Explosión en el Centro Cívico Municipal: Se cae la teoría del atentado | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Explosión en el Centro Cívico Municipal: Se cae la teoría del atentado

Explosión en el Centro Cívico Municipal: Se cae la teoría del atentado

La Fiscalía Penal 5 tomó intervención en el hecho ocurrido en las instalaciones del Centro Cívico Municipal, sobre calle Lola Mora, donde una fuerte explosión causó daños materiales en edificios emplazados en el predio y en las viviendas ubicadas en las inmediaciones. Se comisionó al CIF para que realice las tareas en el lugar.

Allí, cerca de la medianoche del sábado madrugada del domingo, se sintió una fuerte explosión que causó numerosos daños materiales, tanto en edificios ubicados en el predio, como en viviendas ubicadas en las proximidades.

Aparentemente la explosión ocurrió en uno de los edificios emplazados sobre el lateral de calle Lola Mora, ya que es el sector que registra mayores daños materiales. El fiscal dio intervención al Cuerpo de Investigaciones Fiscales para que trabaje en el lugar y realice las tareas correspondientes para determinar lo sucedido.

Bomberos niegan que la explosión en el CCM haya sido intencional

Tras la explosión producida el fin de semana en las instalaciones del Centro Cívico Municipal y las múltiples versiones que se generaron en torno a la misma, inclusive las declaraciones del intendente Gustavo Sáenz poniendo en duda los informes periciales que se realizaron al respecto, el Jefe de Bomberos Voluntarios Martín Miguel de Güemes, Walter Chávez, detalló cómo fueron los primeros momentos cuando llegaron al lugar y se entrevistaron con los testimonios del hecho. “Se trata de un accidente indudablemente”, aseguró.

“Cuando llegamos al lugar lo primero que hacemos es verificar la zona a los efectos de descartar víctimas en el interior. Nos informan que solamente hubo dos personas con conmoción y heridas leves. Posteriormente me entrevisto con la gente de seguridad”, explicó Chávez y detalló el relato de los testimonios del hecho.

“Uno de ellos me manifiesta que cuando él se disponía a realizar la recorrida se produce la explosión, que la onda expansiva lo tira hacia atrás. Él estaba saliendo de las oficinas, desde el sector de atención al público de la Municipalidad, no de Bromatología, o sea a una distancia importante. Desde esa distancia, la onda expansiva dice que lo tiró hacia atrás, que vio un humo color naranjado al momento de la explosión. Ese fue uno de los testimonios. Posteriormente dos empleados más informaron que habían sentido un fuerte olor a gas temprano, que se acercaron y observaron una fuga en el regulador”, narró.

“El regulador está inmediatamente a la conexión de la garrafa de 150 kilos de Amarilla Gas”, agregó el Jefe de Bomberos e indicó: “Lo que han hecho ellos es cerrar la válvula de la garrafa, con eso terminó la fuga de gas”.

“Ahora, el producto almacenado en este cilindro es un GLP, un gas licuado del petróleo- continuó-, cuya densidad es más pesada que el aire, por consiguiente se va a acumular a nivel del piso. No sabemos la cantidad de producto que ingresó al sector ni por dónde ingresó, no lo pudimos determinar como para decir que ocasionó, ante la presencia de una fuente de una energía calórica, esta explosión, porque también se escuchó una versión de que uno de los empleados había apagado una luz y que ese contacto con la llave provocó la explosión”.

De esta manera, señaló: “Hay varios factores a considerar, factores que en el momento de la explosión, cuando nosotros llegamos, no hemos podido confirmar ni descartar. Por ejemplo, qué productos había en el interior. Es un laboratorio y había sustancias peligrosas, pudo haber habido una reacción por incompatibilidad de los productos ahí almacenados. No lo sabemos, solamente la gente que trabaja en el laboratorio o si había algún elemento sometido a presión, tampoco lo sabemos en ese momento”.

“Lo que sí es cierto es que fue una explosión importante por cuanto ha tirado las paredes y la estructura en el sector, estructuras de hormigón armado. Las paredes, todo lo que es mampostería, están tiradas hacia afuera. Los vidrios de la ventana del Tribunal de Faltas habían estallado pero hacia afuera”, agregó Chávez en tanto remarcó: “Generalmente la ola expansiva lo que hace es tirar todo hacia adentro, entonces hay que evaluar como si hubiese sido en ese sector una implosión. Hay que ver la ola expansiva por dónde se dirigió, porque los paneles están muy atrás y por ahí las paredes hicieron que la ola expansiva se dirigiera hacia un sector y haya creado como una corriente de succión que tiró los vidrios hacia afuera”.

El jefe de Bomberos subrayó así que “hay varios factores que determinar” y destacó: “Si la gente de Bomberos de la Policía realizaron las pericias y llegaron a la conclusión de que fue producto de la fuga de gas propano, seguramente han encontrado elementos suficientes para llegar a tal determinación, pero en el momento en el que nosotros estuvimos había varios factores por considerar. Las hipótesis que nos trazamos había que fundamentarlas para poder ir descartando. Lo que sí es cierto es la parte de la garrafa, donde está almacenada la garrafa, no ha sufrido mayores daños. El ingreso del producto se hace a través de cañerías, entonces es bastante complejo poder tener la certeza de lo que ocurrió sin haber evaluado todos estos factores”.

“No fue intencional”

En relación a las declaraciones del intendente Gustavo Sáenz, quien en medios nacionales y a través de las redes sociales puso en duda los informes emitidos sobre el hecho, analizó: “Llama la atención porque para que ocurra una explosión con GLP deben reunirse tres elementos, el producto, en esta caso el gas inflamable; tiene que haber un volumen importante de ese producto en el lugar, un recinto que no tenga ventilación; y tiene que haber la suficiente energía calórica para que produzca la activación de ese material. Esos tres elementos se necesitan, el oxígeno presente en el aire, el gas inflamable y la energía calórica para activar. Si el personal de Bomberos de la Policía que realizó las pericias determinaron, seguramente han evaluado todos estos factores”.

Ante la consulta directa respecto a si la explosión podría haber sido provocada intencionalmente, respondió: “Creo que no porque tendrían que haber dejado huellas importantes. Se trata de un accidente indudablemente”, e insistió: “Creo que habría que evaluar todos estos factores y una vez que se evalúan se trazan las hipótesis y uno las va descartando o fundamentando. La inspección ocular durante el día era fundamental. La presencia de quienes trabajaban en el lugar era fundamental porque podría haber habido incompatibilidad de materiales porque estaban allí almacenados sustancias o productos peligrosos, había algunos elementos sometidos a presión y son preguntas que únicamente la gente que trabaja en el lugar podría responder”.

No obstante, mantuvo sus dudas al sostener: “La fuga de gas, al ser más pesado que el aire, tendría que haber ingresado por la parte baja si fue en el regulador. Yo no he visto lugar, desde donde está la garrafa, para que ingrese el producto hacia el interior, únicamente por cañería. Es decir que habría que mirar minuciosamente el sector y evaluar todo eso. No se puede decir que se ha originado por tal cosa sin evaluar todos esos factores”.

En cuanto a la peligrosidad de las substancias que se manipulan en el laboratorio de Bromatología de la Municipalidad, aseguró que “no se manejan en cantidades importantes”, y dijo: “Es como cualquier laboratorio, se manejan en cantidades mínimas debidamente identificadas. Lamentablemente, en nuestra ciudad y en cualquier ciudad del mundo hay un montón de productos que están clasificados como sustancias peligrosas, sin embargo no están en grandes cantidades ni representan un riesgo para la población. Un incidente siempre se puede dar, esta explosión es un incidente porque no ocasionó lesionados de gravedad, porque sino hubiéramos hablado de un accidente. Nuestra ciudad está llena de materiales peligrosos”.

Respecto a las consecuencias de la explosión en viviendas vecinas a la zona de la explosión, destacó: “Afortunadamente los vecinos que están sobre la calle Lola Mora, la parte de atrás del sector donde se produjo la explosión, están a un nivel mucho más bajo que el nivel de Bromatología, y esto hizo que la onda expansiva llegara hacia el sector pero no que las calles estuvieran expuestas como el Tribunal de Faltas o el propio departamento de Bromatología. Creo que todo el daño pasó por roturas o estallidos de vidrios, y en la parte superior, algunas casas tiene techo de chapa y han sufrido algún tipo de inestabilidad. Hay un daño en estas casas pero no es muy significativo”.

Señaló también que tales daños fueron evaluados por personal del Comité de Emergencias municipal y remarcó que el nivel de la explosión fue tal que llegó a escucharse desde el cuartel ubicado en calle Alberdi al 900.

Oliver: “No se ve ningún indicio que lleva a suponer que fue un atentado”

Así lo afirmó el ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Oliver, quien habló sobre las investigaciones que se llevan acabo en torno a la explosión en las instalaciones del Centro Cívico Municipal.

“Está actuando Bomberos de la Policía, el equipo criminalístico del CIF también está participando en la investigación. Primeramente se levantaron indicios que llevan a la presunción de lo que habría sucedido”, dijo inicialmente el Ministro y subrayó que “el fiscal pidió que cualquier consulta se canalice a través de la Fiscalía”.

Asimismo, remarcó que “surgieron varios cuestionamientos” y enfatizó: “Hay informes técnicos que determinan por qué la explosión, cómo es la explosión hacia fuera, por qué se almacenó dentro del habitáculo, cuáles son las partes blandas, por qué revientan, están todos los informes. Seguramente ya los están aportando a la fiscalía, anoche fueron también con el fiscal al lugar para hacer secuestro de algunos elementos, un libro de guardia de la gente que trabaja de seguridad ahí, una llave de lo que es la parte de gas específicamente para hacer todas las pericias que se requieren”.

“Por ahí se cuestiona por qué no salen rápido y bueno son informes técnicos que requieren la precisión, el informe, los datos que va sumando la gente de criminalística para poder aportar y que se esclarezca”, continuó en tanto descartó la participación de terceros en el hecho.

“Vamos a pasar todo a la Fiscalía, será el fiscal el que después dará los informes respectivos, que eso pidió él, ser el que va a comunicar todo. Pero en los indicios que hay no se ve ningún indicio que lleva a suponer que fue un atentado o alguna otra situación”.

Fuente: Sapo de otro pozo/ FM Noticias 88.1 Mhz. / Fm Atlántida Foto.Profesional