García Castiella: “La justicia es un bien social, no de ellos” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

García Castiella: “La justicia es un bien social, no de ellos”

García Castiella: “La justicia es un bien social, no de ellos”

Fuerte polémica causó en la sociedad la reforma del Código Procesal Penal aprobada por Diputados y hoy en tratamientoPedro Garcia Castiella en el Senado, que otorga mayor poder a fiscales y policías.

Para el abogado penalista Pedro García Castiella, la reforma es una “una inconsciencia” de quien ha diseñado esta modificación a solo tres meses de haberse puesto en marcha la reforma y en plena vigencia. “Es una inconsciencia de quien la diseña, de quien la aprueba, y de quien la ejecuta también”, sostuvo.

El proyecto permite a la fuerza policial requisar sin orden judicial a personas y vehículos particulares. “Concitó mayor atención esta figura de la requisa personal y sobre bienes muebles sin orden judicial. Es más que preocupante, es injustificable. Es una inconsciencia darle este tipo de facultad a esta policía que no se ha modificado para nada y sigue siendo la misma. Esta policía que entre otras cosas, es la responsable del caso Evangelina Pisco en donde hicieron a golpes, confesar a aborígenes un asesinato que no cometieron. Es la misma policía de las torturas en la cárcel de General Güemes y es la misma policía de la que dependían dos efectivos condenados recientemente por narcotráfico, llamados narcopolicías”, recordó el letrado.

Acerca de la justificación brindada desde el oficialismo y desde la misma Ministra de Justicia, María Inés Diez, acerca de que estas facultades permitirán el avance sobre causas de microtráfico de drogas señaló: “Me revela este discurso barato que se escuchó en la Cámara de Diputados por parte de diputados oficialistas y por funcionarios del más alto nivel como la Ministra de Justicia, que yo creo que nos quiere tratar como estúpidos a los salteños queriendo justificar esta profundización de la concentración de poder da en manos de los fiscales en la lucha contra el narcotráfico. Porque es la misma policía a la que le estamos dando facultades especiales. Esto se basa en una fuerte concentración de poder y facultades en los fiscales y policía, con el desplazamiento de los Jueces de Garantías que hoy quedan pintados lisa y llanamente”.

Advirtió García Castiella: “Esta reforma encierra otras cuestiones más graves o serias que no tienen tanto efectismo o no se las entiende tanto como a lo anterior. En esta reforma está escondida una modificación del sistema. Porque el sistema que aprobaron los diputados y senadores el año pasado es una copia del Código Procesal de Entre Ríos, adosado y adornada con cuanta norma más represiva encontraron en otros códigos. Es punto y como el de Entre Ríos, no fueron nada creativos”.

Asimismo agregó: “Uno de los aspectos positivos era el de apertura de la investigación, en el que quedaban reglas claras y transparentes del proceso diciendo qué se investiga y a quién y también se notificaba al investigado. Ahora, lo quieren aparentar como si fuese un cambio semántico, cambiando el Decreto de Apertura como Decreto de Citación a Imputación. Y esto más que semántico es sustantivo porque marca el inicio del proceso y lo lleva para atrás”.

Luego prosiguió: “O sea, cuando vino el informe policial o cualquier tipo de acto del procedimiento que da la noticia criminis ya ahí, está empezando la investigación. Y se abre una etapa larga en algunos casos, donde la persona investigada no sabe que está siendo investigada, y puede el fiscal disponer allanamientos, secuestros, sin que se haya producido ese acto que ahora se ha derogado que es la Apertura de Investigación o sea, se violenta mucho el sistema diseñado con la copia del Código de Entre Ríos. Esta es una variación al proyecto originario que había dejado sin efecto la Comisión que trabajo en la reforma. Esta declaración ante el fiscal es lo más patético, complicado e inconstitucional”.

Afirmó que existen efectos más complejos en esta reforma: “Se pueden disponer allanamientos, medidas restrictivas de la libertad y después se va a enterar el juez de garantía o el imputado. No como ocurría hasta antes de la reforma. La víctima también queda desplazada del conflicto y no puede intervenir en esa etapa. Yo, que represento a muchas víctimas, quedamos atados de pies y manos esperando la reacción y actuación de un fiscal con súper poderes como tiene en este momento. Entonces, de lo que se trata esta reforma procesal es de concentrar el poder de la justicia en manos de los fiscales para un manejo totalmente discrecional”.

“Esto no hay que dejarlo pasar, hay que ponerle un freno porque la justicia, el estado de derecho, nuestra Constitución, son un bien social, no es un bien de ellos. Porque manejan las reformas, traen pone, sacan, como si fuera un bien propio. Como si la investigación de los delitos o la seguridad, o la tranquilidad, o el derecho resarcitorio de los salteños fuese propiedad de ellos. No. La justicia es un bien social, no de ellos. Tenemos una Constitución que tenemos que defender, tenemos un sistema judicial y de garantías que está en la Constitución de la Nación y la Provincia. Es el sistema democrático”, reafirmó García Castiella.

Sobre las modificaciones que se plantean y los viejos fantasmas del proceder durante la época de la dictadura señaló: “Este modelo más que llevarnos a viejas épocas traduce algo delicado y perimido en el derecho penal que es la Doctrina en el Derecho Penal del Enemigo germinada en la Alemania nazi, donde se considera que los fiscales tenían que tener un absoluto poder y la persona acusada por un delito, no le digo un delincuente, pero el solo hecho de ser acusada de un delito, pasa a ser un enemigo de la sociedad y por lo tanto ha perdido todo derecho. Incluso el derecho a ser defendido”.

“De eso se trata esto, porque cuando empezamos a ver el diseño de los procesos por flagrancia, cuando empezamos a ver que el derecho a ser oídos por un juez natural es negado en la provincia de Salta, porque al derecho a ser oído por un juez natural lo reemplazan por el derecho a ser oído por el fiscal, que es el acusador, el interesado en la acusación y nada tiene de juez. El juez juzga, el fiscal investiga. Acá al acusado lo ponemos ante el fiscal para hacer su descargo. Es un sistema totalmente cercenatorio de todo derecho”, aseguró el abogado.

Finalmente respecto a lo que sucederá en adelante, Pedro García Castiella afirmó: “No quedan dudas que el Senado aprobará este proyecto. Yo estoy trabajando en un planteo de inconstitucionalidad de esta reforma. Ojalá que seamos varios los preocupados por la defensa de la Constitución y los derechos de los salteños. Y ojalá tengan la suficiente conciencia los jueces que tengan que resolver esto de respetar el compromiso, de respetar la Constitución por la que han jurado. Ya que son tan irresponsables los diputados que han votado, con argumentos tan baratos, en contra de la Constitución que han jurado, que esperamos que los jueces que saben de qué se trata y saben la entidad y gravedad de estas violaciones a la Constitución y a los compromisos internacionales del Estado argentino y salteño, puedan poner las cosas en su lugar”.