Inundaciones y desmontes en Salta: “El ecocidio en el noroeste argentino ha sido catastrófico” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Inundaciones y desmontes en Salta: “El ecocidio en el noroeste argentino ha sido catastrófico”

Inundaciones y desmontes en Salta:  “El ecocidio en el noroeste argentino ha sido catastrófico”

El ingeniero industrial y profesor de la Universidad Nacional de Salta, Martín Herrán, habló sobre las inundaciones en el norte provincial y la relación con los desmontes ilegales en Salta, muchos de ellos llevados adelante por funcionarios y familiares de funcionarios provinciales y nacionales.

“El tema del Pilcomayo es un tema complejo, lo sabemos todos, sobre todo las comunidades originarias que han vivido desde tiempos inmemorables ahí”, comenzó diciendo el especialista para detallar: “Es un río que tiene sus características topográficas. Es de esos ríos lentos de llanura, con grandes caudales de lluvia en la alta cuenca que implican desbordes y anegamientos. Cada tantos años está incrementado por el fenómeno llamado La Niña, que hace que haya mucha lluvia de este lado de la cordillera”.

Por otro lado, se refirió a los cambios en el modo de vida de las comunidades a partir de la conformación del Estado nacional que “ejerce una presión de tipo criminal sobre la población indígena”, y analizó: “Acá hay una suma de factores geográficos climáticos, pero hay factores económico- políticos determinantes de esta crisis”, en alusión a las inundaciones.

En esta línea, explicó: “El factor desmonte, que en los últimos 20 años ha hecho explosión, es uno de los grandes responsables. Del lado paraguayo, a partir de la década del ’90, empieza el gran desmonte, pero del lado argentino, el departamento San Martín es casi sistemáticamente talado, borrado”.

En cuanto a Rivadavia Banda Norte, indicó que “no se desmontó sino que se fue pelando pro un uso abusivo del recurso forestal”, como palosanto, algarrobo, además de ganadería sin un manejo adecuado.

“En el año 2.004, 2.005, estuve luchando con los compañeros para que la famosa empresa Arcor, que tenía el proyecto de desmontar 45 mil hectáreas en donde el departamento san Martín limita con el departamento Rivadavia. Estaban decididos a talarlo, y la presión mediática, política y delas comunidades sobre todo hizo que la empresa vendiera sus tierras porque se le armaba un lío grande”, recordó el docente.

“Ese tipo de desmontes de estas fincas el Yuto, las fincas de Brito- Jorge, dueño del Banco Macro-, de la familia Macri y de todos los personajes vinculados a las distintas administraciones provinciales han hecho que el Chaco salteño pierda la capacidad de esponja, de recepción de caudales extraordinarios de lluvia. El agua pasa como si fuera una playa de estacionamiento y directamente se va a cause ya derramado del Pilcomayo y ocasiona los problemas que hay”, enfatizó el especialista en tanto remarcó que “para colmo de colmos, la gente del Pilcomayo tiene una postergación económica, sanitaria y política”.

Para el ingeniero, “hay un problema de racismo extremo”. “Cuando se habla de la pobreza en Argentina, hay que recordar que el departamento Rivadavia, en particular el municipio de Santa Victoria Este es el segundo municipio más pobre de la Argentina, y a esa estadística la mantiene desde hace 40 años”, puntualizó y dijo:

“Para mí, el departamento Rivadavia, con la crecida del Pilcomayo, saca a flote una deuda vergonzosa que tenemos todos los salteños, sobre todo los sectores de poder, hacia estas comunidades que no las han matado porque no han podido a principios de siglo y las han dejado empobrecerse y perder todo. Imponerles modelos productivos de tipo industrial como la soja, tenerlos como mano de obra barata hasta el presente, quitarles los documentos para ir a votar, la historia que conocemos todos”.

“El ecocidio en el noroeste argentino ha sido catastrófico y para nada ajeno a todas las consecuencias que el desborde de un río puedan ocasionar. Estos ríos no tiene ya el freno de los montes”, aseveró.

A todo esto, cabe recordar que pese a la notificación de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación para frenar los desmontes en la finca Cuchuy que lleva adelante Alejandro Jaime Braun Peña- primo del jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña- avalado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, la ONG ambientalista Greenpeace denunció que las topadoras siguen avanzando sobre las zonas protegidas por la Ley Nacional de Bosques y clasificadas por el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Salta en las Categorías I – rojo y II – amarillo.

Fuente: Todas las voces todas/ FM Noticias 88.1 Mhz.