En Salta, las escuchas están a cargo del gobierno de turno | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

En Salta, las escuchas están a cargo del gobierno de turno

En Salta, las escuchas están a cargo del gobierno de turno

Días atrás, un escándalo que involucraba micrófonos y cámaras ocultas envolvió las oficinas del Grand Bourg y terminó con la renuncia del ahora ex jefe de Gabinete, Fernando Yarade. En este marco, el responsable de Prensa de la Ciudad Judicial, Marcelo Báez, indicó que el manejo de las escuchas en Salta está a cargo del gobierno de turno.

Inicialmente, explicó que “toda intervención, toda restricción a un derecho, debe pasar necesariamente por la orden de un juez”, y aclaró que “es distinta la situación que se plantea a nivel nacional, donde hace un año se produjo una disputa en el seno de la Corte Suprema que retiene bajo su órbita al organismo encargado de realizar las escuchas”.

“Esto no ocurre en Salta, donde si bien es un juez quien debe ordenar la escucha, corresponde a la órbita del Ministerio de Seguridad de la Provincia llevarlo a cabo”, continuó Báez aunque remarcó que “en algunos casos interviene organismos federales” y dijo: “Hay distintos tipos de posibilidades porque el juez, cuando resuelve específicamente alguna medida de este tipo, debe determinar qué organismo debe llevarla a cabo, que cuente con la tecnología suficiente para ello. Lo puede hacer el Ministerio de Seguridad pero también lo puede hacer Gendarmería”.

Dijo, además, que en Salta no existen causas que hayan tenido escuchas como pruebas determinantes aunque resaltó el caso del femicidio de Paola Álvarez, en el que se ordenaron escuchas a raíz de las dificultades iniciales para determinar la responsabilidad, que finalmente recayó sobre Santiago Zambrani condenado a prisión perpetua.

“Es un juez de Garantías el que debe dar curso al pedido de la fiscalía”, agregó el responsable del Área de Prensa en tanto indicó que “una vez ordenada la escucha e incorporada a la causa, el juez la analiza con la supervisión de las partes si es que corresponde y es útil al desarrollo de la causa, si no lo fuera se ordenará la destrucción”.

Fuente: La Cigarra