Jóvenes fuera de control atacaron a un vecino de barrio Tres Cerritos | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Jóvenes fuera de control atacaron a un vecino de barrio Tres Cerritos

Jóvenes fuera de control atacaron a un vecino de barrio Tres Cerritos

Un vecino del barrio Tres Cerritos, Gabriel Odriozola Zambrano, denunció en la comisaría 3 que tiene inconvenientes con jóvenes que suelen reunirse en la plaza Alfonsina Storni, a la cual llegan en sus vehículos para escuchar música a elevado volumen, ocasionando molestias e imposibilitando que los residentes de la zona puedan descansar. Los acusados se congregan en ese sitio, tras salir de boliches bailables, para consumir bebidas alcohólicas y lo peor de todo: hacer picadas con sus automóviles alrededor de la plaza.

232684_620

Plaza Alfonsina Storni, en barrio Tres Cerritos

El denunciante, cansado de los disturbios que padece desde hace 10 años, se hizo presente en la plaza para sacar fotografías con el fin de radicar la denuncia en contra de los efusivos jóvenes. Mientras se acercaba logró varias tomas de los vehículos y de algunos de los protagonistas de las escenas, que se encontraban sobre la intersección de las calles Los Mandarinos y Los Olivos. Pero, en determinado momento, uno de los individuos que vestía un buzo con capucha blanca y azul, y quien se movilizaba en un Renault Clio blanco, le arrebató la cámara y la rompió. Otros rodearon a la víctima y dos de ellos, vestidos con camisas le propinaron golpes de puño y puntapiés. El damnificado intentó defenderse pero uno de los atacantes le arrojó una botella de cerveza. Odriozola Zambrano tomó la misma botella y la lanzó hacia el lugar de donde provenía, impactando en un automóvil VW Fox gris oscuro sin patente y le rompió el vidrio trasero izquierdo.

La víctima pudo escapar y corrió hasta su casa, siendo perseguido por los violentos. Junto con su esposa Carolina Rieszer ingresó a su domicilio. Varios de ellos irrumpieron en el garaje, mientras otros arrojaban elementos contundentes contra su camioneta Ford Eco Sport bordó que estaba estacionada sobre la vereda y resultó con daños en la luneta trasera. El denunciante hizo ingresar a la vivienda al propietario del auto que había dañado, Cristian Eterfino, quien adujo que no tenía responsabilidad ya que no lo había golpeado y le pidió que hiciera arreglar el vidrio de su automóvil. Familiares y amigos de este joven se hicieron presentes. Algunos amenazaban al denunciante sacandole fotos y diciéndole: “Que se creen que son, les vamos a incendiar la casa, a meter una bomba ­uno, dos tres, jaja! Les vamos a sacar todo, ustedes no saben con quién se están metiendo”.

Fuente: El Tribuno