El último Comunista – Patricio Echegaray | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El último Comunista – Patricio Echegaray

El último Comunista – Patricio Echegaray

“Hoy mi amor se levanta a sembrar los desiertos, porque aquí no a acabado, ni aquí comienza”

Como afirmaba la escuela historiográfica de los marxistas británicos, “la memoria es la vida, siempre reside en grupos de personas que viven, y por tanto, está en permanente evolución. Está sometida a la dialéctica del recuerdo y del olvido, ignorante de sus deformaciones sucesivas, abierta a todo tipo de uso y manipulación. A veces permanece latente durante largos periodos, para luego revivir súbitamente. La historia es la incompleta y problemática reconstrucción de lo que ya no está. La memoria pertenece siempre a nuestra época y constituye un lazo vivido con el presente eterno; la historia es una representación del pasado”.

Así inmerso en esta lucha entre el recuerdo y el olvido, turbado por el dolor de la perdida, me viene a la memoria el programa “Fuego Cruzado” de Marcelo Longobardi, el que se vendía anunciando la presencia del último comunista, a la sazón Patricio Echegaray. El derrumbe de la URSS y el campo socialista los había envalentonado; la palabra comunista volvía de nuevo de manera obsesiva y caricaturesca en la propaganda de la derecha más burda; ahí el ultimo se convirtió en primero, en el jefe que planta bandera, a no dejar que una experiencia y un patrimonio teórico que han marcado todo un siglo queden confiados a la “ critica roedora de las ratas” para utilizar una expresión de Marx, que son voraces y cuando el enemigo viene a degüello se multiplican rápidamente; invitados a abjurar de nuestra historia, Patricio se alzo gigante para sostener que nuestras convicciones fueron y son irreductibles, que a las derrotas se las enfrenta con valor, con espíritu invicto, con el convencimiento de que esa actitud serviría al porvenir.

El nos ha inculcado y así nos hemos formado desde temprana edad, que el sentido mismo de la vida consiste en participar conscientemente en el cumplimiento de la historia. El hecho de que ese activismo esté inevitablemente maculado de errores, no aminora para nada su imperativo categórico; es peor el error del individualismo, del egoísmo, según tradiciones burguesas capitalistas totalmente manchadas de inhumanidad.

Cuando se entrega uno enteramente a una causa que cree justa; puede comprobar la imposibilidad de vivir de otra forma, así lo hizo Patricio, entendiendo la política como rigor intelectual y también como pasión.

El enemigo querrá hacer de su memoria un montón de cenizas, otros querrán alterar la historia, para que le queden faltando a la política pasiones y argumentos para afrontar tantos antiguos y dramáticos problemas.

En este momento aciago y definitivo, te siento en el vinculo amoroso que has sabido construir con tus camaradas, hermanos de sangre y de luchas, lo que hace más dolorosa tu partida, te saludo con palabras de Quevedo, del clásico español, “su cuerpo dejara, no su cuidado, será cenizas, mas tendrá sentido, polvo será, mas polvo enamorado”.

¡Honor y gloria al camarada Patricio Echegaray¡
¡Patria o muerte¡ ¡Venceremos¡
Leonardo Juárez