Estímulo agrícola: señalan a Olmedo y Banco Macro como los favorecidos del Plan Belgrano | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Estímulo agrícola: señalan a Olmedo y Banco Macro como los favorecidos del Plan Belgrano

Estímulo agrícola: señalan a Olmedo y Banco Macro como los favorecidos del Plan Belgrano

Con las firmas de Ricardo Buryaile y Alberto Abad, ministro de Agroindustria y director de la Administración Federal de Ingresos Públicos respectivamente, se dictó la resolución “Estímulo Agrícola del Plan Belgrano”, por el cual se otorgarán subsidios por $1.000 millones a productores de soja en Salta, Jujuy, Formosa, Santiago del Estero, Tucumán, Corrientes, Misiones, Catamarca, La Rioja y Chaco. Este monto representa casi el 23% del presupuesto total del citado Ministerio y, según palabras del propio Buryaile, con esta medida “se verán beneficiados 2.950 productores”.

Según el sitio Chaco Día por Día, la implementada por el gobierno nacional va en la misma línea de la distribución de la Cuota Hilton, tomada en el pasado enero, cuando el empresario amigo de Mauricio Macri, Alfredo Coto y la familia del secretario de Comercio Miguel Braun, salieron favorecidos en el reparto.

Los beneficiarios de las políticas macristas siguen siendo los sectores concentrados.

Dice el sitio, que bajo el disfraz de reparación histórica y fortalecimiento de las economías regionales, se oculta una medida pergeñada en el marco de esta auténtica revolución de los ricos; en la jurisdicción del Plan Belgrano no más de cincuenta empresas concentran el 80% de la soja que se produce, empresas que pertenecen a Alfredo Olmedo, al Banco Macro, al grupo Soros, a Cresud y a la propia familia Macri. Esta medida, además de la transferencia monetaria, es la reprimarización de la economía y la continuidad de la tendencia de seguir deforestando y sembrar más soja donde no se debería hacer.

Y agrega que en la lógica sojera del gobierno macrista, los campesinos no merecen nada. Tras la devaluación de diciembre de 2015, que disparó el precio de los insumos hasta en un 80%, la situación de los campesinos empeoró con los tarifazos, el aumento desmedido de los alquileres de la tierra y la apertura de las importaciones. Quienes producen para poner el alimento en la mesa familiar de los argentinos, quienes abastecen el mercado interno, quienes producen gran parte de las frutas, hortalizas y otros alimentos, no están en la agenda del presidente Mauricio Macri y su ministro de Agroindustria, el terrateniente Ricardo Buryaile.

Finalmente, sostienen que al contrario, son castigados, ya que con la apertura de las importaciones entran tomates de Chile y verduras de Brasil, con los que los productores locales no tienen posibilidades de competir.

Fuente: Chaco Día por Día