) termine de intoxicarnos a todos, toda esta humareda me huele a que viene por el Grand Bourg y por el Centro Cívico Municipal, para hacerle “la segunda” al tan cuestionado Diputado Eduardo Abel Ramos y su Fundación “Trabajo y Solidaridad”, que obliga a sus empleados cumplir multifunciones en los hospitales a bajo costo y sin los materiales necesarios de trabajo. Cuando hablamos de multifunciones, hablamos de que el personal encargado de la limpieza de las salas y pasillos de los nosocomios, también deben servir desayunos y meriendas, además del almuerzo y la cena, claro. Por esta situación, los empleados de la fundación se encuentran de paro en la puerta del Hospital San Bernardo desde hace ya varios días, sin que ningún organismo estatal le dé un vistazo al tema, o directamente tome cartas en el asunto. En medio de toda esta situación, Sebastián Ramos, hijo del diputado, golpeó a un manifestante y amenazó a un periodista reconocido con total impunidad.

El tiempo va pasando, ninguna autoridad dice algo al respecto, siguen jugando con la necesidad de las personas, y buscan dilatar y cansar a los trabajadores tercerizados de la fundación en cuestión. La danza del humo está en el aire, y tristemente termina intoxicándonos a todos, por peatonales que no le cambian la vida a nadie, y que esperemos, volver a ser como antes no nos cueste a los salteños el doble.