“En las votaciones de verdad nosotros quemamos los chips, es decir, les hacemos un daño lógico irreversible que hace que el chip pueda ser leído,  pero no alterado” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“En las votaciones de verdad nosotros quemamos los chips, es decir, les hacemos un daño lógico irreversible que hace que el chip pueda ser leído,  pero no alterado”

“En las votaciones de verdad nosotros quemamos los chips, es decir, les hacemos  un daño lógico irreversible que hace que el chip pueda ser leído,  pero no alterado”

Sergio Angelini, presidente de la empresa MSA, opinó sobre los planteos del técnico Javier Smaldone en torno a la posibilidad de leer y sobrescribir los datos guardados en una boleta electrónica: “Las cosas que se plantean son imposibles de realizar. Es imposible alterar el contenido de un chip que tienen las tarjetas, salvo que uno los prepare para que esto suceda. Cuando nosotros hacemos las demostraciones no hacemos ningún ejercicio de control, justamente porque es una cuestión libre para que la gente pueda ver. No tenemos ningún margen de error”.

“Los chips que tienen las boletas que utilizamos no permiten que se saquen o inscriban otros datos. Además, nunca abandonamos el voto papel, sigue habiendo una boleta donde se imprime un texto claro, lo único que tiene de particular es  que tiene un soporte electrónico para poder facilitar la lectura y hacerla más rápido”, agregó.

“El sentido del voto electrónico es que se acaba con el voto en el bolsillo propio del clientelismo político y segundo no se roban las boletas”, sentenció.

En tanto, Angelini dio por tierra la posibilidad de saber a quién vota cada elector: “El código que tienen los chips de  cada boleta está preparado para que la boleta no sea duplicada, más allá de eso, el código es 2 elevado a una potencia de 64 en cuanto a las posibilidades de números, sumado a eso, el elector no toma una boleta secuencial, es como si sacara una boleta de un mazo de boletas, es imposible saber cuál es el código que está adentro”

“Se habla de que con teléfono yo puedo leer y sacar información. Lo real es que a cualquiera que tenga un aparatito de estos le va a resultar más negocio sacarle lo que tenga de carga una tarjeta SUBE que andar mirando que es lo que tiene un voto”, agregó.

Asimismo, el Presidente de MSA indicó: “Los chips que tienen las máquinas y las boletas pueden ser leídos a una distancia proporcional al tamaño de la antena, es decir, las máquinas tienen una antena que tienen una tamaño físico de x cantidad de centímetros. Si Ud. lo quiere leer a un metro de distancia, posiblemente podría generar la energía suficiente para leerlo,  pero tendría que ir con una antena del tamaño de una antena de Direct TV”.

Por otro lado se conoció que las boletas electrónicas tienen una cubierta metálica que, una vez doblado el voto, hace imposible su lectura.

“Lo que a uno lo altera de esto es que una o dos personas, que tienen el mérito de ser grandes twitteros, manejan determinada información y mal manejada. Técnicamente nunca se presentó una denuncia sobre esto”,  sostuvo Angelini y, finalmente, precisó: “En las votaciones de verdad nosotros quemamos los chips, es decir, les hacemos un daño lógico irreversible que hace que el chip pueda ser leído,  pero no alterado”.

Fuente: Radio Mitre