Ford se prepara para ser el Android de los automóviles | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Ford se prepara para ser el Android de los automóviles

Ford se prepara para ser el Android de los automóviles

La marca norteamericana lleva ya un cierto tiempo reforzando su imagen en torno a la tecnología de una manera completamente diferente a como lo hace el resto de su industria: la tecnología en la industria del automóvil ha sido siempre cerrada, intensamente propietaria y exclusiva: desarrollos que tratan en muchas ocasiones de “reinventar la rueda” con precios y prestaciones poco competitivos, pero que proporcionan pocos beneficios debido a factores como la integración. Un GPS de serie es típicamente mucho más caro y deficiente en prestaciones que el que puedas instalar por tu cuenta o incluso llevar en tu smartphone, pero muchos usuarios lo adquieren porque “ya viene integrado en el torpedo”.

logo ford

Ford, pura innovación en el campo tecnológico

Frente a esto, Ford propone un modelo abierto: sobre Sync, un desarrollo que ha supuesto más de cinco años de trabajo con Microsoft, desarrolla una API , AppLink, que permite una arquitectura de integración abierta, sobre la que cualquier desarrollador puede proponer apps para los temas que se le pasen por la imaginación. Las primeras apps que están surgiendo de esta plataforma tienen lógicamente que ver con el entretenimiento a bordo, tal como la integración de Spotify con comandos de voz que permitan un manejo completo de la aplicación cuando se está al volante, apps para leer titulares de prensa, etc. Pero la arquitectura va más allá, porque permite también acceso a parámetros del automóvil: no para modificarlos – por un tema básico de seguridad – pero sí para, por ejemplo, consultar su estado, lo cual podría llevar, desarrolladores imaginativos mediante, a una nueva área de desarrollo de aplicaciones específicamente pensadas para el automóvil, un paso más allá del mero entretenimiento.

Los planes de Ford en este sentido son ambiciosos: ofrecer a los desarrolladores para sus apps una base instalada de muchos millones de automóviles y un entorno flexible y atractivo de desarrollo. A partir de ahí, la reflexión es interesante: la idea es obtener la fuerza suficiente como para llegar a ser un estándar de facto, la plataforma que otras marcas quieren tener para poder ofrecer a sus clientes el acceso a esa base de apps. Todos somos ya conscientes del poder de las apps a la hora de extender la funcionalidad de nuestros aparatos, ¿por qué no iba a ser el automóvil una plataforma adecuada para instalar o desinstalar apps sobre un sistema operativo, convirtiendo a Ford en “el Android del automóvil“? Como nos comentaba Alan Mulally, presidente y CEO de la compañía, hace algo más de un mes en Detroit, “the car as the ultimate mobile app of choice”. Sin duda, una estrategia novedosa en la industria, y que está logrando situar a la marca en el punto de mira de un interesante segmento de consumidores interesados en la tecnología.

Fuente: Enrique Dans