Globos de Oro, cuando el cine y la TV festejan juntos | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Globos de Oro, cuando el cine y la TV festejan juntos

Globos de Oro, cuando el cine y la TV festejan juntos

“Los Globo de Oro son la única vez en la que las bellas personas del cine se codean con los harapientos de la TV.” Nada describe mejor lo que distingue a los premios que se entregan esta noche que la frase dicha por Amy Poehler, una de las conductoras de la ceremonia, que se podrá ver desde las 21, por TNT.

Junto a ella estará Tina Fey, otra “harapienta” salida de la TV, y ambas intentarán desterrar de una vez y para siempre los prejuicios sobre las comediantes femeninas y, de paso, prestarle algo del inmenso talento de ambas a una ceremonia más reconocida por su glamour y sus cuestionables nominados que por sus aciertos artísticos. Organizada por la Asociación de Periodistas Extranjeros afincados en Hollywood, la fiesta de los Globo de Oro es la campana de largada para la temporada de alfombras rojas que continuará con los galardones del gremio de actores, los premios al cine independiente y que culminará con los Oscar, el 24 de febrero.

Para llegar hasta allí, actores y directores deberán caminar kilómetros de alfombrados pasillos y pasar por los micrófonos de los cronistas de E!, que esta noche, desde las 20, registrarán el arribo de todos los nominados al hotel Beverly Hilton. Allí, en un enorme salón de fiestas repleto de mesas, se acomodarán las estrellas de cine y televisión para festejar (o simular alegría) a medida que vayan pasando los 25 rubros que se premiarán en la noche.

LINCOLN

“Lincoln”, la gran favorita

En el caso del cine, además de repetir al resto de los premios que se vienen y tener a Lincoln como el más nominado, con siete menciones, los Globo de Oro se distinguen por contemplar en el rubro de comedia o musical aquellos films que la Academia de cine de Hollywood considera demasiado livianos para su gusto. Así, este año en ese rubro aparecen Los miserables (que de liviano tiene poco y nada, pero es musical), El lado luminoso de la vida, El exótico hotel Marigold, Un amor imposible Moonrise Kingdom: un reino bajo la luna .

Siempre atentos a que ninguna estrella falte a la cita, los poco menos de cien integrantes de la Asociación de Prensa Extranjera en Hollywood también dividen los premios para los actores protagónicos entre drama y comedia. Así, la lista de intérpretes nominados cubre todo el espectro del cine comercial. A los dramáticos Daniel Day Lewis ( Lincoln ), Richard Gere ( Mentiras mortales), John Hawkes ( Seis sesiones de sexo ), Joaquin Phoenix ( The Master ) y Denzel Washington (El vuelo ), hay que sumarle, por el lado cómico/musical a Jack Black ( Bernie ), Bradley Cooper ( El lado luminoso de la vida ), Hugh Jackman ( Los miserables ), Ewan McGregor ( Un amor imposible) y Bill Murray ( Hyde Park on Hudson ). Una lista igual de extensa cubre a las intérpretes femeninas, que incluye a las candidatas de todos como Jessica Chastain ( Zero Dark Thirty: la noche más oscura ) y Naomi Watts ( Lo imposible ) y alguna que otra elección curiosa, como la de Emily Blunt por Un amor imposible y la de Meryl Streep por la comedia ¿Qué voy a hacer con mi marido?

Con la fama de que sus ganadores luego trasladan su suerte a los Oscar ( una impresión que es pura superstición, ya que los votantes de uno y otro premio no son los mismos y es poco probable que los más de cinco mil integrantes de la Academia se dejen influir por las decisiones de quienes eligen los triunfadores en los Globo de Oro), los premios de esta noche pueden no ser los más prestigiosos, pero ciertamente consiguen atrapar la atención de los fanáticos de estas ceremonias. Mucho de eso tiene que ver con el desfile de modelitos en la alfombra roja y otro poco con la mencionada reunión cumbre entre el cine y la TV.

Así, cuando algunos todavía se preguntan por algunos candidatos de película, aparecen los nominados televisivos y el desconcierto se renueva. Sólo en los Globo de Oro una serie comoSmash puede competir por algún premio sin que se trate de una ironía y sólo allí también insistirían en mencionar a Matt LeBlanc como mejor actor de comedia, galardón que el ex Friends ya consiguió el año pasado.

Pero esos absurdos y unos cuantos otros forman parte del encanto de una noche que inaugura la temporada de autocelebración, festejos y glamour que Hollywood renueva año tras año.