Juicio a Reynoso: “O Bruno es un inútil o es cómplice” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Juicio a Reynoso: “O Bruno es un inútil o es cómplice”

Juicio a Reynoso: “O Bruno es un inútil o es cómplice”

El abogado querellante en la causa por la que se juzga al ex juez federal de Orán Raúl Reynoso, Carlos Garmendia, hizo un repaso por el juicio y las declaraciones que van graficando cómo se desempeñaba el ex magistrado. Además, cuestionó el rol del fiscal José Luis Bruno y dijo que “o es un inútil, o es cómplice”.

“El tipo era un dictador, un autoritario, tenía a todo el Juzgado bajo el taco de su zapato y no tenía ningún tipo de respeto por la autoridad de los funcionarios”, destacó el abogado al señalar que pese a que en todos los juzgados el segundo funcionario es el Secretario, “Reynoso no tenía ningún tipo de respeto”.

En este sentido, destacó la relación que mantenía el ex juez con los empleados Saavedra y Aparicio, uno de los cuales tenía el cargo de ordenanza del Juzgado y estaba encargado del depósito donde se guardaba la droga lo secuestrada.

Según señaló, “a medida que va avanzando el juicio van apareciendo circunstancias más llamativas” y mencionó entre ellas “la posibilidad de que Reynoso haya sido un narco y que haya vendido la droga que él secuestraba”. “Esto está apareciendo, me voy a ocupar de esto en los alegatos y voy a solicitar una investigación”, dijo en referencia al oficio que se envió a la Aduana autorizando a vehículos particulares a trasladar la droga secuestrada con fecha abierta.

Por otro lado, aseguró que el ex juez “metía a trabajar a los que él quería”, e hizo referencia al caso de una empleada de apellido Britos, prima de Reynoso, quien tenía como único antecedente laboral antes de llegar al Juzgado un trabajo de cajera de una carnicería. “Ese era el antecedente de ella y termina haciendo decretos de investigaciones.

Es la única que dijo que Reynoso no maltrataba a nadie”, señaló y agregó: “Es una mujer totalmente leal para él, es la única que ha dicho que Reynoso no maltrataba a nadie. Claramente ha intentado beneficiar a Reynoso”.

Contó también que, de acuerdo a las declaraciones de los empleados, el propio Reynoso “distribuía los escritos y de manera muy arbitraria”. “Él mimo les decía- a los secretarios- qué tenían que resolver en cada caso. Todos los testigos hasta ahora han ido diciendo de determinadas causas que tenían que ver con determinados abogados, que son los otros que están imputados, iban con mayor velocidad que las otras”, aseveró.

En la misma línea, Garmendia recordó las declaraciones del abogado José Antonio Fernández Martínez, otro de los empleados del Jugado Federal de Orán que dio su testimonio. “Cuenta cómo, en un caso en particular, Reynoso le ordena a uno de los instructores resolver una causa en determinado sentido diciendo que había que imputar a una persona que estaba vinculada en una causa de drogas como partícipe secundario, y este empleado no estaba de acuerdo, Reynoso le contestaba ‘yo soy el Juez, cuando vos seas juez vas a hacer lo que a vos te parezca’”, recordó.

La “complicidad” de Bruno

El abogado querellante cuestionó el rol del fiscal federal de Orán, José Luis Bruno. “Muchas de las cosas que ha hecho Reynoso han pasado por los ojos de Bruno, todas en realidad. Libertades que ordenaba Reynoso, pasaban por Bruno, o deberían pasar en algún momento”, afirmó en tanto subrayó que “es el primer control que tenía Reynoso en ese momento”.

“No hemos visto denuncias de Bruno, por el contrario no apelaba las libertades de oficio que emitía Reynoso”, remarcó Garmendia en relación al accionar, o falta del mismo, del fiscal ante las libertades o prisiones domiciliarias que otorgaba Reynoso de manera discrecional. “Lo que me superó la paciencia fue lo que contó Martínez, un episodio con Leiva, específicamente”, indicó.

Y relató: “En una fiesta del Día del Abogado, Leiva entró al hotel donde estaba por ser la cena. En una mesa estaban muchos empleados del juzgado federal de Orán, Leiva los ve y dice en voz alta ‘¿qué hacen estos coimeros federales acá?’. Todos lo que han declarado sobre ese episodio dicen que no se han sentido tocados y sabían que se estaba refiriendo a Reynoso, que no estaba ahí. Entonces Martínez contó que Reynoso lo obliga a él a hacer un informe sobre ese episodio y lo utilizó para iniciar una investigación en contra de Martínez y de los que estaban ahí, que son todos los que han declarado contra Reynoso”.

“Pone como si fuera una denuncia de Leiva y Leiva no había denunciado. Esa causa pasa por Bruno también y Bruno ha permitido que esa investigación avance”, aseguró el abogado en tanto que señaló: “En determinado momento, cuando lo llaman a Leiva a declarar, termina diciendo ‘yo me refería a Reynoso y Saavedra’. Es por eso que terminan archivando la causa. Eso nos han contado Martínez y todos los otros, y los ha terminado de convencer de que Reynoso podía hacer cualquier cosa. Podía inventar y manipular una causa, y Bruno le permite actuar”.

“Cuando termine el juicio en los alegatos voy a hacer una evaluación de todo lo que hemos venido viendo y voy a marcar que Bruno, mínimamente ha sido un inútil”, manifestó Garmendia quien enfatizó: “Hay dos alternativas, o Bruno es un inútil, un mal fiscal, o Bruno es cómplice. Eso va a tener que ser investigado y yo lo voy a pedir”.

El abogado indicó que si bien “no hay un organismo que controle a los jueces”, “el sistema permite el control del trámite de la investigación” mediante las figuras del juez federal y del fiscal federal. “Ahí tenés un control mutuo, si los dos son corruptos estás en el horno”, dijo e insistió: “Las cosas que hizo Reynoso pasaron por los ojos de Bruno en algún momento”.

Asimismo, se refirió al control de la Cámara de Apelaciones, aunque aclaró que éste solo es posible de existir una apelación y resaltó: “También la Cámara de Apelaciones ha venido siendo bastante ineficiente en muchas causas”. “Esto también lo ha dicho el defensor oficial federal que ha trabajado algunos años en Orán, Andrés Reynoso, que es jujeño y no tiene ninguna vinculación con el Juez”, añadió.

Al respecto, recordó algunas de las irregularidades que el letrado narró en sus declaraciones y un episodio en el que, tras un allanamiento en una Villa en Orán detienen a una mujer que estaba amamantando, pese a no encontrar droga en su vivienda.

“Andrés Reynoso pide la prisión domiciliaria para esa mujer y Reynoso no se la da. El niño- por el hijo de la mujer- empieza a enfermarse. Andrés Reynoso vuelve a pedir la prisión domiciliaria pero Reynoso no se la da. El niño termina internado y finalmente Reynoso accede a darle un permiso a la madre para que lo vaya a ver a su hijo en el hospital y este niño termina muriendo en los brazos de su madre, que no le había podido dar el pecho durante todos esos meses”, relató.

Y continuó: “Al mismo tiempo, el defensor Reynoso nos dice que ve como a narcos les estaba dando prisión domiciliaria cuando presentaban informes médicos, y a uno en particular el médico forense dijo que tenía un cuadro de enfermedad pero que no era grave y que podía seguir alojado en la cárcel, el tipo igual le da la prisión domiciliaria. No tenía ningún tipo de criterio jurídico el juez Reynoso”.

También, se refirió a otro episodio relatado por Martínez. “Dice que después de haber visto lo que había hecho Reynoso con el invento de la denuncia de Leiva queda asustado y decide declarar en esta causa que recién estaba iniciando. Quedó trabajando en Salta por un mes y medio para protegerlo, entonces Reynoso se entera y ordena que le revisen la computadora. Se le mete un empleado y encuentra en una carpeta que él tenía, que no estaba oculta, con fotografías familiares y dos fotografías de dos modelos internacionales que había bajado de un diario, un tanto eróticas”, comenzó narrando.

Y siguió: “A partir de esas fotos, Reynoso le inicia una causa por distribución de pornografía infantil, totalmente insólito, y Bruno promueve la investigación. Después la Cámara lo archiva. Es una impunidad que Bruno se la garantiza”.

La familia Reynoso

Consultado sobre los familiares del ex juez Reynoso y su posible vínculo con algunas de las causas, sostuvo: “Hay otra causa en contra de Reynoso, de la que no soy parte, donde podría estar investigado alguno de sus familiares”, y agregó: “Reynoso se pone como loco cada vez que se la nombra a su hija Kamila porque una de las cosas que han declarado es que él utilizaba las computadoras del Juzgado para copiar discos de Kamila y los regalaba a todo el mundo”.

Fuente: Hora 7 radial/ FM Noticias 88.1 Mhz.